ENFOQUES COMPARTIDOS

Uruguay y Argentina de acuerdo en apertura global

Ministros de Economía de ambos coincidieron en su visión de desarrollo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ferreri destacó la reforma tributaria y sus efectos en la redistribución. Foto: A. Colmegna.

Los ministros de Economía y Hacienda de Uruguay y Argentina coincidieron en la necesidad de tener una visión más aperturista hacia el resto del mundo con mejores políticas de inserción internacional. Sin embargo, en algo no concordaron y fue en la mirada hacia años anteriores. Allí, Danilo Astori alabó aspectos de gobernabilidad y del sistema político local, mientras que Alfonso Prat-Gay se refirió a un gobierno anterior opaco y poco transparente.Los dos jerarcas formaron parte en la víspera del evento "Cuentas claras. Gobernabilidad para el crecimiento con equidad en América Latina", organizado por el Banco Mundial.

En su disertación, Astori señaló que el desarrollo es "necesariamente un proyecto de mediano y de largo plazo que exige una mirada absolutamente estratégica, no un proyecto propio de una fuerza partidaria y social".

Y para consolidar ese desarrollo, entre otros aspectos, mencionó a la inserción internacional. "Hay lineamientos fundamentales. La apertura al mundo es uno de ellos. Ha venido creciendo con dificultades, pero creciendo en América Latina", indicó el ministro.

En otro pasaje de su discurso destacó los avances de Uruguay. "Por ejemplo, en el intercambio de información tributaria, en la identificación de titulares patrimoniales de sociedades que anteriormente permanecían en el anonimato y que son importantes a los efectos de los objetivos que buscamos. Hubo avances; por supuesto que la agenda está abierta", señaló.

Por su parte, Prat-Gay indicó que una de las razones que precisaba Argentina para volver a "ser creíbles hacia el mundo y hacia nosotros mismos era cumplir con los pagarés que dijimos que íbamos a pagar".

Añadió que esa fue la lógica del arreglo con los holdouts. Y por eso se consiguió "aquello que parecía tan difícil. Argentina estuvo en default y sin acceso al mercado y hoy hay US$ 50.000 millones que quieren comprar bonos argentinos", sostuvo refiriéndose a la última emisión de deuda que realizó el gobierno argentino para hacer frente a los pagos a los fondos buitres. El gobierno colocó en total US$ 16.500 millones, aunque la demanda superó fuertemente la oferta.

El titular de Hacienda también señaló que Argentina necesita mejorar su inserción internacional. En entrevista con El País, Prat-Gay señaló que la línea que pretende llevar adelante el gobierno de Mauricio Macri es muy clara. "Tenemos que reintegrarnos al mundo; queremos recuperar vínculos con países que tradicionalmente fueron nuestros amigos. Uruguay es uno de ellos", afirmó (ver página siguiente).

Miradas.

En otro momento de su discurso, Astori sostuvo que el desarrollo no se alcanza por "milagro". Allí se necesita gobernabilidad, indicó.

"No conozco en el mundo ninguna experiencia exitosa que haya avanzado en base a la discrepancia o al desacuerdo. Sí exitosas donde se ha trazado un rumbo compartido desde diferentes posiciones políticas y ese rumbo estuvo por encima de las diferencias y marcó lineamientos estratégicos que se respetaron en la sociedad durante largos períodos. Estamos hablando de experiencias de larga vigencia", dijo el ministro.

"No hay política de calidad si no hay un buen sistema de partidos, orientaciones que se eleven por encima de los partidos y al mismo tiempo también por encima de la alternancia de los gobiernos en el poder. Tener partidos fuertes con acceso y funcionamiento democrático interno, con jerarquía de las actividades de análisis y programación y con mucha disciplina; así se hacen políticas de calidad", añadió Astori.

Sin embargo, el relato de Prat-Gay no mencionó orientaciones conjuntas o políticas que se puedan aplicar en base a experiencias del pasado reciente. Al contrario. El jerarca indicó que "durante mucho tiempo nos hicieron creer que el gobierno tenía que ser opaco por una cuestión de Estado. Eso no es así. Lo dijo el presidente (Mauricio) Macri el 1° de marzo: el gobierno tiene como bandera principal y primordial la transparencia".

En ese sentido, agregó que "la opacidad es la madre de la corrupción. Si uno pone todo sobre la mesa es muy difícil que pueda aparecer un negociado. La corrupción se conecta muchas veces con el despilfarro de los recursos públicos. En ese escenario es inimaginable el desarrollo económico".

Informó que el gobierno tiene a disposición del público un sitio web donde figuran las declaraciones juradas de todos los funcionarios.

Indicó que también hay detalles de las contrataciones, organigramas y aspectos presupuestarios, entre otras informaciones. Explicó que esa iniciativa va en consonancia con "el esfuerzo de reconstruir todo lo que no se hizo durante tantos años en Argentina y que se descuidó tan obscenamente en los últimos".

Para ejemplificar esa falta de transparencia mencionó a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Allí, señaló que "teníamos autoridades de la AFIP, del organismo recaudador, que durante muchos años se dedicaron a esconder a los amigos del poder y a perseguir a los opositores. Esas autoridades, la semana que viene tendrán que rendir cuenta por alguna de esas cuestiones".

"La decisión de este gobierno es hacer un corte con la historia; queremos honrar esa deuda de falta de transparencia", sostuvo el ministro de Hacienda argentino.

Astori de acuerdo con tribunal anti lavado.

El ministro de Economía, Danilo Astori, se mostró de acuerdo en la creación de un tribunal interamericano contra el crimen organizado, el lavado de activos y el financiamiento al terrorismo. En los últimos años, Uruguay ha mostrado avances en el combate contra el lavado de activos al tomar medidas de contralor. Allí, pueden mencionarse los diferentes acuerdos de intercambio de información tributaria que ha cerrado con diferentes países, como una manera de promover la transparencia fiscal.

El 81% de la recaudación del IRPF viene del 10% más rico.

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, habló sobre la reforma tributaria implementada en Uruguay al participar de un panel de expertos titulado "Experiencias recientes sobre reformas de gobernabilidad en América Latina". Explicó que se partió de la base que "recaudar no basta, también importa cómo cobramos y a quién le cobramos" y recordó que entre otras decisiones, se eliminaron 15 impuestos para simplificar y mejorar la eficacia del esquema tributario.

La reforma incorporó el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y Ferreri defendió "sus resultados concretos". Como muestra, señaló que con el anterior sistema el decil de hogares de más ingresos (el 10% de mayores ingresos) soportaba el 25,3% de la carga impositiva y con el actual ascendió a 35,5%. A su vez, el 81% de la recaudación del IRPF y el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) deriva del decil de más ingresos (el 10% que tiene más ingresos).

Para demostrar los efectos redistributivos, el jerarca mencionó que creció de 45% a 65% el porcentaje de transferencias monetarias destinadas por el Estado al quintil más pobre. También detalló que la relación de ingresos entre el decil más rico y el más pobre era 19 veces antes de la reforma y ahora disminuyó a 11,5 lo que incrementó la clase media.

Otro punto destacado por el subsecretario de Economía fue la aplicación de impuestos directos, que "son más justos", en detrimentos de los indirectos, que bajaron su incidencia en el total de la recaudación de 75% antes de la reforma a 60% en la actualidad. Pero Ferreri explicó que los tributos directos son "más difíciles de recaudar", por lo que se debió invertir más en tecnología para mejorar la fiscalización que realiza la DGI.

El exdirector de Rentas sostuvo que los avances tecnológicos fueron claves para aumentar la recaudación y reducir la evasión porque "el que evade lo paga".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)