NOTA DE LA DEUDA

S&P: la suba del déficit estuvo dentro de lo previsto

La calificadora evalúa la situación de la deuda uruguaya.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
S&P prevé que el déficit fiscal aumente en 2016. Foto: Flickr

La calificadora de riesgo Standard & Poor’s (S&P) señaló que la leve suba del déficit fiscal de Uruguay —de 3,6% del Producto Interno Bruto (PIB) a 4% entre 2015 y 2016— está "en línea con las proyecciones de nuestro escenario base" y que se centrará evaluar que la implementación del ajuste fiscal ayude en la reducción del déficit para llevarlo al objetivo de 2,5% del PIB en 2019 sin afectar el crecimiento económico.

La analista para Uruguay de S&P, Julia Smith recordó que la nota de Uruguay es BBB y tiene "perspectiva negativa", lo que indica "una posibilidad en tres" de que la calificadora baje la nota. "El BBB está dos escalones dentro del grado inversor, si incluso bajamos la nota un escalón (a BBB-, Uruguay), aún tendría el grado inversor", dijo Smith en diálogo con El País.

La agencia evalúa ahora "que el gobierno puede implementar y llevar adelante un plan fiscal para cumplir su meta del Presupuesto (de llevar el déficit al 2,5% del PIB en 2019)", indicó. Si el plan se hace "en una manera que no deteriore el crecimiento, combinado con evidencia de que la economía se fortalece gradualmente y si se establiza el crecimiento de la deuda", eso "llevará a estabilizar la nota en BBB", aseguró Smith.

La analista dijo que "en nuestro escenario base asumimos que el gobierno priorizará el gasto en inversión y lo mantendrá en un nivel que apoye el crecimiento económico. En el otro lado, tiene que mirar el gasto operativo".

La otra calificadora que tiene en perspectiva "negativa" la nota de la deuda uruguaya es Moodys (en ese caso la nota es Baa2, el equivalente a BBB en la escala de S&P).

El miércoles, el analista para Uruguay de Moodys, Jaime Reusche dijo a El País que "el deterioro fiscal que habíamos contemplado cuando se revisó la perspectiva de la calificación a negativa no se logró corregir debido a los vientos en contra por el mal momento económico y por consiguiente la calificación de Baa2 sigue bajo mucha presión".

También en el caso de Moodys, hay una posibilidad en tres de que se baje la nota de la deuda uruguaya. "Queremos evaluar cuál será la respuesta de las políticas macrofiscales ante este deterioro antes de definir cómo resolver esa perspectiva negativa", había señalado Reusche.

Por su parte, el analista de la calificadora Fitch, Todd Martínez dijo al semanario Búsqueda que hubo una "aceleración del deterioro fiscal" y que ese deterioro "restringe la calificación" en BBB- (perspectiva "estable", en ese caso).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)