Fuera de fronteras

Me voy de viaje al exterior: ¿llevo dinero, cambio allá o uso tarjeta?

Efectivo, tarjetas, extracciones en un cajero, una combinación de todos los anteriores: qué hay que tener en cuenta antes de gastar en el extranjero. 

Sistema: permitirá enviar mensajes para saber el lugar donde está la valija. Foto: Shutterstock
Foto: Shuttertock

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La pregunta llegó al grupo de WhatsApp y se coló entre la coordinación de un asado y las fotos de un cumpleaños: ¿será mejor que lleve todo en efectivo o dejar algo en la tarjeta para usar allá? Quien tenía la duda estaba por emprender un viaje y no tenía la certeza de qué hacer con sus gastos fuera de fronteras: si llevar toda la plata cambiada en la moneda local ya desde Uruguay, cambiar en su destino, usar alguna tarjeta de crédito o débito o una mezcla de todas las anteriores.

Es una decisión que debe tomar todo aquel que visite un país extranjero, algo que se da más cuando –como ahora- muchos uruguayos salen de licencia.

Pero, ¿qué conviene? Para el tesorero de la Cámara de Empresas de Servicios Financieros —que, entre otros, nuclea a las casas de cambios—, Pablo Montaldo, la respuesta corta es “depende a dónde vayas”.

Si en plaza se consigue la divisa del país que se va a visitar, “en general conviene llevar la plata ya cambiada de acá”, dijo. Esto, añadió, es porque el tipo de cambio que se conseguirá en Uruguay es más favorable que el que se podrá encontrar en el exterior.

Pese a que esta es la máxima para Montaldo —si la moneda está disponible en Uruguay, cambiar antes de viajar— en ocasiones esto no es posible porque la divisa del lugar simplemente no se consigue acá.

Montaldo dijo que, en esos casos, hay que estar atentos a qué lugar se va para hacerse con la moneda local. “En general terminás muriendo en las casas de cambios que están en los shoppings o en los aeropuertos que generalmente tienen precios bastante desfavorables”, comentó. Estos lugares, agregó, tienen la pizarra “bastante abierta”, lo que implica que puede haber hasta 20% de diferencia entre la compra y la venta.

Cuando la divisa del destino no se consigue acá, aparece otra decisión: qué moneda llevar para cambiar una vez arribado. Si bien en general los dólares estadounidenses son bien recibidos en todas partes -y los uruguayos solemos "pensar" en esta divisa"-, no necesariamente son la mejor alternativa. Así, si se viaja a un destino dentro de Europa que no maneja el euro -por ejemplo, Gran Bretaña con la libra esterlina o la República Checa con la corona checa- conviene llevar euros porque la cotización que se obtendrá con seguridad será más beneficiosa que si se llevara el billete verde. Esto depende de la "zona de influencia" de cada divisa, dijo Montaldo, por lo que hay que averiguar antes de partir qué efectivo es recomendable llevar si la idea es cambiar a la moneda local en el destino. 

El presidente de la Asociación Uruguaya de Agencias de Viajes, Carlos Pera, también hizo énfasis en quitar la atención del dólar. "'¿Cuántos dólares llevo?', me preguntan los clientes. No lleve dólares, lleve euros, porque el dólar en Europa se puede cambiar, pero es mucho más engorroso no solo cambiar sino la cotización", dijo.

Además, Pera coincidió en que “siempre” es mejor cambiar las monedas locales antes de partir. “En un escenario de estabilidad cambiaria no es necesario estar perdiendo demasiado tiempo en cambiar dinero”, dijo.

Uruguayos que viajaron

En el primer trimestre de 2018 fueron 488.438 los residentes en Uruguay que viajaron al exterior, de acuerdo a información del Ministerio de Turismo. Esto dio cuenta de un incremento de 3,9% en términos interanuales. En ese periodo, gastaron fuera del país un total de US$ 341,7 millones, 17,5% por encima de lo registrado entre enero y marzo de 2017.

