TALENTOS EL PAIS – PARA TAYM

Taym: desde marzo crecimos en el nivel de colaboradores y clientes

El COVID-19, que llegó al país el 13 de marzo, impulsó a Taym a desarrollar nuevos servicios y hoy son más de 1.300 personas.

Taym

Los últimos tres meses han acelerado la transformación de las organizaciones de una manera vertiginosa. El ingeniero Elbio Domínguez, gerente general de Taym, comparte los detalles de los cambios que se vivieron desde el 13 de marzo de este año, cuando llegó el COVID-19 al país, y las oportunidades de mejora que descubrieron.

“Mirando en retrospectiva, me sorprende ver todo lo que hemos podido cambiar y potenciar en 90 días, un periodo de tiempo que antes nos parecía totalmente insuficiente para intentar cualquier transformación en nuestros procesos o servicios”, comenta Domínguez.

La líder de Gestión Humana, Alma Zunino, explica los protocolos de trabajo que se desarrollaron y cuál fue su impacto. Uno de los desafíos fue la dispersión geográfica de los colaboradores, quienes en gran parte se encuentran desarrollando sus tareas en los clientes y no en las oficinas de Taym.

Taym

“Como le ocurrió a varias empresas, el primer desafío que asumimos fue modificar los protocolos internos de seguridad y salud en el trabajo”, explica Zunino.

Ambos entrevistados coincidieron en que un punto de inflexión para el desarrollo de estos protocolos fue el conocimiento cabal de los clientes y el análisis específico de los riesgos y situaciones donde los colaboradores de Taym desarrollan su actividad. “Cuando todo el equipo de trabajo opera desde la empresa, es mucho más sencillo diseñar un protocolo y asegurar el cumplimiento del mismo. No obstante, cuando los colaboradores están dispersos en las más diversas organizaciones de nuestro país, hay que pensar protocolos uno a uno, a medida de cada cliente”.

A las prácticas recomendadas por las autoridades, se agregaron algunas pautas específicas. Por ejemplo, el diseño de un proceso de desinfección diaria en las oficinas, kit de emergencia para la desinfección personal para los miembros de la organización que trabajan en clientes externos, ingresos a horarios laborales y de descansos escalonados. A su vez, se desarrolló una capacitación continua vía web a todo el staff. Ante un posible desabastecimiento de insumos médicos, decidieron comenzar la confección de tapabocas de forma interna. Por lo tanto, los colaboradores se comprometieron también con esta actividad, dotando al personal con estos elementos de protección.

Taym

Tanto el área de Recursos Humanos como los departamentos de Bienestar social, Calidad, seguridad e higiene y el servicio médico de la empresa, se encuentran permanentemente monitoreando e informando la situación, así como realizando el seguimiento de cada uno de los casos que se presentan sospechosos de COVID-19. Por el momento no han tenido casos positivos, pero siempre están alerta ante la posible aparición de los mismos.

“Durante marzo todo fue un poco difícil. Nuestra empresa se ocupa de limpieza y desinfección en varios organismos públicos y, cuando estos cerraron, nos vimos impactados por una reducción en la facturación, lo cual fue un golpe duro por algunas semanas. De todas maneras, ante una situación sanitaria compleja, vimos la oportunidad de reconvertir algunas áreas del negocio y lanzamos un servicio de desinfección, con el cual comenzamos a conquistar mercado rápidamente. En ese escenario terminamos incrementando la plantilla de colaboradores y contratando más personal, por lo cual ciertamente esta crisis se transformó en una oportunidad”, detalla Domínguez.

Sobre las políticas de Gestión Humana en Taym, Zunino comenta que desde la creación de la empresa se consideró con particular atención el desarrollo de los colaboradores. "Buscamos que nuestro equipo se capacite de forma continua porque ello les permitirá un desarrollo laboral pero, además, también un crecimiento personal”.

Taym

En el año 2017 Taym formalizó un convenio con la Administración Nacional de Educación Pública, el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional, y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en el marco del programa “Cultura para el trabajo”. Así nació “La escuelita”, un centro de formación donde tanto colaboradores como vecinos de la zona pueden acreditar su formación a nivel de Primaria. “Partimos desde la alfabetización y alcanzamos niveles de formación integral realmente elevados”, dice Domínguez.

Zunino, quien acompañó de cerca este proceso, destaca la importancia de esta capacitación. “Para un adulto es muy difícil confesar que se tienen estas falencias (leer, escribir). Es vergonzante y los limita emocional y psicológicamente. El primer objetivo es revalorizarlos como personas, que sientan que pueden superar esta barrera de la alfabetización. Con el objetivo de motivarlos y que no abandonen el proceso, les facilitamos el traslado hacia el centro de formación ubicado en el predio de Taym, les brindamos el almuerzo. Como reconocimiento a su dedicación y esfuerzo organizamos anualmente una ceremonia de graduación donde además de recibir el diploma de la ANEP les obsequiamos un televisor de 32” a cada uno. Se trata de una instancia donde participan los compañeros y los familiares, haciendo así un público reconocimiento al esfuerzo y al logro obtenido”.

Taym

Con el objetivo de avanzar en la currícula, se diseñó un programa de formación con el apoyo de INEFOP para desarrollar Ciclo Básico. En tal sentido, la empresa construyó tres salones, los cuales fueron equipados con tecnología de vanguardia, ofreciendo así a quienes habían realizado la formación de primaria, poder continuar con el ciclo educativo.

“Apostar a la capacitación permanente y al desarrollo de las personas nos ha permitido fortalecer la confianza entre los equipos de trabajo, mejorar el engagement y disminuir la rotación y el ausentismo. Sin duda esto redunda en una alta satisfacción del cliente y una mejora del clima laboral”, concluye Domínguez.

Servicios presenciales

Desde que llegó el COVID-19 a nuestro país las organizaciones han enfrentado grandes desafíos a todo nivel. Algunos cerraron sus puertas, al menos por algunos días o semanas, pero otros optaron por el teletrabajo y la promoción del home office como una alternativa para continuar desarrollando sus operaciones. En el caso de Taym, empresa que se dedica a soluciones ambientales, operar de forma remota no era una opción posible debido a que brinda servicios esenciales.

Clave: formación continua

A nivel de formación profesional, Taym ha impulsado la profesionalización del sector, capacitando a más de 800 colaboradores como auxiliares de limpieza institucional, de jardinería, podas en altura y habilidades transversales (liderazgo, gestión de equipos, entre otros). La certificación en normas ISO 45.001 y 14.001 contribuyó con el diseño de procesos de trabajo y de capacitación mucho más ordenados, además de consolidar la formación continua.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados