COMERCIO DE FRONTERA

Uruguay negocia con Brasil subir tope a free shops

Decreto propone límite de US$ 300 a la espera de decisión de vecinos.

Brasil bajará a US$ 150 el monto que sus ciudadanos pueden comprar. Foto: Archivo
oto: Archivo

Un reciente decreto del Poder Ejecutivo, condicional a que los países vecinos tomen una actitud similar, sube a US$ 300 (desde US$ 150) el tope para compras de los uruguayos en los free shop de frontera terrestre. Responde a una movida de Brasil, que aprobó una normativa a fines de 2017 que reduce a US$ 150 el monto que sus compatriotas pueden gastar en las tiendas libres de impuestos de la frontera uruguaya.

Se trata de una política del vecino del norte que busca fomentar la instalación de free shops en sus fronteras -los brasileños pueden comprar en esas tiendas, a diferencia de los uruguayos que no pueden hacerlo en los free shop locales- y según las autoridades responde a que los países del Mercosur nunca subieron a US$ 300 la cuota de franquicia para el equipaje acompañado (como lo llama la normativa del bloque).

“Es procedente la determinación de un incremento de la franquicia en consideración al nivel de las franquicias vigentes en otros países de la región, teniendo en cuenta la armonización que debe verificarse entre países limítrofes a efectos de evitar distorsiones económicas”, sostiene el decreto del 22 de marzo.

Sin embargo, aclara que la efectivización de la medida “estará condicionada a la verificación de que los países limítrofes apliquen la franquicia en iguales condiciones al equipaje acompañado de viajeros que ingresen por frontera terrestre”.

Según supo El País, las autoridades de Uruguay y Brasil están negociando aspectos relacionados al funcionamiento de los free shop en ambas fronteras. El nuevo régimen en el vecino país comenzará a regir cuando se instale la primera tienda comercial de este tipo en su territorio.

En noviembre pasado, la Cámara de Empresarios de Free Shops del Uruguay había solicitado al gobierno que estudiara la posibilidad de elevar desde US$ 150 a US$ 300 el tope de compra para los uruguayos en las tiendas de Brasil, con la intención de que así el vecino suprima el recorte anunciado para sus ciudadanos.

La gremial había advertido que la medida de Brasil afectará fuertemente a los free shop uruguayos, dado que casi seis de cada 10 ventas que realizan oscilan entre los US$ 200 y US$ 300. El sector da trabajo a unas 5.000 personas y explica más del 10% de la recaudación aduanera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)