FORO EMPRESARIAL

Los “talones de Aquiles” de las empresas de Argentina, Uruguay y Paraguay

En el marco del I Encuentro Iberoamericano de Convergencia Empresarial, representantes de cámaras empresariales de Argentina, Uruguay y Paraguay repasaron los problemas que enfrentan las compañías como costos, tamaño de los mercados, entre otros.

Encuentro Iberoamericano de Convergencia Empresarial. Foto: Francisco Flores
Retos. Sustentabilidad, integración regional, marco regulatorio y pérdida de competitividad rentabilidad fueron los más analizados. Foto: Francisco Flores

Un panel de especialistas en comercio y servicios disertó respecto de los principales retos que tienen las empresas en Uruguay y los países que conforman el Mercosur. Si bien enfatizaron en los distintos “talones de Aquiles” que tienen algunas empresas debido a los costos, a las nuevas exigencias laborales o al tamaño de mercado, también expusieron nuevas oportunidades de negocio en un mundo mayormente regido por las herramientas tecnológicas.

Sustentabilidad y oportunidades de negocios fue el nombre del debate que se llevó a cabo en el marco del I Encuentro Iberoamericano de Convergencia Empresarial, organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM).

El evento tuvo como conferencistas invitados a Gerardo Díaz, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME); Beltrán Macchi Salin, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Paraguay; Julio César Lestido, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Uruguay (CNCS) y Matías Ordeix, presidente de la Cámara de Comercio Paraguaya-Uruguaya.

El argentino Díaz disertó respecto de las “dificultades” a las que se enfrentan las micro, pequeñas y medianas empresas (mipyme) no solo de Argentina sino del resto de los países del Mercosur.

“Tenemos que tratar de cambiar de actitud para ir aceptando los cambios que vienen”, indicó el presidente y dijo que actualmente, el trabajo diario de un empresario en los países de la región “debería ser” intentar que cada mipyme sea competitiva y que tenga la capacidad de integrarse, primero en los países del Mercosur para luego salir a “enfrentar el mundo”.

Respecto de cómo está conformado el ecosistema empresarial argentino, Díaz manifestó que las pyme en Argentina significan el 44% del Producto Interno Bruto (PIB), pero reparó en que solo el 9% de las pymes exportan.

“Venimos de años de una Argentina absolutamente cerrada al mundo, prácticamente diría que éramos multados por haber pretendido exportar y las pyme no tienen cultura exportadora”, indicó y dijo que es uno de los grandes puntos en los que CAME tiene el foco puesto.

Según Díaz, otro de los desafío que enfrentan las pymes son los costos laborales, sobre este punto explicó que en Argentina se requiere una nueva ley de empleo que no atente contra los salarios pero que sí modifique los costos laborales que rigen al día de hoy.

Sobre la generación de empleo, el presidente de CAME exhibió datos que señalaron que el 70% del empleo formal en Argentina es generado por parte de las pymes. “Sostenemos con mucho sacrificio el empleo pero precisamos leyes que estén más aggiornadas”, puntualizó. El Mercosur fue uno de los puntos analizados por el presidente de CAME, quien evaluó la “necesidad” de que las pyme de la región trabajen en bloque para poder “conquistar nuevos mercados”.

En relación a esto, Díaz sugirió a los países que componen el bloque, incluido Argentina, que “tratemos de no hacer todos lo mismo, sino de complementarnos”, y añadió que en el caso de que Uruguay, Paraguay o Brasil tengan la misma producción que Argentina, sería “recomendable salir a mirar el mundo en conjunto”.

Por su parte, el presidente de la CNCS enumeró los desafíos de las empresas de comercio y servicios uruguayas. Entre los principales retos, o “talones de Aquiles” como decidió llamarlos, señaló el “pequeño mercado” de Uruguay dado su tamaño y dijo que esto condiciona al desarrollo de las empresas si no se ejecuta una política comercial abierta al mundo.

“Uruguay necesita abrirse al mundo y para eso hay que establecer una política de Estado que permita avanzar en acuerdos comerciales”, recomendó Lestido.

Si bien reconoció que en los últimos 15 años “el país ha crecido como nunca” dijo que “eso no quiere decir” que no se haya perdido competitividad. “Un caso curioso es que la principal oposición a la política exterior del gobierno ha venido del propio partido de gobierno”, indicó el presidente de la CNCS y enfatizó en la “dificultad” que tiene el sistema político para alcanzar acuerdos comerciales de largo plazo.

