EFECTOS DEL CORONAVIRUS

La temporada turística “está perdida” según los operadores

Las últimas medidas adoptadas por el gobierno el 16 de diciembre dejaron expectante al turismo que aún no “vislumbra” su vuelta a la actividad.

Punta del Este vacía, una escena atípica para esta época del año. Foto: Ricardo Figueredo
Punta del Este vacía, una escena atípica para esta época del año. Foto: Ricardo Figueredo

“Nos puede salvar, entre comillas, si abren las fronteras para que entre gente y que, con la vacuna, puedan venir inversores a mover todo el mercado”, expresó a El País Javier Sena, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este-Maldonado (Cipem).

En las últimas medidas adoptadas por el gobierno el 16 de diciembre, tanto el cierre de fronteras y la suspensión de espectáculos públicos, dejaron expectante al turismo que aún no “vislumbra” su vuelta a la actividad regular en los próximos meses. El turismo interno no compensará los grados de ocupación de años anteriores, en la primera quincena de enero.

Según dijo a El País el vicepresidente de la Cámara de Turismo (Camtur), Carlos Pera, todos dentro del sector están a la espera de las medidas que se tomarán luego del 10 de enero, ya que no se sabe si se extenderán o se modificarán.

Conforme a los números recogidos por la Camtur, la ocupación edilicia de Punta del Este no alcanza el 30% y en hotelería no llega al 40%. A su vez, en Piriápolis las reservas edilicias se estiman en un 27% de su totalidad.

A su vez, el presidente de la Cipem afirmó que los precios de los alquileres de apartamentos han bajado un 20% en relación con el año pasado. En cambio, las casas con piscina han sido altamente solicitadas dado que le permite a las personas un mayor aislamiento en comparación con la playa.

Por otra parte, Colonia alcanza entre un 15% y un 20% de ocupación, Punta del Diablo y La Paloma un 40% y el resto de los destinos en Rocha, tienen reservas entre un 10% y 20% de su totalidad.

Según Pera, las Termas del Daymán se destacan en cuanto a su ocupación, donde el 65% de casas en alquiler mantienen reservas, pero estas corresponden, en su mayoría, a alquileres informales, teniendo precios más bajos. En cuanto a la hotelería, alcanzan un 30% de ocupación.

“Esta temporada se toma como perdida. Estamos sin turistas, sin público corporativo, sin público de eventos, sin público de congresos. Los uruguayos tienen limitados sus gastos porque todo el mundo tiene su preocupación, si están bien hoy, no saben si van a estar bien en 2 meses”, sostuvo Alberto Latarowski, directivo de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay (AHRU).

También, Latarowski afirmó que el sector gastronómico está facturando un 35% por debajo del año pasado, por lo que teme que queden “muchas personas por el camino”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados