REUNIÓN EN WASHINGTON

Uruguay destacó ante FMI expansión pese a dificultad

América Latina pasa por “circunstancias económicas graves”, dijo el gobierno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cierre en Washington de las reuniones de primavera del FMI y el BM. Foto: Reuters

Las economías emergentes "y en particular las de América Latina, están pasando por circunstancias económicas graves y, Uruguay no es totalmente inmune a estas complejidades". En ese marco, el país volvió a crecer en 2015 "en medio de turbulencias regionales" y existen "retos importantes" como una inflación más alta de la prevista y la "necesidad de preservar la competitividad". Esas "condiciones difíciles requieren acciones decisivas, sin reaccionar exageradamente".

Ese fue el mensaje que dio el equipo económico uruguayo ante los otros 187 países miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El país está mostrando una desaceleración económica considerable (creció 1% en 2015 cuando en 2014 lo había hecho 3,2%) y sus respectivas consecuencias sobre las cuentas fiscales y externas". Ante ello, las "autoridades uruguayas han estado enfrentando la situación con su enfoque habitual: las respuestas e instrumentos pueden variar según las circunstancias".

Esa declaración fue leída en la reunión del Comité Monetario y Financiero Internacional del FMI que se celebró en Washington como cierre de las reuniones de primavera (boreal) de ese organismo y del Banco Mundial.

El encargado de hacerlo, fue el presidente del Banco Central de Chile, Rodrigo Vergara, ya que ese país tiene la titularidad de la "silla" en el comité (compartida con Argentina, Bolivia, Paraguay, Perú y Uruguay).

La delegación uruguaya en Washington —que preparó esa parte de la declaración— destacó que "a pesar de las condiciones" desfavorables "en 2015 Uruguay exhibió su decimotercer año consecutivo de expansión económica".

Agregó que "la desaceleración económica es tangible; sin embargo, un año de crecimiento positivo en medio de las turbulencias regionales mencionadas anteriormente habría sido poco probable —o imposible— durante la mayor parte de la historia de Uruguay".

Según el gobierno, "las recesiones y/o crisis económicas en una región volátil habrían perjudicado inevitablemente a Uruguay, aún más severamente que en los países afectados inicialmente".

En la declaración, se preguntó: "¿Cómo ha sido alterado este comportamiento tan radicalmente que, por ejemplo, en el reciente informe del FMI sobre Uruguay, se lo caracteriza como un bastión de estabilidad en la región?".

"Las respuestas a estas preguntas se encuentran necesariamente, entre otros, en las políticas y las transformaciones estructurales introducidas en Uruguay para fortalecer la resistencia del país a los shocks en los últimos años y, por supuesto, en la calidad institucional del país", añadió.

Liquidez y retos.

La delegación uruguaya en Washington, destacó que se han llevado adelante "políticas prudentes" que permitieron "construir fuertes colchones de liquidez" y "los riesgos financieros han disminuido drásticamente, mejorando el perfil de la deuda".

A su vez, aclararon que "se han acumulado una cantidad importante de reservas internacionales que las autoridades han reiterado que utilizarán sólo para suavizar la volatilidad excesiva del tipo de cambio" y subrayaron que "la flexibilidad del tipo de cambio es la clave para Uruguay y no ha habido ninguna política en contra de los fundamentos".

El mensaje ante el Comité Monetario y Financiero Internacional resaltó que "aunque en los últimos meses Uruguay registró una depreciación real considerable (de su moneda frente al dólar), no ha habido ningún efecto traumático, precisamente debido a las condiciones anteriormente mencionadas.

Por otro lado, se refirieron a que "existen retos importantes" como consecuencia de la "desaceleración económica".

En ese sentido, identificaron a la "inflación más alta de lo previsto" y a la "necesidad de preservar la competitividad del país".

Agregaron que "la preservación del grado de inversión, es esencial para el gobierno, y las autoridades han puesto de relieve claramente que la prudencia fiscal será clave y que el gasto público tendrá que ser revisado teniendo en cuenta las circunstancias actuales y potenciales".

En esa línea, el mensaje transmitido fue que "el gasto social será protegido de manera absoluta" y se puso como ejemplo la puesta en marcha del Sistema Nacional de Cuidados.

Elogio previo.

Antes de la reunión del comité, el viernes, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner dio una conferencia de prensa.

Allí, El País lo consultó sobre la situación de la economía uruguaya y Werner destacó como está soportando los shocks externos.

Uruguay enfrenta una "situación difícil" y pese a ello "la economía uruguaya ha estado resistiendo los shocks externos" como la "recesión" de Brasil y la desaceleración en el crecimiento de Argentina, afirmó Werner.

Señaló que Uruguay ha tenido una "reducción mas drástica del crecimiento" económico que la prevista "pero la economía mantiene fundamentos saludables".

En ese sentido, apuntó que "el sector financiero está muy saludable" y la "política fiscal es relativamente sólida".

Para Werner, "el reto es contener la inflación que ha estado entre 8% y 10% por bastante tiempo y es un reto importante reducirla". En los 12 meses a marzo, la suba de precios fue de 12,6% y marcó un máximo en el acumulado de 12 meses desde noviembre de 2003.

Advierten por riesgo a la baja

El Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) del Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió el sábado a los países miembros que impulsen su gasto "amistoso con el crecimiento", al tiempo que aseguró que el organismo solo explorará nuevas herramientas de préstamo de precaución para ayudar a que los países lidien con la desaceleración del crecimiento económico global.

"Los riesgos bajistas en el panorama económico global se han incrementado desde octubre, aumentando la posibilidad de una desaceleración más generalizada y una súbita retirada de los flujos de capital", señaló el CMFI en un comunicado hecho público tras su reunión en Washington. El comité dijo que es necesaria una "mezcla política más forzada y equilibrada" para estimular el crecimiento y evitar la deflación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)