DISPUTA

¿Sobrevivirá la Organización Mundial de Comercio a Trump?

Los anuncios de Estados Unidos sobre aranceles declararon la guerra al organismo, advierten expertos

Donald Trump. Foto: EFE
Donald Trump. Foto: EFE

¿La ONU, la OTAN y ahora la OMC? El anuncio a inicios de marzo de aranceles estadounidenses a las importaciones de acero y aluminio equivale a una declaración de guerra contra la Organización Mundial de Comercio (OMC), consideran muchos expertos.

La ONU y la OTAN fueron regularmente criticadas y luego elogiadas por el presidente estadounidense Donald Trump. Ahora es el turno de la OMC, con sede en Ginebra, de experimentar algo similar.

Durante su campaña, Donald Trump mostró una viva hostilidad hacia la OMC, calificándola de organización del "desastre", y sugirió que Estados Unidos podría retirarse si el gobierno estadounidense no puede negociar algunos reglamentos, especialmente en materia de tarifas aduanales.

Una vez instalado en la Casa Blanca, Donald Trump continuó sus ataques contra la OMC, que tiene 164 miembros, pese a los múltiples llamados a la calma de China y la Unión Europea.

Con elogios a los acuerdos comerciales bilaterales o amenazas con no someterse a las decisiones del Organismo de solución de diferendos de la OMC, la administración Trump siguió atacando al multilateralismo en los últimos meses, impulsando a la institución un poco más hacia el abismo.

Luego de los aranceles para el acero y el aluminio, el gobierno estadounidense amenazó el 22 de marzo con aplicar sanciones de hasta US$ 60.000 millones para algunas importaciones chinas. De forma paralela un día después de este anuncio, Estados Unidos decidió lanzar un procedimiento ante la OMC contra China, acusada de "afectar los derechos a la propiedad intelectual de sus empresas".

Estados Unidos reprocha desde hace tiempo al gobierno chino de beneficiarse del sistema coempresarial impuesto a las firmas extranjeras implantadas en China, para hacer un pillaje de las innovaciones tecnológicas estadounidenses.

"El hecho de que hayan llevado el diferendo ante la OMC significa que no se habla de Trump contra la OMC, sino de Trump utilizando la OMC", dice a la AFP Peter Ungphakorn, quien trabajó para la organización durante dos décadas.

Este ex portavoz de la OMC considera que están emergiendo las grandes líneas de la estrategia estadounidense en la OMC.

"Utilizarán cualquier arma que les facilite ganar", dijo, y precisó que Estados Unidos seguirá trabajando en el marco de un sistema cuando lo quiera, al mismo tiempo que ignora las reglas si lo considera necesario.

¿La OMC podrá sobrevivir si la primera economía mundial no acepta las reglas de juego?

"La OMC murió" 

Edward Alden, especialista de política comercial del think tank estadounidense Council on Foreign Relations, considera que el día del anuncio de los derechos aduanales estadounidenses sobre el acero y el aluminio es "el día de la muerte de la OMC".

Para este experto, la OMC no podrá sobrevivir a esto, pues se coloca por delante el asunto de la seguridad nacional.

Todavía resta que el Organismo de solución de los diferendos de la OMC, encargado del arbitraje de los conflictos comerciales, hasta ahora no ha estatuido sobre un caso que invoque la cláusula de excepción a nombre de la seguridad nacional.

Por ahora ningún país ha planteado el asunto de los derechos aduanales estadounidenses sobre el acero y el aluminio ante el Organismo de solución de diferendos de la OMC. Si una demanda es presentada por cada país y si los jueces de la OMC aceptaran el argumento estadounidense de la defensa de la seguridad nacional, todos los países podrían hacer de igual manera, dice Alden.

Según su opinión, Trump no busca verdaderamente destruir a la OMC, sino que no quiere "estar presionado por (sus) reglas".

Para los expertos, el futuro de la OMC dependerá de la acción de Donald Trump y de la reacción de los otros miembros de la organización.

China, segunda economía del mundo, se plantea ahora como gran defensora de la OMC. En los últimos días, los diplomáticos chinos en la OMC exhortaron a Washington a salvaguardar el sistema comercial multilateral.

Para Alden, los miembros de la OMC, en particular China y la Unión Europea, deberán tomar medidas concretas para responder a las frustraciones expresadas por Estados Unidos. De lo contrario, "pienso que la OMC se volverá cada vez menos pertinente", dice, pero asegura que la organización no desparecerá tan rápido.

Si el sistema de solución de diferendos se hunde, la OMC podrá continuar siendo un foro de negociación, pero de todas maneras "la situación es peligrosa", advierte Ungphakorn.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)