En relación a la integración regional, Lestido manifestó que “el Mercosur tiene su propia muralla china” y evaluó que “en el mundo que vivimos eso no es bueno”. No obstante, dijo que no considera que Uruguay deba salir del bloque puesto que quedaría en “peores condiciones”.

Otro de los retos del empresariado uruguayo, según Lestido, es la “fuerte reducción de la rentabilidad” dado el “relevante aumento de los costos laborales”. Sobre esto el jerarca de la CNCS dijo que se precisan medidas y políticas que apoyen a las micro, pequeñas y medianas empresas que “se están viendo nuevamente obligadas a trabajar en la informalidad”.

La automatización fue el tercer desafío nombrado por Lestido, al respecto manifestó que es “clave” la capacitación para poder adaptarse a los cambios y adquirir las nuevas competencias que requiere el mundo laboral. Asimismo, dijo que al día de hoy ya es difícil contratar personal capacitado y por eso recomendó frenar la migración de jóvenes talentos mediante la generación de empleo a nivel local.

Como cuarto desafío y al igual que el presidente de CAME, Lestido cuestionó la regulación laboral actual y dijo que se debe “dejar de mirar por la ventana los hechos de la realidad”. En esta línea, manifestó que el país tiene un reto por delante en cuanto a la actualización del marco regulatorio laboral y dijo que la realidad es “delicada y dramática para todos”. Las culpas no solo fueron para el sistema político, sino que el presidente de la CNCS invitó a que los propios empresarios se cuestionen “qué acciones nuestras nos llevaron al panorama actual”.

Por último, tanto Macchi como Ordeix enfatizaron en la importancia de la sostenibilidad empresarial.

Para el primero es “clave” que las empresas comiencen a medir cada vez más su impacto climático ya que el valor de su compañía estará influenciado por esa variable; mientras que para Ordeix es fundamental que el empresariado entienda que “es gigantesca” la oportunidad de “negocios verdes” (sostenibles).

La "nueva generación"

El presidente de la Cámara de Comercio Paraguaya-Uruguaya, Matías Ordeix, disertó respecto de la importancia de que las empresas sean sostenibles. Sobre este punto, Ordeix explicó que la sostenibilidad empresarial se explica como aquella compañía que además de crear valor económico, genera valor social y medioambiental, tanto a corto como a largo plazo. “El objetivo de la empresa es crear valor económico, el lucro, eso va a seguir siendo así”, indicó, aunque mencionó que hay otras prioridades en el mundo actual. Respecto de este punto, Ordeix mencionó que los empresarios de la “nueva generación” deberán tener valores y ética; visión del futuro; diferenciarse de la competencia; poner como prioridad a su propia gente; impulsar la sostenibilidad y tener capacidad para adaptarse de forma rápida a los cambios.

Gerardo Díaz
Presidente de CAME Argentina
Gerardo Díaz, presidente de CAME Argentina. Foto: Francisco Flores

“Hay oportunidades en el mundo”, señaló el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Según indicó el jerarca, el futuro de las pequeñas y medianas empresas está en la internacionalización. “Es parte de una responsabilidad de todos”, indicó y enfatizó en que “es importante” que la región reconozca la importancia de las pyme para poder trabajar en bloque.

Beltrán Macchi
Presidente de Cámara de Comercio paraguaya
Beltrán Macchi, presidente de la Cámara de Comercio paraguaya. Foto: Francisco Flores

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Paraguay, Beltrán Macchi, explicó que hay tres temas “fundamentales” en la agenda financiera y que serán aún más relevantes en el mediano plazo. Estos son: el cambio climático, entendido como las “finanzas sostenibles”; la equidad de género y la tecnología como una herramienta de transformación social.

Julio César Lestido
Presidente Cámara de Comercio uruguaya
Julio César Lestido, presidente de la Cámara de Comercio uruguaya. Foto: Francisco Flores

“Los gobiernos pasan pero la gente queda y hay que saber ceder”, dijo el presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), Julio César Lestido en referencia a la “importancia” del diálogo como herramienta para llegar a acuerdos entre empresarios y gobierno. Según el jerarca, “se debe dejar de lado el discurso de lucha de clases” para lograr acuerdos comerciales y mayor desarrollo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)