“Cuando en Argentina subía el dólar permanentemente convenía llevar dólares y cambiarlos allá. Ahora, en una situación de estabilidad, se puede llevar la moneda local”, ejemplificó.

El crecimiento del plástico

Pero no solo del efectivo se vive durante las vacaciones. En los últimos años —sobre todo desde la implementación de la Ley de Inclusión Financiera en 2014— los uruguayos empezaron a mutar sus formas de pagar. Esto implicó, entre otros, dejar de ver a la tarjeta de débito como “la tarjeta del cajero” y empezar a usarla de manera creciente para abonar por productos y servicios.

Los montos operados fuera de Uruguay con tarjetas de débito nacionales crecieron 14% en términos constantes en el primer semestre de 2018 frente al semestre previo, de acuerdo al último reporte del Sistema de Pagos que elabora el Banco Central (BCU). El salto llegó a 29% si se lo compara con enero-junio de 2017. También aumentó la cantidad de operaciones en el exterior con tarjetas de crédito: pasaron de 8,8 millones en el segundo semestre de 2017 a 9,9 millones en la primera mitad de 2018.

Comercios no podrán aceptar tarjeta de débito por monto mínimo. Foto:AFP
Las compras con débito en el exterior hechas con tarjetas emitidas en Uruguay han aumentado. Foto: AFP

Si bien Pera sostuvo que los uruguayos cuando viajan “les encanta llevar el dinero en efectivo”, Montaldo complementó que si bien la mayoría de las personas elige llevar parte de lo que estima gastará en “metálico”, después “termina gastando con tarjeta también”.

Pero, ¿qué hay que tener en cuenta antes de sacar la tarjeta de la billetera cuando se está en el extranjero? Primero, hay que saber bien qué tipo de plástico se tiene: la comisión que cobra cada banco por usar este medio de pago en el exterior varía en función de qué tarjeta se posea. De hecho, en algunos casos la comisión no se cobra y cuando sí se hace puede llegar a un 3% del precio que se está pagando.

Si la compra se realizó en dólares la persona abonará el precio que vio en la góndola o en la etiqueta. Pero si se trata de otra moneda se hace una conversión a dólares a un tipo de cambio que fijan los sellos emisores de las tarjetas, como Visa o MasterCard. Sobre esto algunos bancos pueden adicionar un recargo más, por lo que es conveniente averiguar con la institución financiera de la se es cliente previo al viaje para no tener sorpresas más tarde. 

¿Cuánto cobran los bancos de plaza cuando se usan sus productos en el exterior?

*BBVA
El banco tiene productos por los que no cobra comisión (como la tarjeta MasterCard Black), otros por lo que sí cobra una comisión pero “bonificada” de 1,5% (es el caso de las tarjetas Oro y Platino), mientras que el resto de las tarjetas internacionales tienen un costo de 3% sobre el monto de la compra.

*BROU
Cada transacción que se realiza con tarjetas –ya sean regionales o internacionales- fuera de fronteras tiene un costo de 3% más IVA. En el caso de los productos Oro y Superiores no abonan esta comisión. Si se quiere sacar dinero de un cajero ubicado en el exterior, se cobra US$ 3 más IVA en el caso de las tarjetas Maestro y US$ 3 si es Visa Débito.

*Santander
En el caso de las tarjetas de crédito, la comisión que cobra esta institución financiera oscila entre el 1% y un 3% más Impuesto al Valor Agregado (IVA). Si se trata de débito, las tarjetas Select no tienen costo extra y las standard pagan US$ 5 por cada compra realizada.

*Scotiabank
Cuando se trata de tarjetas de crédito las American Express –sin importar de qué tipo- no tienen recargo. Lo mismo ocurre con las MasterCard Oro. En tanto, el resto de las tarjetas Visa y Master Internacional abonan 3% más IVA sobre el monto de la compra. Por el lado del débito, se paga 3% más IVA por cada compra. Por cada extracción de dinero en efectivo de un cajero el banco cobra US$ 4. 

*HSBC
Las compras realizadas en el exterior con tarjetas de este banco deben pagar un 3% de recargo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)