INVERSORES

Uruguay colocó bono en pesos por US$ 1.100 millones a tasa de 8,625%

Ayer el gobierno anuncióque emitirá un bono global en pesos con vencimiento en marzo de 2028. La demanda de los inversores alcanzó a US$ 3.800 millones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
MEF: ve buenas condiciones en cuanto a acceso al financiamiento. Foto: F. Ponzetto

En el marco de una operación que además incluye la posibilidad de recomprar o canjear bonos en dólares y Unidades Indexadas (UI) a la inflación a corto y mediano plazo, el gobierno emitió un nuevo bono global en pesos con vencimiento en marzo de 2028.

Finalmente, el gobierno colocó el equivalente a US$ 1.100 millones de este nuevo título.

La demanda por el nuevo bono en pesos a 10 años, comenzó en la mañana en US$ 1.900 millones y sobre el mediodía ya alcanzaba a US$ 4.000 millones. 

Faltaba definir qué tasa de interés pagaría el nuevo título y esta mañana el gobierno comenzó indicando la tasa en 9% o inferior a 9%. Con la fuerte demanda de parte de los inversores, ajustó esa indicación de tasa al "área de 8,75%". Finalmente a la hora 14 de Uruguay, el gobierno indicó que la tasa del nuevo bono es de 8,625%.

Luego de eso, la demanda de los inversores se ajustó algo y terminó siendo de US$ 3.800 millones. Eso significa que "casi no bajaron los pedidos" con la "apretada de tasa" de interés a 8,625%, dijo a El País el managing director de la sociedad bursátil ProCapital, Nicolás Coccino. 

Eso significa que, al gobierno ofrecer pagar menos tasa de interés, a algunos inversores no les pareció atractivo. "Eran US$ 4.000 millones (de demanda inicial) y bajó solo a US$ 3.800 millones, nada significativo", añadió.

El bono global anterior en pesos (el primero que se colocó a nivel internacional en la historia) a cinco años de vencimiento, tenía una tasa de interés de 10% cuando se emitió en junio pasado. Aunque hoy ya rinde 8%.

Recompra y Canje
La oferta que presentó ayer el gobierno consiste en recomprar o canjear bonos emitidos por Uruguay en dólares y UI por dinero o por el nuevo bono en pesos respectivamente.

Los bonos elegibles para esta operación son los globales en dólares con vencimiento en el año 2022 (hay en circulación US$ 563,7 millones) y 2024 (con un circulante de US$ 1.537 millones), además de los globales en UI con vencimiento en 2018 (US$ 227,9 millones de circulante) y 2027 (hay en circulación US$ 421,4 millones).

El gobierno ofrece recomprar o canjear esos cuatro títulos, pero no quiere decir que vaya a concretarlo en todos. Además, va a privilegiar a los inversores que quieran canjear por el nuevo título por sobre los que quieran dinero en efectivo.

De hecho, puso un plazo hasta hoy a las 13 horas de Uruguay para aquellos que querían vender los bonos y hasta las 15 horas para aquellos que querían canjearlo por el nuevo título en pesos.

La emisión del nuevo bono, no dependió solamente de cuántos entren al canje, ya que la intención del gobierno es hacerse además de dinero para pre-financiar vencimientos de deuda del próximo año.

Astori: "Una operación sin precedentes".

En estos momentos estamos saliendo al mercado en moneda nacional nominal", dijo el ministro en un desayuno organizado por Somos Uruguay,

Y agregó: " Lo hicimos en junio por primera vez en la historia del país, lo estamos haciendo hoy por segunda vez. En una operación sin precedentes que demuestra la enorme confianza que Uruguay tiene en el exterior".
 
"Ser diferente es que Uruguay pueda colocar, como ningún país emergente -ningún país emergente, el único fue Uruguay-, deuda global en moneda nacional nominal. Deuda global en moneda nacional nominal que lo hicimos en julio a 2022 pagando un rendimiento de 9,8%. Hoy los mismo títulos que en junio emitimos con un rendimiento del 9,8% están con un rendimiento de 8%. Esto es una tasa de interés real inferior al 3% en moneda nacional nominal y una tasa fija",añadió.

Y sostuvo: "Le puedo asegurar que la operación de hoy va a ser muy exitosa. No solo estamos colocando bonos en moneda nacional nominal, también estamos recomprando deuda. Recomprando deuda emitida antes en dólares y UI, con lo cual seguimos haciendo operaciones de pasivos que nos permiten aumentar, incrementar la proporción del endeudamiento en moneda nacional a niveles más alto que los que tenemos hoy".

"Esa evolución de las tasas de interés nos revela en notable descenso que ha tenido el costo de financiamiento de Uruguay en los últimos tiempos. Esas operaciones como las que yo acabo de comentar, la fortaleza financiera del país, esas que permiten la gradualidad que de otra manera no se podría tener, precisamente se refleja en esta evolución de caída brusca, notable de las tasas de interés y producen una reducción en las expectativas de inflación. En inflación las expectativas juegan un papel muy importante, mejoran las perspectivas de la calificación crediticia de Uruguay",dijo el jerarca.

Y destacó que "se ha mantenido no solo el grado de inversor sino las perspectivas de estabilidad y perspectivitas positivas en las principales calificadoras del mundo y una amplia diversificación de la base de inversores y del acceso fluido a mercado globales en pesos. La situación general ha generado esta consecuencias. Sobre todo la política económica de los EE.UU. y las decisiones de su nuevo presidente. Hay un reflujo de capitales hacia los mercados emergentes, entre los cuales se encuentra el nuestro y Uruguay no puede desaprovechar esta oportunidad. Precisamente no para mejorar el nivel sino la composición de su endeudamiento. Esto es muy importante de la coherencia externa que tiene que tener la política económica. La diferenciación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)