RECOMENDACIONES

¿Cuáles son las claves desde Uruguay para ingresar al mercado de China?

Zonamerica y Uruguay XXI firmaron acuerdo para potenciar el comercio.

Uruguay XXI y Zonamérica China buscan impulsar las exportaciones al gigante asiático. Foto: AFP
Uruguay XXI y Zonamérica China buscan impulsar las exportaciones al gigante asiático. Foto: AFP

La Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) organizó ayer una conferencia para explicar cuáles son los principales retos y oportunidades para los uruguayos que quieran hacer negocios con China. Fue en ese marco que se firmó un acuerdo entre el instituto de promoción de inversiones, Uruguay XXI y Zonamerica China para que más empresas nacionales accedan al mercado asiático.

El objetivo del acuerdo es impulsar el intercambio comercial para que pequeñas, medianas y grandes empresas puedan desarrollar la exportación de sus productos a China y la forma de lograrlo según Javier Bahut, gerente general de las operaciones de Zonamerica en el gigante asiático, es a través del comercio electrónico transfronterizo.

Bahut explicó que en China hubo un cambio de modelo económico dado que ya no basa su crecimiento en las importaciones y la inversión extranjera, sino que ahora hay “un impulso decidido al consumo interno”.

Si bien destacó el potencial de crecimiento que tiene por delante el gigante asiático, advirtió que ingresar a dicho mercado “no es tarea sencilla” y exhibió cuáles son las claves para concretar negocios con China.

En primer lugar, Bahut explicó que en China hay más de 100 ciudades que tienen más de tres millones de habitantes, las cuales representan un “mercado impresionante” puesto que las empresas extranjeras todavía no se han posicionado.

No obstante, dijo que se debe entender que hay “grandes diferencias” entre las regiones en cuanto a las características del mercado y los hábitos de consumo. “Tenemos que tener estrategias distintas para cada región”, señaló.

Al pensar en cómo ingresar al mercado chino, Bahut sugirió que uno de los aspectos más importantes es encontrar un socio local que conozca la forma de negociar, las características del mercado y la normativa.

“Es fundamental tener una presencia directa en el país y alguien que facilite el desarrollo del negocio”, explicó el gerente de Zonamerica China y dijo que para encontrar un socio local se puede hacer una búsqueda por internet, acudir a ferias o ir directamente a un punto de venta y ver en el etiquetado de productos quiénes son los importadores.

En segundo lugar, Bahut mencionó que “la negociación es básica porque los chinos están acostumbrados a eso y lo disfrutan” y dijo que entre las preguntas frecuentes y peticiones que se pueden recibir de empresarios asiáticos está el saber a qué otros mercados exporta una determinada empresa, el porqué el producto es popular en el país y la posibilidad de otorgar exclusividad.

“China no suele ser el primer mercado al que sale un producto dado que es lo suficientemente complejo y competitivo como para eso”, mencionó Bahut y sugirió que previo a ingresar al mercado asiático se intente exportar a otro país de la región.

En relación a los canales de venta sugeridos, desde Zonamerica China se enfatizó en la importancia del comercio electrónico de este país. Según datos exhibidos por Bahut, el gigante asiático representa más del 35% de todas las transacciones de comercio electrónico a nivel mundial y señaló que más del 23% de todas las ventas minoristas de China son efectuadas a través del comercio electrónico.

Con el fin de que empresas latinoamericanas puedan incursionar en el comercio electrónico chino, Bahut explicó que desde Zonamerica lanzaron una tienda de comercio “cross border” (transfronterizo) de la mano de la compañía JD.com, rival de la conocida Alibaba.

¿En qué consiste este tipo de comercio electrónico? En que un comprador chino (debe contar sí o sí con un documento que avale su nacionalidad) puede acceder desde su país a productos que se encuentran a la venta en otro país (en este caso Uruguay). Ese régimen regulatorio específico tiene como ventaja que simplifica los trámites administrativos y de exportación que tienen que cumplir los empresarios; además de rebajas impositivas.

Aunque, por otro lado, tiene como desventaja que el consumidor chino tiene un límite de US$ 800 por transacción y un límite anual de compras a través de este canal de US$ 3.500.

“Es una herramienta que tiene una presencia en el día a día de China muy cotidiano, y tiene un crecimiento continuo y exponencial”, dijo Bahut y mencionó que hay entre 300 y 400 millones de chinos dispuestos a comprar productos extranjeros.

“El desafío hacia adelante”

Del evento participó el director de Uruguay XXI, Antonio Carámbula; el gerente general de la CNCS, Felipe Puig; la presidenta de la Unión de Exportadores, Andrea Roth; el presidente de Zonamerica, Orlando Dovat y el presidente de la Cámara de Comercio Uruguay-China, Gabriel Rozman. Todos coincidieron en que el sector público y el privado deben impulsar el comercio y en que “el desafío hacia adelante es diversificar la oferta de productos que se exporta a China”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)