SISTEMA DE PAGOS ELECTRÓNICOS

Las transferencias de dinero instantáneas entre cuentas de bancos distintos, ¿cómo funcionarán?

Uno de los primeros cambios en ese sistema, es la posibilidad de hacer transferencias de una cuenta de un banco a otra de otro banco y que la misma se acredite en segundos.

La transferencia interbancaria inmediata viene a incorporarse a otras formas de pago como el cheque y la tarjeta. Foto: Shutterstock
La transferencia interbancaria inmediata viene a incorporarse a otras formas de pago como el cheque y la tarjeta. Foto: Shutterstock

El Banco Central (BCU) tiene su “hoja de ruta” para el sistema de pagos en Uruguay (titulada “Sólido, innovador y accesible”) que divulgó días atrás. Uno de los primeros cambios en ese sistema, es la posibilidad de hacer transferencias de una cuenta de un banco a otra de otro banco y que la misma se acredite en segundos, a diferencia de la actualidad que puede demorar horas y hasta días si se realiza el fin de semana.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El BCU se propone “avanzar hacia sistemas integrales de compensación con acceso a toda la industria regulada, con funcionamiento las 24 horas los 365 días del año, y con altos estándares de seguridad que constituyan la base para el desarrollo de nuevos productos”. El país tiene “algunas cámaras compensadoras, pero tienen mucho para mejorar”, dijo el presidente del Central, Diego Labat.

Una de ellas es Urutec, empresa propiedad de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) dedicada a la prestación de servicios tecnológicos. En particular, se especializa en la generación de plataformas de pagos electrónicos.

En los primeros de 2021 se va a “completar la implementación de las instrucciones automáticas de débito y crédito (transferencias instantáneas)”, para que “dos o tres segundos después un usuario la reciba en su cuenta”, explicó Labat en esa oportunidad.

Actualmente, las transferencias entre cuentas de distintos bancos pasan por una cámara compensadora que funciona de lunes a viernes entre las 10 y las 17 horas, se les denomina transferencia compensada. El tiempo promedio para acreditar una transferencia, “se bajó a la mitad, es de 80 minutos” dijo en diálogo con El País el Eduardo Barbieri, representante del directorio de Urutec. Pero, la transferencia instantánea es otra cosa. Urutec tenía prácticamente todo listo a fines de 2017 para lanzarla, pero el proyecto se demoró. “Es verdad que pasó un tiempo desde que nos propusimos tenerlo hasta ahora. Pero también es verdad que en el camino hubieron algunas dificultades en materia de seguridad, con un par de situaciones en países de la región que hicieron que nos replanteemos el tema”, explicó en diálogo con El País el presidente de Urutec, Franco Cinquegrana.

Barbieri señaló que “el fraude en la economía digital se ha multiplicado” por lo que “hemos contratado un proveedor de una solución antifraude para que una transferencia pueda salir en 10 segundos y se realicen todos los procedimientos”.

Franco Cinquegrana. Foto: BBVA
Franco Cinquegrana. Foto: BBVA

Ese es el tiempo que tendrá la transferencia instantánea en Uruguay: 10 segundos entre que uno la completa y el destinatario la recibe. En un esquema que va a funcionar las 24 horas, los 365 días del año.

La transferencia instantánea, ¿entra dentro de los ocho transferencias gratuitas al mes que tienen las cuentas de cobro de salario? Tanto Cinquegrana como Barbieri indicaron que es un tema que escapa a Urutec, que funciona como una “autopista” para los bancos. Habrá que ver la interpretación legal.

¿Qué costo tendrá en caso que supere esas ocho transferencias gratuitas? “Es una definición comercial que la va a tomar cada actor”, dijo Cinquegrana. La experiencia en otros países es que la transferencia instantánea tiene un costo superior a la transferencia compensada.

“En la región la transferencia inmediata produjo un pico importante. Pero no sustituye la transferencia compensada del todo”, explicó Barbieri.

Además de la inmediatez, la otra gran diferencia entre la transferencia instantánea y la compensada es que una funciona en un esquema 24 por 7 (24 horas, los siete días de la semana) y la otra no.

El objetivo de Urutec es que la transferencia compensada también pueda tener un esquema 24 por 7. “Está basado en un sistema de garantías que todos los agentes puedan tener y en vez de haber una compensación, (cada banco) opera hasta su garantía y hasta la próxima compensación. Hoy, entre el viernes a las 5 de la tarde y el lunes a las 10 de la mañana, no hay compensación, entonces la transferencia compensada sabés que te entra recién ahí (el lunes). El 24 por 7 genera que fuera de esos horarios, pudiera tener acreditados los fondos, sin que sea inmediato”, explicó Barbieri.

Eduardo Barbieri. Foto: Bevsa
Eduardo Barbieri. Foto: Bevsa

“Con el sistema de garantías, esto de alguna manera, podría generar transferencias comunes, aun el fin de semana. Está en la hoja de ruta del Central. Desde el punto de vista tecnológico está pronto, hay que ver desde el punto de vista de los agentes como lo incorporan”, agregó.

"Bajar la cantidad de rechazos".

Un aspecto que cambia con la transferencia instantánea es la verificación. “Cuando mandás una transferencia a alguien de tu mismo banco, te muestra a quién le estás mandando. Vos sabés a quién le estás mandando. Eso cuando es interbanco (en la transferencia compensada) no se ve”, solamente está el número de cuenta, indicó Cinquegrana. Lo que sucede, es que al equivocarse en un número, se generan rechazos de transferencias, que actualmente están en el 2% del total y “queremos bajarlo”, dijo Barbieri.

La transferencia interbancaria instantánea tendrá un sistema de verificación con el “nombre (de la persona a la que pertenece el número de cuenta) enmascarado” para “bajar la cantidad de rechazos”, señaló Cinquegrana.

“Bajarlos implica menores costos. La validación, frente a un número de cuenta que querés transferirle a Franco Cinquegrana, no estará el nombre completo, pero te saldrá “Fra” “Ana”, por decir algo. Algunas letras que te permiten verificar que sea la correcta. Ahora, si te sale “Edu” “Bar”, hay que revisar algo”, ejemplificó Barbieri.

¿Adiós al cheque?
Persona firmando un cheque. Foto: Shutterstock

La transferencia interbancaria, ¿reemplazará al cheque? “Hace un par de años estábamos en una relación de una transferencia por cheque emitido, hoy estamos en cuatro transferencias por cheque. La transferencia ha crecido y el cheque ha bajado”, señaló Barbieri. Cinquegrana recordó que en Uruguay el cheque es utilizado como mecanismo de financiamiento muchas veces, al diferirse su pago. Así que podrá aparecer el “cheque digital (un proyecto del Banco Central) o transferencia diferida”, apuntó. “Claramente, para todas estas cosas podemos buscar la versión digital que va a implicar ahorro de costos, mayor eficiencia, mayor control”, afirmó Barbieri. “En Argentina conviven el cheque físico con el digital. Se tienen que dar los incentivos en base a precio, calidad de servicio. A largo plazo, tendría que ir desplazando lo digital a lo físico”, agregó Cinquegrana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados