Reserva Federal

Trump vuelve a criticar a la Fed por la suba de tasas

“No creo que sea necesario ir tan rápido”, manifestó.

Donald Trump. Foto: Reuters
Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó nuevamente a la Reserva Federal (Fed) el martes y dijo a periodistas que el banco central está subiendo muy rápido las tasas de interés.

"Creo que no tenemos que ir tan rápido. Quiero poder pagar la deuda", dijo Trump a los reporteros en el jardín de la Casa Blanca antes de partir a un evento en Iowa. "Simplemente, no creo que sea necesario ir tan rápido".

La Fed subió las tasas de interés en septiembre y dejó intactos sus planes para endurecer la política monetaria de manera constante, ya que pronosticó que la economía de Estados Unidos disfrutaría de al menos tres años más de crecimiento económico.

La Fed tiene el mandato del Congreso de apuntar a una baja inflación y un bajo desempleo. Actualmente, los precios al consumidor en Estados Unidos están sobre el 2% anual y la tasa de desempleo es la más baja en cerca de 40 años.

Así, una vez más, Trump se aparta de una larga tradición entre los presidentes estadounidenses de abstenerse de comentar acerca de la política de la Fed.

"No estoy entusiasmado con su alza de las tasas de interés, no", sostuvo Trump en el mes de agosto en entrevista con Reuters en referencia a Powell. El mandatario nominó a Powell el año pasado para reemplazar a la expresidenta de la Fed, Janet Yellen. "¿Estoy contento con mi elección? (…) Te lo haré saber en siete años", agregó el mandatario.

Este tipo de expresiones no se limitaron a su mandato, ya que Trump criticó al banco central de Estados Unidos incluso como candidato a la presidencia.

Etanol.

En la misma jornada Trump anunció un incremento del uso de etanol en la gasolina, una victoria política largamente buscada por el sector agrícola antes de las elecciones legislativas de noviembre.

El mandatario informó que levantará una prohibición a la venta durante el verano de gasolina mezclada con etanol al 15% (conocida como E15), en una reunión a puerta cerrada en la Casa Blanca, dijeron a la prensa senadores republicanos después del encuentro.

El anuncio corona los esfuerzos de meses de la Casa Blanca por conciliar los intereses de la industria petrolera y de los productores de maíz, en un intento por incrementar la demanda de etanol y reducir los costos de cumplimiento para los refinadores.

Al final, Trump está avanzando sin el apoyo de la industria de refinación, que quería más a cambio de aceptar el levantamiento de la prohibición.

La decisión tiene también como objetivo ayudar a la suerte política de los candidatos republicanos en la región central de Estados Unidos —la principal zona agrícola del país—, golpeada por un escenario económico difícil y las consecuencias de las guerras comerciales de Trump. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º