Caída libre

Turquía desató un terremoto en el mundo financiero

La lira turca cayó 18% en el día con impactos en todo el mundo.

Recep Tayyip Erdogan. Foto: EFE
Recep Tayyip Erdogan. Foto: EFE

La tendencia a la baja de la moneda turca que inició en 2013, se aceleró en el último año y se convirtió ayer en caída libre al perder un 18% en una sólo jornada, hasta picos de 7,8 liras por euro y 6,8 por dólar, las cotizaciones más bajas desde su reforma en 2005.

Esto tuvo como fondo el anuncio del presidente estadounidense Donald Trump de una suba de aranceles al acero y aluminio turco hasta el 50% y 20% respectivamente, un golpe más para a la ya debilitada economía de Turquía.

"Acabo de autorizar que se doblen los aranceles sobre el acero y el aluminio de Turquía ya que su moneda, la lira turca, se deprecia rápidamente hacia abajo contra nuestro fuerte dólar", señaló Trump en su cuenta oficial de Twitter. "¡Nuestras relaciones con Turquía no son buenas en este momento!", añadió el mandatario.

El gobierno tuco mantiene su aparente actitud despreocupada y asegura que el país ganará lo que calificó de "guerra económica" con Estados Unidos. "Ellos tienen sus dólares, nosotros tenemos nuestro pueblo, nuestra verdad y nuestro Dios", manifestó el presidente del país, el islamista Recep Tayyip Erdogan.

El líder turco pronunció ayer un discurso en un tono muy patriótico y nada técnico al limitarse a pedir, una vez más, a la ciudadanía que cambien por liras las divisas o el oro que tengan "bajo el colchón", para fortalecer así la moneda nacional.

"No teníamos problemas económicos reales, pero fuimos blanco de ondas financieras inestables artificiales. No perderemos esta guerra económica. El dólar no puede cortarnos el camino", dijo Erdogan.

Más tarde, su yerno y ministro de Economía, Berat Albayrak, presentó ante un grupo de empresarios el "nuevo plan económico" para estabilizar las finanzas del país.

Numerosos analistas han denunciado en los últimos días que la inacción del gobierno turco y los intentos de Erdogan de dar directrices al Banco Central asustan a los inversores y frenan la llegada de divisas, imprescindibles para Turquía.

El desplome de la lira desató un efecto dominó que recorrió Europa, Asia y llegó hasta Argentina, donde la suba del dólar y el riesgo país y el desplome de las acciones selló la peor semana tras la efímera calma financiera que aportó el blindaje acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La Bolsa de Sao Paulo se desplomó ayer 2,86% al cierre de una sesión marcada por la crisis cambiaria en Turquía y la tensión de este país con Estados Unidos.

El parque neoyorquino Wall Street cerró ayer con pérdidas y el Dow Jones de Industriales cedió un 0,77%. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º