Reunión en Salto

Transportistas de carga no quieren “fundirse” y fijan precios mínimos

Para la zafra de granos no hubo respuesta de los productores a las gremiales de transporte de carga y estos decidieron fijar un precio mínimo a cobrar a partir de noviembre.

La Unión de Exportadores busca acercar las partes; UPM no recibió madera. Foto: M. Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

A pocos días del inicio de la zafra de granos —y al no existir respuesta por parte de los productores de los diversos rubros respecto a la propuesta de precios para el traslado de las cosechas—, integrantes de la Unión de Fleteros de Salto y de la Intergremial de Transporte Profesional de Carga (ITPC), anunciaron los precios mínimos establecidos a aplicar a partir de noviembre.

El vocero de la gremial, Julio Zednicek, dijo en la reunión mantenida en el Centro Comercial e Industrial que las tarifas modificadas son las mínimas que podían hacer los propietarios de camiones y asimismo se encuentran por debajo del 8,3% de inflación acumulada en 12 meses a agosto.

Los empresarios fueron enfáticos en transmitir, tanto al sector productivo como a los asociaciones que los nuclean, que no están dispuestos a comenzar a trabajar sin precios establecidos de antemano y siguen aguardando por una respuesta.

"A nivel de la comisión de granos nos hemos reunido hace dos meses aproximadamente en Montevideo y se les presentó las tarifas, la miraron, vieron que están por debajo de algunas tarifas que se han presentado y esperamos por una respuesta por si había que corregir algo", indicó Zednicek.

Pero, "hasta el momento no tuvimos ninguna respuesta, por eso salimos a la prensa a decir, esta es la referencia de costo que tenemos, menos de eso no se puede cobrar y quien cobre menos de eso entendemos que a la larga se va a terminar fundiendo", acotó el empresario del rubro del transporte.

Zednicek afirmó que existen grandes empresas productoras que saben que la oferta de transportes es mayor a la demanda, "entonces nos imponen un precio y es lo que nosotros no queremos. Los costos de nuestro trabajo lo sabemos nosotros, no vamos a preguntarle a ningún productor cuánto le cuesta producir y fijamos un precio que entendimos debemos cobrar porque si no a la larga terminamos todos fundidos", reiteró el transportista.

Asimismo insistió en que hay transportistas que aceptan que "lamentablemente" tienen que cargar porque los obliga la necesidad o porque tienen una cuota en el banco o peor, "no tienen para comer y tienen que mantener una familia", afirmó.

El también directivo Martín Lemos, precisó que en estos días comenzarán a reunirse a lo largo de todo el país con integrantes de las diversas gremiales de transportistas para adoptar posturas si no existe un acuerdo en el precio de cargas en esta zafra de invierno.

Lemos fue enfático en cuanto a que no se aceptará ir a trabajar sin precios acordados como hasta ahora se ha venido haciendo.

"No podemos trabajar en el aire, por lo menos con un precio de referencia y eso quedará a criterio de cada uno", acotó.

Para los primeros 30 kilómetros, los transportistas establecieron un mínimo de US$ 10,44 por tonelada. La tarifa ajusta casi US$ 1 por cada 10 kilómetros adicionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)