MARÍTIMAS 

“Sudelmar”, un singular Barco uruguayo de los 70

De la primera guerra, estuvo hundido y fue reflotado en 1940.

Sudelmar. Foto: El País
Sudelmar. Foto: El País

Este fue el carguero uruguayo “Sudelmar” con una singular historia y en la foto lo vemos operando en puertos del litoral del río Uruguay. Perteneció a la empresa armadora uruguaya Montemar y si mal no recordamos fue el primer navío de ese empresa con el que comenzó haciendo viajes entre puertos del Litoral con los de Brasil.

Llevaba el trigo embolsado al barco y en la boca de la bodega se descosían las bolsas y se tiraba en la bodega y a vuelta de viaje se traía azúcar del Brasil. Ignoramos por qué no se cargaba directamente el trigo a granel directo a la bodega.

El “Sudelmar” había sido construido muy poco despues de la Primera Guerra Mundial pero no se terminó de construir y sin máquinas se semisumergió en las aguas del río Misisipi en una operación bien pensada y calculada para su conservación en aguas dulces y barro.

Alguien importante se dio cuenta un día de 1940 que la superestructura de ese barco que afloraba un poco por sobre la superficie era perfectamente un barco recuperable y ante la necesidad de naves en aquel momento el barco fue reflotado junto con otros.

El hecho es que estaba bien conservado, así que se le instalaron motores propulsores diesel mientras que todo el resto, movimiento de guinches, de ancla, etc quedó a vapor, para lo cual se utilizó todo el sistema que se había instalado desde su construcción. (Había sido diseñado para barco a vapor) y con esa mezcla de sistemas funcionó perfecto. Montemar lo compró a Noruega en 1955, que lo usaba entre ese país y Rusia, con el nombre de “Ledal”.

El Uruguay lo tuvo hasta 1974 en cuya fecha lo comandadaba el capitan Winston Larrosa quien lo entregó para desguace. Su primer capitán cuando ingresó a la bandera uruguaya fue Fernando Fuentes, que se recordara fue quien trajo de vuelta desde los Estados Unjidos el “Tacoma” y también en diciembre de 1939, fue comandante del crucero uruguayo “Uruguay”, que se recordará se interpuso en el Atlántico con el Graf Spee, anécdota que fue recogida por la prensa uruguaya y por voceros de la Armada.

Era un barco remachado y se dice que la proa estaba reforzada para actuar como rompehielos. En los últimos dos años, previo a su desguaze, sabemos que tenía agujeros por el fondo y el capitán Larrosa siempre nos recordaba a nuestra consulta que embarcaba en cada viaje varias bolsas de portland para obturar las entradas de agua por los agujeros. Casi simultáneamente vino el “Sudelmar II”.

Montemar fue la unica empresa armadora uruguaya que llego a tener 5 barcos portacontenedores propios y 9 alquilados y una batería de más de 30 mil contenedores.

Esto fue impresionante para los años 1980. Hubo un tiempo que los barcos usados, eran muy baratos y con un poco de recuperación y mantenimiento gente emprendedora en el mundo de los negocios los adquiría a 300 o 500 mil dolares y armaban una línea marítima con cuatro o cinco barcos diferentes. Claro, había que meterse en las Conferencias de Flete y negociar cuota, pero hombres hábiles en negocios lograban ciertos éxitos.

En el Uruguay los hubo y no pocos, algunos con uno o dos barcos y otros con tres o cuatro, Con los años vimos que se inventaron las Conferencias de Fletes, Reservas de Carga, y nada de eso sirvió para nada. Todos los armadores uruguayos se cansaron de perder, fracasaron y cerraron. También fracasaron y cerraron 200 o 300 prestigiosas empresas navieras del mundo con años de antigüedad, por ejemplo la Royal Mail Lines, Moore McCormack Lines, ELMA (argentina), Ivaran Lines. Ivaran, Delta Line, etc.

Como área de negocios por agua, solo queda para nuestros países el Transporte Fluvial. En fin, es una larga historia que la conocemos desde 1945. Hoy todos vemos en el horizonte marítimo las cuatro o cinco empresas más grandes del mundo dominando el mercado de fletes y también tienen sus problemas juntos con la marcha de la economía mundial.

Pemítasenos un simple comentario y es que Noruega compró este barco con 13 años de uso porque seguramente no lo podía comprar ni mejor ni más nuevo; a nosotros nos pasó lo mismo.

Solo que Noruega hoy es un rico país que hace inversiones en el Uruguay y en el mundo por millones de dólares, tienen industrias por el mundo, petróleo, dispone de tecnologia avanzada. Nosotros tenemos que recurrir a la inversión internacional para construir 270 kilómetros de vías férreas aunque somos el primer país latinoamericano en todo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)