BROU concede préstamos pignoraticios y lo toma como “función social”

Todavía hay uruguayos que empeñan las joyas de la abuela

Empeñar o vender "las joyas de la abuela" para salir de un apuro económico ya no es algo tan habitual como a comienzos del siglo XX, pero aún hay uruguayos que recurren al mecanismo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tanto el BROU como empresas privadas se dedican al negocio del empeño. Foto: Darwin Borrelli

La práctica ya no es tan habitual, pero igualmente décadas atrás, cuando los números familiares no daban por alguna cuenta imprevista o la pérdida temporal de algún ingreso, hombres o mujeres al frente del hogar marchaban hasta la casa de empeño a dejar alguna joya o reloj a cambio de un poco de efectivo.

Actualmente, las opciones son el Banco República (único habilitado a tales efectos) o las casas de compra y venta de oro sobre la avenida Uruguay. Pero también hay otro mercado, a través de Internet, donde compradores de oro o alhajas prometen "seriedad" a la hora de adquirir las joyas de quienes necesitan dinero.

De 1899 son las primeras operaciones del Monte de Piedad Nacional que derivó en el Departamento de Préstamos Pignoraticios del Banco República (BROU) con su sucursal ubicada en la Avenida Uruguay esquina Julio Herrera y Obes.

Entre las principales funciones de este departamento está la compra de oro, otorgar préstamos que tienen como garantía objetos de oro, alhajas, relojes de valor, platería criolla y brindar servicios de tasación a particulares.

Según datos del BROU al cierre de junio, el saldo de la cartera de préstamos pignoraticios (que tienen oro o joyas de valor como garantía) era de 1.993 créditos por un monto de $ 14.481.400.

"Es una línea de crédito que se otorga a personas que tengan valores que contengan oro. Vienen al banco, se les hace una tasación del contenido en oro que contienen las alhajas y le prestan cantidades un poquito por debajo de la garantía a 15 meses de plazo", dijo a El País el presidente del BROU, Julio César Porteiro.

Según una nota publicada en 2004 por El País, "hasta 1996 aceptaban prendas de vestir —muchos abrigos de piel—, armas y electrodomésticos. Desde entonces sólo admiten alhajas de oro".

El préstamo máximo que otorga el banco asciende a 50.000 Unidades Indexadas (UI) -$ 155.285- y el mínimo es de $ 1.000, aunque el promedio por operación es de $ 7.266. La cantidad de clientes con créditos son 1.414.

Esto es porque hay clientes con más de un préstamo. Cada garantía está vinculada a solo un préstamo, si bien la garantía puede tener uno o más objetos

"Cada tres meses pagan el interés y cuando llega el mes 15 se le pregunta si quiere cancelar o renovar. Ahí se revisa que el oro no haya perdido demasiado valor, que siga cubriendo y se le renueva. Es cancelable cuando quiera el deudor. Esto fue pensado para evitar algunas tasas (de interés) de degüello que se cobran en plaza", explicó Porteiro.

La tasa de interés que cobra el BROU por el crédito es de 29% anual. En algunas financieras de plaza el interés puede alcanzar a 70% y más.

La morosidad del producto es baja, de 3,52%. "De repente en la página web del banco ves que se anuncia el remate de joyas de gente que ya no es ubicable o que ha fallecido o que no le conviene recuperar la joya porque puede valer menos que la plata más los intereses acumulados y hay lotes que salen a remate", indicó Porteiro.

Para el banco, esta operativa no le deja rentabilidad. "Esto sí que es función social", apuntó el presidente de la institución. "Si le empezás a agregar lo que requiere de funcionarios, custodias y cofres de seguridad, es un costo (el préstamo pignoraticio). Es como para darles una última defensa a gente que está en situación difícil, no tiene garantías y le queda eso", añadió Porteiro.

Para el banco es cada vez más complicado mantener la operativa. "El volumen (operado) es poco, los funcionarios que saben tasar las joyas son cada vez menos. Va a llegar un momento que tendremos que ver si esa función (de tasar) la podemos tercerizar", apuntó Porteiro.

En 2014 el banco otorgó 2.554 préstamos pignoraticios por un monto de $ 17.370.400 (US$ 713.861). Para tener una idea, el monto total de créditos concedidos (a personas y empresas) por el República el año pasado ascendió a US$ 4.617 millones.

En todo el año pasado, el BROU efectuó 1.758 compras de oro: fueron 937 onzas por un total de US$ 989.939.

Valores.

El precio del oro se calcula en onzas. El valor actual de la Onza Troy es de US$ 1.133. Una onza equivale a 31,1 gramos. Por tanto, un gramo de oro tendría un valor de mercado de US$ 36,43.

En avisos que pueden verse en Internet, interesados ofrecen comprar oro, pero no utilizando como medida la onza, sino ya a un valor por gramo.

Esos avisos colocan un precio base de 15 euros por gramo, aunque pueden abonarlo, si el cliente quiere, en otra moneda. Aseguran pago contado, seriedad y reserva absoluta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)