PROYECCIÓN

Sigue el deterioro del mercado laboral y estiman que el año cierre con 70.000 empleos menos

Según los datos del INE, unas 34.000 personas perdieron su puesto de trabajo en el mes de agosto, lo que significa el 2,4% del total de personas que en julio tenían trabajo.

Mujer realizando teletrabajo. Foto: Estefanía Leal
Los analistas económicos estiman que el año 2020 cierre con una pérdida de entre 70.000 a 100.000 puestos de trabajo. Foto: Estefanía Leal

El mercado laboral volvió a mostrar signos de deterioro en agosto dado que no hubo recuperación ni en la tasa de empleo ni en la de actividad, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que además señalaron que en agosto 34.000 personas perdieron su puesto de trabajo. Los analistas económicos prevén que el año puede cerrar con una pérdida de entre 70.000 a 100.000 empleos menos que al cierre de 2019.

En agosto, la tasa de desempleo -las personas desocupadas con respecto a la Población Económicamente Activa (PEA)- fue de 10,8% para el total del país, lo que implicó un aumento de dos décimas de punto porcentual en relación al mes anterior cuando fue 10,6%. En la capital del país la tasa de desempleo se ubicó en 10% mientras que en el interior ascendió a 11,3%.

También implicó un deterioro con respecto a agosto del año pasado cuando la tasa de desempleo fue 9,1%. Según datos analizados por El País, el número de desocupados en agosto fue 187.449, lo que significa un aumento de 24.628 personas en relación al mismo mes del año pasado.

En tanto, la tasa de empleo -que mide las personas empleadas con respecto a la Población en Edad de Trabajar (PET)- tampoco registró variaciones significativas al ubicarse en 53,6% en agosto mientras que el mes pasado había sido 53,7%. En agosto del año 2019 había sido 56,6%.

En el caso de la tasa de actividad -que mide el porcentaje de la PET que trabaja o busca empleo- se ubicó en 60,1% al igual que el registro de julio pero con una variación frente a agosto de 2019 cuando fue de 62,2%. Es así que en agosto de este año hubo 1.735.640 personas activas, unas 53.600 personas menos que en el mismo mes del año pasado.

Desde el INE estiman que “del total de personas que en julio se encontraban trabajando, un 94,7% mantuvo su condición de actividad”, lo que representa a 1.340.000 personas. “Mientras que un 2,9% (41.000 personas) pasaron a ser ocupados ausentes de su trabajo y un 2,4% (34.000 personas) perdió su puesto de trabajo en agosto”, entre los cuales 16.000 pasaron a la desocupación y 18.000 a la inactividad.

Foto: El País
Foto: El País

Para la economista y socia de la consultora Exante, Florencia Carriquiry, los datos de agosto “fueron muy malos” dado que “por segundo mes consecutivo no hay recuperación alguna de la tasa de empleo ni tampoco de la tasa de actividad, lo que pauta un mercado de trabajo sigue extraordinariamente deteriorado”.

Según sus estimaciones, en agosto habían 75.000 empleos menos que un año atrás y advirtió que “si la tasa de empleo sigue sin mostrar una recuperación podríamos cerrar el año con unos 100.000 empleos menos que al cierre de 2019”.

Por su parte, Nicolás Cichevski, gerente del Área de Consultoría Económica en Grant Thornton, explicó que a su entender el balance correspondiente a las cifras de agosto es mixto.

Es que por un lado sigue a buen ritmo la caída en el número de trabajadores que se encontraban ausentes (en seguro de paro o suspensión), así como la cantidad de inactivos (aquellas personas que no buscaron trabajo por la pandemia), “en la mayoría de los casos recuperando su puesto ya que el número de desocupados solamente aumentó de forma leve, 187.000 en agosto frente a 184.000 en julio”, explicó Cichevski.

Sin embargo, lo negativo del análisis según el economista es que el número total de ocupados “se mantuvo nuevamente sin cambios significativos” frente a los meses de junio y julio, “lo cual indicaría cierta dificultad para recuperar los puestos de trabajo ya perdidos” (no registrados como ocupados ausentes).

Además, añadió que esos puestos estén “seguramente vinculados a actividades que en el corto plazo no tienen perspectivas de recuperación” como las relacionadas con la actividad turística y gastronómica.

Por su parte, el economista Aldo Lema indicó a través de su cuenta de Twitter que “lo que atenuó el efecto sobre el desempleo” fue el hecho de que si bien en agosto “cayó el número de ocupados, también salieron trabajadores de la fuerza laboral”.

En tanto, desde CPA Ferrere indicaron que los datos de agosto “confirman estancamiento observado en julio en la recuperación del mercado laboral” y señalaron que entre los inactivos disponibles para trabajar, hubo una caída en la “incidencia de la coyuntura de la pandemia como motivo de no búsqueda de empleo”, mientras que aumentan las causas tradicionales “que podrían tener fundamentos menos transitorios”.

Proyecciones.

Desde Exante, Carriquiry considera que en los últimos meses del año “habría una mejora moderada del empleo, en línea con lo que es el comportamiento estacional habitual”, pero señalaron que “en cualquier caso, cerraríamos 2020 con más de 75.000 ocupados menos que a finales del año pasado”.

Las estimaciones de Grant Thornton para fin de año señalan que “entre 10.000 y 15.000 ocupados ausentes podrían no retornar a su empleo en los siguientes cuatro meses”, aunque “sería esperable ver un incremento en el número de ocupados incluso en un escenario que considere solamente turismo interno”, dijo Cichevski.

Pese a todo, el economista estima que “el año podría cerrar con una pérdida de empleos en torno a los 70.000 frente al promedio 2019”.

Crece demanda de empleo

La demanda de empleo registró en septiembre un aumento de 18,3% en relación a agosto, según el Índice de Demanda de Empleo elaborado por Economía Equipos y Buscojobs. Los datos de septiembre señalaron una recuperación respecto a los meses previos, en los cuales “la demanda se había estancado luego de la fuerte caída que provocó la pandemia” en el país. Según el informe de la consultora Economía Equipos, en la comparación interanual, “la demanda todavía se mantiene menor que en 2019”. En concreto, en septiembre se ubicó 22,3% por debajo del registro del mismo mes de 2019. Sin embargo, “el descenso de septiembre fue el menor desde el inicio de la pandemia” y la demanda se recuperó un 60,2% en tercer trimestre frente al segundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados