Los retos

¿Cuál fue el “tren” que dejó pasar Uruguay en la economía?

Economistas debatieron ayer sobre las perspectivas y los desafíos económicos del país y la región en un desayuno para clientes de la consultora CPA Ferrere.

Alfonso Capurro: economista de CPA Ferrere presento realidad económica de Uruguay y la región. Foto: CPA
Alfonso Capurro: economista de CPA Ferrere presento realidad económica de Uruguay y la región. Foto: CPA

Ayer se realizó una conferencia sobre coyuntura económica de Uruguay y la región en la que el gerente senior del Departamento de Economía de CPA Ferrere, Alfonso Capurro, presentó el panorama económico actual y los desafíos a enfrentar en los próximos meses. Desde Argentina participó también el economista y fundador de la consultora Elypsis, Eduardo Levy Yeyati, quien disertó sobre la situación actual, los factores que desembocaron en la crisis y las perspectivas económicas de su país.

Sobre la realidad uruguaya, Capurro señaló como principales desafíos la sostenibilidad fiscal, la mejora del deterioro del mercado laboral y la corrección de precios relativos. En relación a este último punto, el economista dijo que Uruguay quedó extremadamente caro frente a los países de la región, sus principales competidores, Estados Unidos y la Unión Europea.

Al respecto, dijo que si bien el año pasado Uruguay estaba bien posicionado frente a Argentina, el panorama de este año cambió esa situación y tanto Brasil como Argentina corrigieron sus precios relativos. "Uruguay hoy ya no está en el club de los caros y si lo está es un club unipersonal en el que estamos solos", dijo el economista quien también criticó la actitud pasiva del país.

"Pasó un tren al cual nuestros vecinos se subieron, un tren de corrección cambiaria y nosotros lo dejamos pasar, nos quedamos en la estación esperando otro tren que fuera más despacio y ahora quedamos en una posición de precios relativos desajustados", señaló Capurro.

En materia de resultados fiscales es donde Uruguay tiene el mayor desafío según el economista de CPA Ferrere. La baja del déficit en un punto del Producto Interno Bruto (PIB) —dada a conocer la semana anterior— es solo un "espejismo" derivado de la ley de "cincuentones" puesto que el aumento en el ingreso de las cuentas públicas se debió al dinero proveniente del cambio de régimen desde las AFAP al Banco de Previsión Social (BPS).

Al depurar ese dato, el déficit fiscal se mantuvo estable en torno al 3,9%, aspecto que —según el economista— deberá ser reordenado por el próximo gobierno.

El otro reto económico que tiene Uruguay y que fue planteado por Capurro es el relacionado al deterioro del mercado laboral. Al respecto, el economista dijo que desde septiembre de 2014 a la actualidad se han perdido 55.500 puestos de trabajo y estimó que al cierre del año se podrían perder aproximadamente 18.000 empleos, cifra similar a la registrada en el año 2015.

En relación al dólar estadounidense, Capurro indicó que pese a que los mensajes enviados por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) han sido moderados respecto a las tasas de interés, la moneda sigue fortaleciéndose en los mercados internacionales.

Sin embargo, estimó que aunque el dólar mantiene su tendencia alcista a nivel global, durante 2019 podría comenzar a perder impulso.

¿Qué se podrá esperar de la economía de Estados Unidos? Capurro manifestó que los indicadores macroeconómicos de este país siguen siendo sólidos, aunque en las últimas semanas comenzaron a surgir nuevos episodios que podrían cambiar el panorama económico.

Uno de los factores que explican el posible nuevo escenario es el desplome del precio del petróleo (acumula una caída del 30% en la última semana); la consolidación de los riesgos financieros puesto que se aplanó la curva de rendimientos de los Bonos del Tesoro estadounidenses lo cual señala un posible riesgo de recesión de la economía; y los efectos de la "guerra comercial" en las tasas de crecimiento.

Otro aspecto destacado por Capurro fue el cambio en el relacionamiento entre el presidente estadounidense, Donald Trump y la Fed. Sobre este punto, el economista dijo que por primera vez en 25 años hubo un cambio de postura respecto a la permeabilidad entre los dichos del presidente y el accionar de la Fed.

En cuanto a los países vecinos, Capurro indicó que la economía de Brasil está en "fase de rebote" y que la incertidumbre del país sigue condicionando las perspectivas. No obstante, señaló que las perspectivas del mercado son que Brasil crezca 2,5% en los próximos dos años, un crecimiento que será impulsado por el consumo privado y la inversión.

"El gran problema de Brasil sigue siendo resolver sus problemas fiscales, traer certeza por ese lado, hoy está con un déficit primario de 1,5% del PIB y el ajuste fiscal que debe hacer es grande y doloroso", dijo Capurro.

Sobre la situación argentina, el economista Levy repasó los factores económicos, políticos y sociales que llevaron a que el país entrara en crisis y señaló que "para poder entender los desafíos pendientes que tiene Argentina es clave poder entender cómo se llegó a ese punto".

En relación a las soluciones encaradas por el gobierno para salir de la crisis, Levy resaltó como principales hitos el ajuste fiscal, el recorte de la liquidez y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sobre el crecimiento de Argentina, el economista indicó que se espera que caiga la actividad hasta 2019 y señaló que las elecciones presidenciales podrían tener incidencia. "Creo que el gobierno de Macri va a ser reelecto porque hay una falta importante de oposición y una imagen negativa del kirchnerismo", concluyó.

El principio de Anna Karenina

El fundador de la consultora Elypsis, Eduardo Levy, comenzó su disertación al citar una frase del libro "Anna Karenina" del novelista ruso, León Tolstói, en alusión a la crisis de Argentina. "El principio (de ese libro) decía que todas las familias felices se parecen unas a otras; pero que cada familia infeliz tiene un motivo especial para sentirse desgraciada. Cuando uno piensa en una crisis —como la de Argentina— y habla con sus protagonistas ve que la respuesta está asociado a ese factor único, desigual y desgraciado. El Banco Central le echaba la culpa al Gabinete, estos a la oposición o al Banco Central. Sin embargo, para que realmente haya una crisis tienen que pasar muchas cosas en simultáneo y eso fue lo que le pasó a la Argentina", explicó Levy.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)