TRANSPARENCIA FISCAL

Uruguay solo aceptó 40% de pedidos de datos de Argentina

El país actúa con “prudencia” ante las solicitudes del fisco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estudio de asesoría de DGI analizó cómo trata imposición a renta personal a los económicamente iguales.

Uruguay actúa con "prudencia" ante las solicitudes de datos de fiscos extranjeros, había dicho el subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri ante el Parlamento. En el caso de Argentina, el más emblemático por la cantidad de activos (inmobiliarios, dinero) que tienen sus ciudadanos en Uruguay, la Dirección General Impositiva (DGI) respondió el 40% de los pedidos que le llegaron.

"No es que frente a cualquier pedido la administración tributaria automáticamente lo da", había dicho Ferreri en esa ocasión.

En el marco de los distintos acuerdos de intercambio de información bilaterales vigentes, Uruguay respondió sólo 40% de los requerimientos del fisco argentino. Se trató de convenios de intercambio de información de los llamados "a requerimiento", en los que el país que pedía información sobre los bienes o rentas de un contribuyente en el otro país debía aportar elementos de una investigación previa, aseguró Daniel Lejtman, de Lisicki, Litvin & Asociados al diario argentino El Cronista.

"Argentina fue uno de los países más activos en pedir información en el marco del convenio de intercambio de información a requerimiento, y se estima que en el marco de una mejor relación bilateral, la cantidad de respuesta podría mejorar", señaló Lejtman.

Esto cambiará a partir de 2018, cuando Uruguay ingrese al intercambio de información automática al que se comprometió en el Foro Global de Transparencia Fiscal. Este intercambio (con datos a 2017), supone que la DGI enviará toda la información sobre ciudadanos extranjeros a los fiscos respectivos que se hayan comprometido al mismo. Argentina es uno de ellos.

Historia.

Ferreri recordó en julio del año pasado el debate que se generó en el momento que se firmaron los acuerdos de intercambio: "Se decía que iba a haber una avalancha de solicitudes y que iba a ser algo absolutamente masivo, pero eso no ha ocurrido".

En especial la discusión en aquel entonces estuvo centrada en el acuerdo con Argentina, vigente desde 2013. Ferreri negó que se hayan suspendido inversiones por este motivo y señaló que el proceso de transparencia en materia fiscal que viene realizando Uruguay ayuda a captar dinero de inversores extranjeros.

Entre 2013 y julio del año pasado, la DGI rechazó 58 pedidos de información tributaria de fiscos extranjeros. En ese período, llegaron a la DGI 210 pedidos desde el exterior y en los casos denegados fue porque "la administración tributaria uruguaya entendió no pertinente brindarla (la información)", explicó Ferreri en aquella oportunidad.

Desde que Uruguay fuera incluido en la "lista gris" de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en 2009 por no respetar estándares globales de colaboración a nivel financiero, el país comenzó a firmar acuerdos de intercambio tributario con fiscos extranjeros y actualmente cuenta con 35 convenios.

Luego, el país salió de esa lista gris y aprobó las fases I y II del proceso de revisión entre pares del Foro Global de Transparencia Fiscal —del cual Uruguay es miembro— de la OCDE. Allí se evaluó que Uruguay tuviera la normativa adecuada y si las leyes y procedimientos realmente permiten intercambiar información tributaria con otros Estados.

Uno de los aspectos controvertidos del informe del Foro Global fue la discusión entre Uruguay y Argentina sobre el intercambio de datos. Argentina quería que Uruguay le enviara información de todos los años ante requerimiento y Uruguay entendía que debía hacerlo solo de 2013 en adelante, cuando entró a regir el acuerdo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)