ACUERDO COMERCIAL

La UE urge a Brasil presentar datos de Amazonía, uno de los factores que tranca acuerdo con Mercosur

El compromiso medioambiental de Brasil es uno de los puntos que está retrasando la aprobación final del acuerdo comercial entre la UE y el bloque del Mercosur.

Amazonía de Brasil deforestada. Foto: Reuters
Amazonía de Brasil deforestada. Foto: Reuters

El representante en Brasil de la Unión Europea (UE), el español Ignacio Ybáñez, señaló que “ahora” es el momento de que el Gobierno brasileño presente datos positivos sobre la deforestación de la Amazonia, el mayor bosque tropical del planeta.

El compromiso medioambiental de Brasil -cuestionado internacionalmente durante los dos años de gobierno del derechista Jair Bolsonaro- es uno de los puntos que está retrasando la aprobación final del acuerdo comercial entre la UE y el bloque del Mercosur.

Ybáñez realizó estas declaraciones a Efe después de haber participado la semana pasada en un viaje por la Amazonía con una decena de embajadores extranjeros organizado por el Gobierno brasileño, internacionalmente criticado por no hacer lo suficiente en preservar el medio ambiente.

“La percepción general entre los embajadores es buena. Se valora el diálogo y lo complejo de la situación (dificultad de Brasil en controlar áreas remotas en la vasta Amazonía)”, relató Ybáñéz.

De la mano del vicepresidente brasileño, Hamilton Mourao, y varios ministros, entre ellos el criticado Ricardo Salles, de Medio Ambiente, los representantes extranjeros visitaron varias zonas recónditas de la Amazonía durante tres días.

El objetivo del Ejecutivo brasileño era convencer a la comunidad internacional de su empeño en combatir la degradación y los incendios en esta región.

“El mensaje que hemos venido dando (al Gobierno brasileño) es que este compromiso político es importante, pero lógicamente ahora es tiempo de que las acciones tengan una traducción en los datos, en las cifras de deforestación, en el tema de combatir las ilegalidades”, abundó.

El Mercosur y la UE necesitaron 20 años para alcanzar el pacto anunciado en junio de 2019, que aún precisa ser ratificado por los 27 países del bloque europeo, los cuatro del Mercosur y por el Parlamento Europeo.

En Brasil “tienen que hacer un esfuerzo grande con la madera, no puede ser extraída de lugares objeto de deforestación”, anotó, al tiempo que reconoció que la UE, debe perfeccionar sus instrumentos para “investigar” la procedencia de las importaciones. (EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados