LA OLEAGINOSA ES CLAVE

La soja lleva a una baja en las exportaciones en abril

Mala cosecha por la sequía empezó a pegar en un motor de la economía.

Embarques: los de ganado en pie, lácteos, arroz, madera y carne bovina compensaron en parte la caída de los de soja durante abril. Foto: Gerardo Pérez
Embarques: los de ganado en pie, lácteos, arroz, madera y carne bovina compensaron en parte la caída de los de soja durante abril. Foto: Gerardo Pérez

La mala cosecha de soja producto de la sequía que afectó al país, comenzó a pegar en las exportaciones de bienes. En abril las ventas al exterior bajaron 0,2% respecto al mismo mes de 2017, incluyendo zonas francas, según datos divulgados ayer por el Instituto Uruguay XXI.

La caída no fue mayor gracias a que el año pasado la Semana de Turismo fue en abril (este año fue en marzo) y eso hace que la base de comparación sea menor. Fue la primera baja en las exportaciones en lo que va del año.

"Las solicitudes de exportación totalizaron US$ 784,8 millones en abril 2018. Pese a que las ventas de soja incidieron negativamente en las colocaciones de abril, el buen desempeño de las exportaciones de ganado en pie, lácteos, arroz, madera y carne bovina lograron compensar esta caída", indicó Uruguay XXI en su informe.

"Las exportaciones de soja totalizaron US$ 97 millones en abril, lo que representa una retracción de 57% con respecto a abril 2017", afirmó.

"La caída en el volumen exportado era esperable, dado el magro resultado del ejercicio agrícola, con rendimientos de 1,5 toneladas por hectárea, inferior a los del ejercicio anterior, que se situaron en 2,9 toneladas por hectárea. Esta baja en el rendimiento se explica por la falta de lluvias en los meses de desarrollo de la oleaginosa", agregó el reporte.

En 2017 la soja fue el tercer producto de exportación (detrás de la carne y la celulosa) siendo responsable del 13% de las ventas al exterior.

Pero sequía mediante, los granos pueden llevar a una caída de las exportaciones en el total del año.

"En nuestros pronósticos tendemos a esperar que este año bajen las exportaciones, sobre todo a nivel de granos (por malas cosechas del invierno pasado y muy fuerte caída en las cosechas de verano, sobre todo de soja) y a nivel de la carne, pues la faena de la primera parte del año pasado fue excepcionalmente alta y, aunque la sequía permitió mantener alta actividad en los primeros meses, no resulta sostenible en el resto del año (de hecho ya estamos viendo plantas paralizando actividad en estas semanas)", dijo a El País la gerente senior en el área de Asesoramiento Económico Financiero de Deloitte, Florencia Carriquiry.

"Así, aunque los precios están mejorando en varios rubros, en nuestra visión eso no alcanzaría para evitar un descenso en las ventas de bienes al exterior en el conjunto de 2018", añadió.

Período.

En el primer cuatrimestre, las exportaciones uruguayas aumentaron 12% respecto a enero-abril de 2017 y totalizaron US$ 2.929,9 millones.

"Las ventas de celulosa, madera y carne bovina son el principal impulso de las ventas externas, mientras que las exportaciones de soja son la principal incidencia a la baja en las colocaciones. Se estima que esta incidencia negativa continúe en los próximos meses, época de cosecha y principal zafra de exportación de la oleaginosa", señaló Uruguay XXI.

En el cuatrimestre, las exportaciones de carne bovina lideraron y representaron el 23,2% de las ventas totales al exterior, con un incremento de 17,2% respecto a igual período de 2017. Las siguieron madera y subproductos que representaron 16,1% del total y crecieron 28%, productos lácteos con 7,8% del total (y un aumento de 5,1% respecto a 2017), soja con 6,1% del total (y una caída de 36,6% frente a 2017), y arroz con 5,9% del total exportado (y una suba de 5,4% respecto al año pasado).

En cuanto a los destinos, China se afianza como el principal socio comercial ya que 19,5% de las exportaciones fueron allí (un crecimiento de 44,5% respecto a enero-abril de 2017). Los siguen Brasil que acaparó el 14,6% de las ventas al exterior (y una baja de 11,8% en las exportaciones al vecino respecto a 2017), Estados Unidos con 5,9% del total (2,4% más que en 2017), Argentina con 5,6% del total (9,3% más exportaciones que en el primer cuatrimestre de 2017), y Turquía con 3% del total (un destino a la que las exportaciones aumentaron 126,6%).

El motor económico.

En 2017 la economía uruguaya creció 2,7% y completó 15 años seguidos de expansión, un hecho sin precedentes.

El informe de Uruguay XXI incluyó un apartado en el que recordó que en 2017 "desde la demanda agregada, los principales motores de crecimiento de la actividad económica fueron el consumo privado, con un aumento de 4,4%, y las exportaciones de bienes y servicios con una expansión de 7,6% respecto a 2016".

"Las exportaciones de bienes y servicios han acompañado al proceso de crecimiento del Producto Interno Bruto, con una expansión promedio de 4% anual en la última década", añadió el reporte.

Explicó que el crecimiento de las exportaciones uruguayas de bienes en 2017 se dio "fundamentalmente por los volúmenes exportados de algunos productos. El índice de volumen físico de las exportaciones que elabora el Banco Central experimentó una suba interanual de 29% en el periodo de enero-octubre de 2017. Los volúmenes exportados de la soja y la madera fueron los que experimentaron un mayor crecimiento, compensando la caída de sus precios. Por su parte, la celulosa, la carne y el arroz mostraron un leve aumento tanto en precios como en cantidades. Los precios obtenidos por los lácteos permitieron revertir una importante caída en los volúmenes vendidos".

Problemas con ingreso a Brasil

Un cambio en los procesos administrativos de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) en abril generó demoras en la aprobación de licencias de importación de productos que llevan control del organismo, como ser alimentos, envases para alimentos o artículos sanitarios. "La situación causó preocupación entre los exportadores de estos productos debido al riesgo de incumplimiento en los plazos de entrega pactados con los clientes y los costos adicionales que cada día de demora genera", indicó la Unión de Exportadores (UEU). La gremial "encaminó los casos a las autoridades nacionales y brasileñas" para "lograr una pronta liberación de los camiones y encontrar mecanismos de facilitación para próximos embarques, en los que se continúa trabajando".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º