INFORME 

Subió consumo de supergás en primeros seis meses de pandemia y bajó demanda de nafta

El mayor nivel de presencia de las personas en sus hogares y cambios en el comportamiento del tránsito son algunos de los factores que explican las variaciones.

Montevideo tras pedido de cuarentena voluntaria para evitar contagio de coronavirus. Foto: Francisco Flores.
Montevideo tras pedido de cuarentena voluntaria para evitar contagio de coronavirus. Foto: Francisco Flores - Archivo El País.

La pandemia cambió el modo de vida de los uruguayos. Sobre todo en los primeros meses, bajó la movilidad de vehículos, cerraron de manera temporal algunos comercios y parte de la población pasó a estar más tiempo en el hogar. Como consecuencia, hubo cambios en el consumo de energéticos

Un informe de SEG Ingeniería explica que la demanda de supergás —gas licuado de petróleo— aumentó 9% en comparación a 2019. El compuesto químico es utilizado por el 91% de los hogares para cocinar alimentos y
por el 24% para calefaccionar las viviendas, según la Encuesta Continua de Hogares 2019 del Instituto Nacional de Estadística (INE), citada por la empresa. 

El consumo no se comportó siempre igual de marzo a setiembre. En relación a 2019, hubo grandes incrementos en abril (17%), junio (30%) y setiembre (17%). En marzo y en junio el crecimiento fue de 13% y 6% respectivamente. Luego, en mayo bajó 3% y en agosto 7%.

Son varios los factores que explican el aumento. Uno es "la mayor presencia de la población en los hogares". Otro es el factor climático, "que parece explicar la variación del 30% en un junio de 2020 especialmente frío si se compara con el mismo mes de 2019. Según los registros de cinco estaciones del “Banco datos agroclimáticos” del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), la temperatura media de junio 2020 fue 2,2ºC más baja que un año atrás".

Demanda de combustibles.

Por la pandemia, la movilidad de vehículos bajó, lo que se reflejó en el consumo de nafta. Entre marzo y setiembre, la demanda fue 12% menor en comparación al mismo periodo de 2019. Por otra parte, la demanda de gasoil cayó un 6% respecto al año pasado.

En los primeros tres meses de pandemia hubo una caída profunda en relación a 2019. En marzo, la demanda de gasolinas bajó 18% y de gasoil 7%. El peor mes fue abril cuando el consumo de gasolinas disminuyó un 39% y el gasoil un 18%. Luego, en mayo, el de las gasolinas se redujo un 23% y el de gasoil un 11%. 

La energía eléctrica. 

La demanda de energía eléctrica registró una reducción del 0,8% entre marzo y setiembre respecto al año anterior. Al igual que en los casos anteriores, la variación mensual no fue igual todos los meses. El mayor crecimiento se dio en marzo (5%) y caída más profunda en agosto (-7%). 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error