GRADO INVERSOR

En "transición" entre dos con "emergencia fiscal"

Así ve a Uruguay el principal economista del Scotiabank.

El jefe de economía internacional del Scotiabank en Canadá, el argentino Paul Bréard dijo que 2017 será "un año de transición hacia un ritmo de crecimiento más elevado para Uruguay".

En rueda de prensa, al visitar el país, Bréard se refirió a la región y señaló que Brasil está "en emergencia fiscal" en medio de un "cambio de régimen" donde el actual gobierno de Michel Temer —a quien definió "como un Berlusconi un poquito mejor"— es de "transición". Pero, tiene a favor que "los mercados le dieron luz verde" a ese cambio siendo en divisas, deuda y acciones el "que más retorno mundial dio en el último año".

Mientras, Argentina "está en una situación peor que Brasil" porque el cambio político "no fue endógeno" como en el país vecino y "el argentino no es tan pacífico como el brasileño para aceptar el cambio de rumbo". También tiene "emergencia fiscal" y un "poder económico-sindical" con el que hay que lidiar.

Para Brasil "viene una buena década empezando en 2019, pero entre 2017 y 2019 tiene que poner la casa en orden", estimó. En cambio, el "ajuste" de Argentina va a ser "más prolongado" que Brasil y auguró una "mayor devaluación" del peso frente al dólar para el año próximo.

Con ese panorama, Uruguay "hizo un trabajo excelente en la última década en el manejo de pasivos y activos", pero con un "endeudamiento que sube y un crecimiento (de la economía) por debajo del potencial" llevarán a un "deterioro" de la calificación, si bien "no perderá el grado inversor", afirmó.

Con un déficit fiscal de 3,3% del Producto Interno Bruto el país necesita "crecer, una devaluación o una reducción de la deuda", añadió.

Pese a eso, Bréard proyecta que "2017 será de transición", con un costo de financiamiento que se encarecerá, un petróleo al alza lo que conforma un "coctel complicado para la actividad económica". Luego, el país podrá retomar niveles de crecimiento. En ese sentido, sugirió "no echar culpas" por ejemplo a "los sindicatos" que "están aquí y tenemos que lidiar" con ellos. Aconsejó seguir las "mejores prácticas" y dijo que en vez de negociar acuerdos de libre comercio totales, se negocie por sectores. "China hizo un acuerdo sectorial con Australia" por alimentos, y "ahí están al mismo nivel" porque uno demanda y el otro produce.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)