OPERACIÓN “REESTRUCTURA”

Tienda Inglesa busca ser "sostenible" tras "desorden"

El que encontraron los nuevos dueños fue “más profundo” de lo evaluado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La cadena cuenta con 10 sucursales, tres de ellas ubicadas en el interior. Foto: F. Ponzetto

Cuando en octubre del año pasado el grupo que compró Tienda Inglesa —liderado por el banco estadounidense Goldman Sachs— to-mó las riendas de la histórica cadena de supermercados se encontró con una situación más complicada de lo esperado. "El desorden era mucho más profundo que lo que habíamos visto inicialmente", indicaron fuentes vinculadas a la compañía.

No era una novedad que las cosas no marchaban sobre ruedas en la empresa —el rojo domina sus resultados financieros desde 2012— pero la profundidad de las dificultades sí sorprendió a los recién llegados.

Hasta su venta —se maneja que la operación rondó los US$ 120 millones— la compañía era dirigida por Robin Henderson, miembro de la familia que la fundó en el siglo XIX.

Para poner la casa en orden y transformar a Tienda Inglesa en un negocio "sostenible", los nuevos responsables pusieron en marcha una "reestructura general de la empresa". Una parte de este proceso pasa por revisar algunos puntos de un paquete de beneficios del que gozan los trabajadores de la firma. De hecho, ayer el sindicato, la empresa y el Ministerio de Trabajo se encontraron en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) y llegaron a un preacuerdo sobre este punto.

Las fuentes apuntaron que tanto el tamaño del personal como la remuneración que recibe superan con creces a los otros supermercados de plaza.

La cantidad de empleados cada 1.000 metros cuadrados de sucursal que hoy tiene Tienda Inglesa más que duplica a la de sus competidores, según información que maneja la compañía. Mientras que en la primera hay 187 empleados en esa superficie, el promedio del resto del mercado es de 83, una diferencia de 125%.

Esta distancia también se observa en las remuneraciones —siempre de acuerdo a información de la empresa—, que en Tienda Inglesa son, tradicionalmente, muy superiores a lo que paga el sector. En función de qué cargo se trate, la diferencia entre los salarios y beneficios de Tienda Inglesa y el promedio de los otros jugadores de la industria oscila entre 60% (para los auxiliares de servicio) y 355% (en el caso de los administrativos especializados).

Cuántos empleados hay por metro cuadrado más los suel-dos que cobran provoca que el costo salarial de Tienda Inglesa por metro cuadrado más que cuadriplique el de sus competidores.

Beneficios.

Para dar vuelta la pisada, la nueva dirección de la cadena planteó la supresión del reintegro total del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), un beneficio que se remonta a 2007, cuando se creó bajo el paraguas de la reforma tributaria que empezó a regir ese año.

Hay otro grupo de beneficios que no se quitarán pero sí pasarán a cobrarse como se hacía hasta 2015 (fecha en la que se comenzaron a pagar en efectivo). Son tres que, de acuerdo a la empresa, "históricamente" se brindaron a través de la compra de productos en los locales de la cadena: la llamada "tarjeta amarilla" (una partida para adquirir mercadería); un medio aguinaldo extra abonado en diciembre; y un bono equivalente al 20% de los ingresos de octubre, que los empleados reciben ese mes.

Por último, hoy un grupo de trabajadores —los jornaleros— hace 44 horas por semana y cobra 48. A esto se suma que si se superan las 44 horas semanales, cada hora adicional se cobra como extra. El resto de los empleados no tiene este régimen, y ahora se busca que todos cobren la cantidad de horas efectivamente trabajadas. Hoy Tienda Inglesa emplea a 3.800 personas y los informantes aseguraron que la firma no tiene la "intención en ningún momento" de recortar la cantidad de puestos.

De hecho, la empresa entiende que uno de sus diferenciales es la "calidad", tanto a nivel de sus productos como de la atención del personal. "Lo vemos como un pilar fundamental de Tienda Inglesa", dijeron las fuentes. Por este motivo, añadieron, la decisión es mantener los 3.800 trabajadores que hoy tiene la empresa, y no reducir esa cifra a la mitad, como operan los otros supermercados de plaza y del mundo, dijeron.

La mejor.

De la mano de la reestructura impulsada —que, además de los aspectos vinculados a los beneficios de los empleados abarca desde mejoras en la logística hasta cambios en el relacionamiento con los proveedores— el objetivo es transformar a la empresa en "la mejor Tienda Inglesa posible en el largo plazo", dijeron las fuentes.

"Queremos más servicio, más calidad, hacer las cosas realmente bien. Hoy así no es sostenible", añadieron.

Preacuerdo por beneficios en MTSS.

Ayer de noche el sindicato y el supermercado firmaron en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) del Ministerio de Trabajo (MTSS) un pre-acuerdo que ahora se discutirá en una próxima asamblea de trabajadores a realizarse el lunes.

El texto incluye la eliminación de la devolución del IRPF de la que gozan los empleados de Tienda Inglesa hasta hoy, indicó a El País el presidente de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys), Favio Riverón.

A su vez, este preacuerdo también estipula el cambio en la modalidad de cobro de otros beneficios —como el medio aguinaldo extra de diciembre y el bono de octubre—, que ahora pasarían a abonarse a través de la llamada "tarjeta amarilla", que permite la compra de productos en los locales de la cadena de supermercados. Desde 2015 esto se percibía en efectivo.

"Son los únicos beneficios que se recortan", resaltó Riverón, quien agregó que los negociadores de la empresa garantizaron que el resto de los beneficios no sufriría ningún tipo de modificación.

"Es un muy buen convenio, no perdemos ni un puesto de trabajo", agregó.

Por otro lado, las partes se comprometieron a redactar un documento en un plazo de no más de 30 días que detalle cuál es el paquete de beneficios que poseen los empleados de Tienda Inglesa, dado que hasta el momento no está estipulado en ninguna parte.

El lunes en la asamblea los trabajadores de la cadena de supermercados darán su parecer sobre este preacuerdo. Había alrededor de 1.500 personas afiliadas al sindicato —de las 3.800 que trabajan en la empresa—, pero Riverón dijo que ese número puede ser mayor porque en las "últimas 48 o 72 horas" las afiliaciones "llovieron". Para dimensionar este fenómeno, el dirigente dijo que solo en las últimas horas se registraron 140 nuevos ingresos al sindicato de la sucursal de Punta del Este.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)