FINANZAS DE BOLSILLO

¿Cuáles son las precauciones que se deben tener antes de aceptar un empleo de verano?

Especialistas explican cómo funcionan los trabajos zafrales en temporada alta y aconsejan qué tener en cuenta a la hora de aceptar una oportunidad.

Turistas en Punta del Este. Foto: Ricardo Figueredo
En zonas turísticas como Punta del Este crecen las oportunidades laborales en verano. Foto: Ricardo Figueredo. Foto: Ricardo Figueredo

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Para algunos el verano es un momento para descansar, sin embargo, otros aprovechan la temporada para trabajar. Una oferta laboral en Punta del Este o Punta del Diablo suena más que tentadora: ocho horas de trabajo y el resto del día libre para pasear o tomar un helado con vista al atardecer. Aunque parece ideal, hay determinadas precauciones que se deben tener antes de aceptar una oportunidad.

Previo a armar las valijas para irse a un balneario a trabajar, por ejemplo, los candidatos deben evaluar los costos que incluyen mudarse de manera temporal. Lo primero a considerar, en caso de que no se tenga una vivienda propia en el lugar de destino, es si el empleador paga el hospedaje. En caso de que no, “es importante tener en cuenta el posible salario versus el costo del alojamiento”, explicó a El País Ana Inés Ruiz, directora de Entrust.

La parte legal de los trabajos zafrales

“La actividad laboral por la temporada de verano suele tener cierta informalidad”, dijo a El País Nicolás Rivadavia, abogado del departamento de derecho laboral en Hughes & Hughes. Esto se debe a que hay empresas “que se instalan por esos meses y luego desaparecen sin cumplir con sus obligaciones” con los empleados.

Por esta razón, según explicó el abogado, “el trabajador debe controlar que la compañía lo incorpore a la Planilla de Trabajo Unificada a efectos de asegurarse de quedar registrado en el sistema de seguridad social y luego verificar que se realicen los aportes a Banco de Previsión Social”. A su vez, comentó que también debe garantizarse de “que la empresa cumpla con sus obligaciones previstas en la ley y en los convenios colectivos aplicables”.

Cocina. Foto: Pixabay
En verano crece la demanda del rubro de la gastronomía en algunos puntos del país. Foto: Pixabay

Los contratos que se suelen utilizar en este tipo de empleo son a término. Se debe tener en cuenta que existen dos tipos: uno “con un plazo cierto (por ejemplo hasta una fecha determinada)” y otro “con un plazo incierto (por ejemplo hasta la finalización de una obra)”, explicó Rivadavia.

A su vez, el contrato debe explicitar cuánto tiempo dura el vínculo laboral. En caso de que no diga nada, “se considera que se trata de una relación por tiempo indeterminado”, comentó Matías Pérez del Castillo, abogado y socio del estudio Pérez del Castillo. Además, advirtió que “por eso es tan importante acordar las condiciones del contrato a término por escrito”.

La principal diferencia entre un acuerdo a término y uno indefinido es que con el primero, al momento de que se termina el plazo pactado, “el trabajador no genera derecho al cobro de la indemnización por despido”, dijo Rivadavia.

También puede suceder que un empleador rescinda el contrato antes de que termine el plazo que se pactó. En ese caso corresponde que se le paguen todos los salarios que habría recibido en el tiempo restante, comentó Pérez del Castillo.

Por lo tanto, “si alguien te contrata por 12 meses por una obra determinada y al cuarto mes te despide sin una justa causa o notoria mala conducta te tiene que pagar los meses que faltan”.

Un aspecto a considerar es que los acuerdos a término tienen periodos de prueba. Por lo tanto, si se cesa en esa etapa, no se pagan los salarios restantes, dijo Pérez del Castillo.

¿Cómo es el contrato a término?

No existe una norma expresa que regule los contratos a término. Pero, según explicó Matías Pérez del Castillo, abogado y socio del estudio Pérez del Castillo, “una sucesión ininterrumpida” de este tipo de acuerdo “se suele mirar como un contrato de duración indeterminada”.

Por lo tanto, aunque no está prohibida la renovación —es posible que esté justificado—, “puede sospecharse” que cambió el vínculo. A su vez, comentó que en los casos donde se mantiene la relación laboral luego de que finaliza el periodo, “se transforma en un contrato de duración indeterminada”.

Este cambio le brinda al trabajador, entre otras cosas, el beneficio de la indemnización por despido.

