LA "GUERRA COMERCIAL" EN LAS GATERAS

Trump emprende contra la UE y recibe respuesta

A su vez, renunció su principal consejero económico por ello.

Donald Trump. Foto: EFE
Donald Trump. Foto: EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró ayer su plan para decretar fuertes aranceles a las importaciones de acero y aluminio y advirtió que podría imponer un "gran impuesto" a la Unión Europea (UE), por no tratar bien a Washington en lo relativo al comercio.

"La UE no nos ha tratado bien, ha sido particularmente dura con Estados Unidos. No dejan que hagamos negocios", dijo Trump en una rueda de prensa junto con el primer ministro sueco, Stefan Löfven, cuyo país es miembro del bloque. "Nos hacen casi imposible hacer negocios con ellos y, sin embargo, envían sus automóviles y todo lo demás a Estados Unidos", dijo Trump sobre la UE en la conferencia.

Trump agregó que hasta ahora "se ha tratado de una situación muy, muy injusta".

"Estoy aquí para defender a nuestros trabajadores (...) Vamos a poner aranceles", insistió sobre su polémica propuesta de gravar con un 25% a las importaciones de acero y un 10% a las de aluminio, algo que ha hecho sonar las alarmas de guerra comercial.

La UE "puede hacer lo que quiera, pero si lo hacen, impondremos un gran impuesto de un 25% a sus automóviles, y créanme que no lo harán por mucho tiempo", declaró Trump.

El presidente estadounidense repitió su creencia de que Estados Unidos puede ganar una guerra de ese tipo, ya que tiene un déficit comercial muy grande. "Cuando estamos rezagados frente a cada país, las guerras comerciales no son tan malas", dijo a los periodistas en la Casa Blanca.

Pero el primer ministro sueco, le respondió. "El aumento de los aranceles nos perjudicará a todos a largo plazo. Por supuesto, apoyo los esfuerzos de la UE para lograr un comercio con menos obstáculos", indicó Löfven en la rueda de prensa junto con Trump. Además, Löfven dijo que es "crucialmente importante" adoptar medidas que favorezcan al libre comercio, no al contrario, y recordó que un país "pequeño como Suecia" depende en gran parte de un comercio "abierto".

Renuncia.

Este clima bélico ya se cobró su primera víctima. Ayer se conoció que el principal consejero económico del presidente Trump, Gary Cohn, decidió presentar su renuncia por su oposición a las medidas anunciadas por el mandatario estadounidense. Cohn —expresidente de Goldman Sachs — ya se había manifestado en contra de la posición del presidente sobre las importaciones de acero y aluminio. EFE Y REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)