RECUPERACIÓN ECONÓMICA

¿Por qué Uruguay será de los que menos va a crecer en América Latina?

Encuesta mensual a consultoras y bancos revela que se deterioran las previsiones sobre la economía uruguaya. Las razones detrás de ello.

Astori ya adelantó que rebajará su proyección de crecimiento de la economía de 3,2%. Foto: Fernando Ponzetto
Astori ya adelantó que rebajará su proyección de crecimiento de la economía de 3,2%. Foto: Fernando Ponzetto

La “economía de América Latina verá una mejora este año debido a una recuperación más rápida en Brasil y un menor lastre de Argentina. Sin embargo, las perspectivas se redujeron este mes y se observa que la actividad se mantiene lenta en general, sopesada por la desaceleración de las exportaciones y la elevada incertidumbre. El riesgo político, especialmente en Argentina en el período previo a las elecciones, y las preocupaciones sobre las cuentas fiscales nublan el panorama”.

Ese es el contexto que plantea la consultora FocusEconomics. Para Uruguay, los economistas y bancos bajaron sus proyecciones tras haberlas mantenido en marzo, según se desprende de la encuesta FocusEconomics Consensus Forecast LatinFocus (a la que accedió El País).

La estimación de crecimiento promedio para América Latina este año es de 2,1%, según el informe que acompaña el sondeo que se realiza a bancos y consultoras.

En el caso específico de Uruguay, los bancos y consultoras (son 20 los que responden este mes) volvieron a bajar sus proyecciones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2019, luego de haberlas mantenido en marzo (cuando venían de seis meses consecutivos recortándolas).

“Se espera que el crecimiento se mantenga débil este año, en el contexto de un entorno externo aún frágil en la región, especialmente en Argentina, y con una desaceleración en el crecimiento mundial. Además, el peso se depreciará aún más este año, lo que, aunado a una inflación aún alta, probablemente afectará el crecimiento del consumo privado”, dijo FocusEconomics respecto a la situación de Uruguay.

En ese sentido, los bancos y consultoras indicaron en abril que prevén que la economía se expanda 1,5%, cuando en marzo y febrero preveían 1,7%, y hace tres meses estimaban 1,8%. Las respuestas varían entre 0,7% (banco Santander) y 3,4% (Moody’s Analytics).

En la última Rendición de Cuentas, el gobierno estimó un crecimiento de la economía de 3,2% en 2019, pero ya anunció que lo va a revisar a la baja. “Sin lugar a duda, (el crecimiento del PIB) para el 2019 va a ser menor que el esperado un año atrás”, dijo hace una semana el jefe de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía, Christian Daude al semanario Búsqueda.

Ese pronóstico de 1,5%, ubica a la uruguaya como la segunda economía de menor crecimiento previsto en 2019 en la región (detrás de la ecuatoriana con 0,7%). Hay dos países cuyo PIB se prevé que caiga en 2019: Argentina (-1,1%) y Venezuela (-14,5%), pero este último no está incluido en el promedio de la región.

Para 2020, los economistas y bancos también bajaron sus estimaciones del PIB de Uruguay con un crecimiento de 2,3%, con respuestas entre 1,1% (Equipos Consultores) y 3% (Moody’s Analytics).

Déficit

Los analistas bajaron mínimamente su proyección de déficit fiscal, aun así desde hace varios meses no creen que el gobierno pueda cumplir sus metas en esta materia.

Es que debido al efecto de la ley de “cincuentones” el déficit fiscal se ubicó en 3% del PIB en los 12 meses a febrero, pero en el largo plazo ese efecto más que se revertirá cuando haya que pagar las jubilaciones de quienes se pasaron de la AFAP al Banco de Previsión Social.

Eso se debe a que ahora, ingresó al BPS el dinero acumulado en las AFAP (aproximadamente 1,5% del PIB), pero luego el gasto en esas jubilaciones será mayor.

El consenso de los consultados estimó que el rojo de las cuentas públicas será de 3,3% del PIB a fin de 2019 (estimaban 3,4% del PIB en marzo), cuando el gobierno tiene como meta que baje a 2,9% del Producto.

En los 12 meses a febrero, el déficit sin el efecto “cincuentones” fue de 4,5% del PIB, el peor resultado desde 1989 (cuando marcó 6,2% del Producto y al año siguiente el gobierno debió realizar un ajuste fiscal).

Solo tres de los 14 que respondieron esperan que el gobierno cumpla la meta (The Economist Intelligence Unit, el que menos déficit proyecta con 2,4% del PIB, Citigroup y Euromonitor International). La estimación máxima es un rojo de 4,9% del PIB (Equipos).

Para 2020, el consenso de los analistas estima un déficit de 3,3% del PIB, con respuestas entre 2,4% (BBVA Banco Francés) y 4,3% (Equipos Consultores y Santander). El gobierno puso como meta que el déficit baje a 2,5% del PIB a fin de 2020 (sin el efecto “cincuentones”).

Inflación y dólar

En abril se elevaron mínimamente las perspectivas de suba de precios para 2019. Las consultoras y bancos estimaron en consenso que la inflación será de 7,5% (habían proyectado 7,4% en marzo). Las respuestas van entre 6,6% (Moody’s) y 8,3% (Cinve). Solamente cuatro de 16 analistas que contestaron, estiman que el Banco Central (BCU) cumplirá la meta de inflación de entre 3% y 7%.

Para 2020, los bancos y consultoras elevaron sus proyecciones de inflación de 6,9% a 7% en este sondeo. Las respuestas van de una suba de precios de 5,9% (Moody’s) a 7,8% (Cinve y Equipos).

Por otra parte, los analistas subieron levemente sus estimaciones del precio del dólar para fin de 2019, al prever en consenso que cierre en $ 34,80, esto es 2,1% más que hoy. Las respuestas van de $ 33,70 (Oxford Economics) a $ 36,50 (banco Itaú).

Para fin de 2020, las consultoras y bancos aumentaron su estimación de dólar a $ 36,60. Las respuestas van entre $ 34,40 (Fitch Solutions) y $ 40 (Itaú).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)