En cuanto a los derechos que se generan en los vínculos a término, son los mismos que tiene un trabajador contratado por tiempo indeterminado, explicó el abogado Gustavo Gauthier del área de asesoramiento laboral y seguridad social del estudio Brum Costa. Entre los que enumeró se encuentran salario de la categoría a la que pertenece, horas extras, licencia, aguinaldo y salario vacacional.

Conseguir trabajo en verano.

“Los trabajos de verano también se pueden buscar en el lugar donde se vive” y no solo en balnearios, dijo Ruiz. Como en el verano muchos empleados se toman licencia las empresas contratan personal temporal.

“Esta es una muy buena manera de conseguir un primer empleo y adquirir experiencia laboral. Muchas veces, la mejor manera de ingresar a una empresa es con una suplencia de verano”, agregó.

Además, Catherine Albez, gerente de People&Culture en ManpowerGroup, comentó que, además de la experiencia, se puede utilizar “para ver cómo funciona el mercado laboral” y conseguir “habilidades blandas que cada vez que son más requeridas”. Algunas de las que nombró fueron orientación al cliente, trabajar bajo presión (a veces hay mayor carga horaria) y adquisición de flexibilidad (puede involucrar horarios distintos).

El armado del curriculum vitae depende del momento laboral de la persona, explicó Albez. Por un lado, si es un primer trabajo, se debe destacar “las competencias que hacen a la postulación y que pueden ser atractivas de quien contrata”, comentó. Por otro lado, si ya se tiene experiencia, “es un buen momento para resaltarlas”.

Antes de la contratación, suele haber una instancia de entrevista al igual que con los trabajos permanentes. En esta oportunidad —como también en el curriculum vitae— se recomienda dejar en claro por qué se está dispuesto a asumir ese desafío o trabajo temporal, explicó Albez. Esto se debe a que muchas veces la oportunidad “no tiene que ver con la formación o experiencia específica” del candidato.

A su vez, remarcó que una “preocupación por parte de las empresas muchas veces es que la persona cumpla el periodo y no se baje de la propuesta antes de que finalice el tiempo”.

Otra precaución con los trabajos de verano

Los trabajos por temporada en balnearios se pueden “encontrar en portales de empleo, páginas de consultoras o en los propios lugares”, explicó Ruiz. Uno de los sitios web que se pueden consultar es www.gallito.com.uy. A su vez, “los contactos personales también son una fuente importante a la hora de conseguir un trabajo de temporada”, agregó.

Cuando se busca empleo se debe tener cuidado ya que existen estafas laborales en Internet..Aunque puede sonar incierto, existen anuncios que suelen atraer a sus víctimas con falsas promesas como desmesurados beneficios o pocos requisitos de formación. Como cualquier tipo engaño, las consecuencias pueden ser múltiples. Entre ellas se encuentran el robo de datos personales o, en casos más graves, de dinero.

Caer en cualquier fraude en Internet tiene múltiples riesgos. Hugo Köncke, gerente regional de consultoría de Security Advisor, en agosto le explicó a El País que lo más inmediato es la exposición de los datos personales a personas inescrupulosas.

“Suelen pedir el envío de imágenes, fotografías de rostro y de cuerpo entero (esto último particularmente a mujeres), las que para trabajos habituales de tipo administrativo o técnico deberían ser innecesarias”, apuntó.

¿Existe una legislación que beneficie el empleo juvenil en Uruguay?
Se dan beneficios y subsidios a empleadores que los contraten
Smart Talent Day

En Uruguay existe la ley de empleo juvenil que fue aprobada en octubre del 2018. La normativa otorga beneficios y subsidios a los empleadores y busca promover la contratación de jóvenes entre 15 y 29 años de edad. Además, prevé la compatibilidad de las tareas con el estudio.

Los que se pueden beneficiar del régimen para la primera experiencia laboral son los jóvenes entre 15 y 24 años. En el caso de los menores de 18 años deben contar con el carné de trabajo habilitante que otorga el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay. A su vez, el candidato no puede tener experiencia formal de trabajo por más de 90 días ininterrumpidos ni haberse amparado en este régimen en otra ocasión. Por último, se tiene que tener en consideración que los contratos no pueden ser inferiores a seis meses ni exceder de un año.

También existen beneficios para los que contratan a un egresado menor de 29 años con formación previa para una práctica laboral. Este primer empleo debe tener vínculo con su titulación y no puede ser menor a seis meses ni mayor a un año.

Hasta el 15 de octubre 535 empresas se ampararon bajo esta ley para la contratación de 6.625 trabajadores, según los datos divulgados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

(Fuente: Ley Nº 19.133)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)