Sin recurrir a la importación, algo que no ocurría hace más de dos décadas

Uruguay lleva dos años con autoabastecimiento eléctrico

La diversificación de la matriz energética se consolida y sus resultados son cada vez más claros.

Si no puede ver la imagen haga click aquí

En 2014 Uruguay logró abastecer la demanda doméstica de electricidad sin tener que recurrir a la importación por segundo año consecutivo, situación que no ocurría desde hace más de 20 años, según datos del Balance Energético Preliminar elaborado por el Ministerio de Industria (MIEM).

Para eso fueron claves los altos niveles de generación de las represas hidroeléctricas y la incorporación progresiva de energía eólica al sistema, que además permitió disminuir el uso de energía térmica y bajar fuertemente los costos para abastecer la demanda.

El año pasado la producción total de electricidad fue la más alta en los últimos 10 y trepó a 12.968,3 gigavatios/hora (GW/h). También tuvo un buen desempeño la actividad de exportación que totalizó 1.266,6 (GW/h) y fue récord en la década (ver gráfico).

Además, la cantidad de energía colocada en el exterior (principalmente Argentina) fue seis veces superior a lo comercializado en 2013. Uruguay importó energía por última vez en octubre de 2012 desde Argentina, cuando una fuerte sequía disparó los costos de generación e incluso implicó pérdidas millonarias para UTE.

A lo largo de la historia, Uruguay ha tenido una alta participación de la energía hidráulica en su matriz de generación eléctrica, por lo cual es muy dependiente de las condiciones de hidraulicidad.

Así es que en años de buenos niveles, la producción de las represas tiene participación importante. Eso fue lo que ocurrió el año pasado con extraordinarios aportes hídricos de las cuencas que permitieron alcanzar el 74% del total de energía generada por el sistema, y que además marcaron un récord en los últimos 15 años para este tipo de fuente (ver gráfico).

Por otra parte, la participación de la energía eólica y la biomasa como insumos para la generación de energía eléctrica es creciente en los últimos años.

De hecho, el año pasado el 93% de la energía eléctrica fue de origen renovable, mientras que solo el 7% de la electricidad se generó a partir de combustibles fósiles, según el informe.

En el caso de la energía eólica, durante el 2014 se instalaron más de 400 megavatios (MW) y se registró un crecimiento de participación en la matriz de generación eléctrica que pasó de 1% al 6% en tan solo un año, de acuerdo a los datos del MIEM.

En el caso de la biomasa, el aumento de la potencia instalada en los años 2007 y 2013 correspondió a la instalación de las plantas de celulosa de UPM (ex Botnia y Montes del Plata) que operan actualmente en el país. Esta fuente pasó de representar el 1% de la generación en 2004 a un 13% en 2014.

Además, el consumo de electricidad per cápita mantuvo la tendencia creciente el año pasado que pasó de 2.863 kilovatios/hora (kWh) en 2013 a 2.992 kWh por habitante en 2014.

Biocombustibles.

Durante el año pasado también creció la producción de biocombustibles. La producción de bioetanol ascendió a 32.800 metros cúbicos y la de biodiesel a 45.230 metros cúbicos, lo que representó un aumento de 9% y 28% respectivamente.

Por su parte, la producción de la refinería de La Teja fue similar a la de 2013 en lo que respecta al crudo procesado y la producción de derivados. El año pasado se procesaron 14.107.000 barriles de petróleo.

El consumo de combustibles en los distintos sectores de actividad estuvo liderado por el transporte (70%), principalmente con consumos de combustibles de las familias de gasolinas y diésel oil (incluyendo biocombustibles), seguido por los sectores residencial (10%) y agro, pesca y minería (10%).

En tanto, la importación de petróleo crudo fue de 13.705.000 barriles, valor que superó el promedio de los últimos 10 años, aunque fue levemente inferior respecto a las compras realizadas en 2013.

Por su parte, la exportación de derivados se mantuvo casi sin cambios. En particular, se registró un aumento de 11% en la exportación de turbocombustible y una caída de 8% en las ventas de fuel oil. Aquí se contabilizan las ventas de combustibles a búnkers internacionales, tal es el caso del turbocombustible, gasolinas de aviación, gas oil y fuel oil intermedio.

En referencia al gas natural, la importación en 2014 fue de 54 millones de metros cúbicos, lo que significó un 8% menos a la registrada en 2013 y casi la mitad que en 2007, año de mayor importación en los últimos 10, según el informe gubernamental.

Demanda con renovables

UTE cubrirá la demanda de energía eléctrica esta semana solo con fuentes renovables. El despacho programado por la Administración del Mercado Eléctrico (ADME), da cuenta que el abastecimiento de electricidad se realizará en 76,9% con generación hidráulica (Salto Grande 62,1% y Río Negro 14,8%), y eólica y biomasa (23,1%).

Los pronósticos indican temperaturas por encima de la media tanto para mínimas como para máximas. Por lo anterior se prevé una demanda similar a la de la semana pasada. Además, existen previsiones de precipitaciones adicionales, principalmente para la cuenca media y alta del río Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)