REFINAR VS. IMPORTAR

Uruguayos pagaron US$ 99 millones de sobrecosto por naftas

Abonaron en promedio US$ 33 millones más por mes que si se hubiese importado.

En julio ya hubo una rebaja del precio del gasoil de 8%. Foto: F. Ponzetto
En julio ya hubo una rebaja del precio del gasoil de 8%. Foto: F. Ponzetto

En el primer trimestre del año los uruguayos pagaron un sobrecosto en los combustibles equivalente a US$ 99,2 millones. Esa es la diferencia entre el precio pagado en surtidor versus el precio que se hubiera abonado si existiera libre importación de combustibles.

En el primer trimestre de 2017 el sobrecosto había sido de US$ 130,3 millones, por lo que el mismo bajó 23,8% en el primer trimestre de este año.

Entre enero y marzo los uruguayos gastaron US$ 678,9 millones en nafta Super 95, nafta Premium 97 y gasoil. En cambio, si se hubieran importado esos tres combustibles, habrían pagado US$ 579,7 millones.

Estos datos surgen del análisis realizado por El País de los informes mensuales de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea) sobre precios de paridad de importación de los combustibles derivados del petróleo. Las cifras de consumo mensual de combustibles fueron tomadas de la Dirección Nacional de Energía del Ministerio de Industria, Energía y Minería.

La Ursea señala en sus informes que "la determinación de los precios de paridad de importación en Uruguay, es un ejercicio teórico que consiste en calcular el precio en el mercado local de productos terminados de similar calidad a la de los producidos por Ancap, en la hipótesis de que los mismos puedan ser importados libremente. Estos pueden ser considerados como precios de referencia, que intentan reflejar la actividad de un importador y los costos de eficiencia teórica que eventualmente se tendrían que asumir en el caso de que la ley permitiera la importación (de los derivados y de los biocombustibles). En la estructura de costos de los PPI (Paridad de Precios de Importación) se consideran referencias que reflejan operaciones eficientes y competitivas (internacionales de ser necesario) adaptadas a las condiciones nacionales, que no necesariamente coinciden con los costos incurridos en transacciones concretas efectuadas en el país".

Estos datos se comparan con los precios máximos vigentes aprobados por el Poder Ejecutivo para comercializar estos productos en plaza.

Ancap analizará en junio una suba de los combustibles, ya que tanto el precio del petróleo como el del dólar han aumentado por encima de la referencia.

En promedio, cada mes los consumidores pagaron US$ 33,06 millones más al no importarse los combustibles. Marzo fue el mes de mayor diferencia en dinero entre "importado" y refinado: US$ 37,1 millones y enero el de menor brecha: US$ 29,2 millones. En todos los meses se pagó un sobrecosto por no importar para las tres categorías.

Refinar o importar.

La opción de liberar la importación de combustibles ha estado en debate en los últimos años, aunque desde el gobierno siempre se ha descartado.

"Acá no hay ninguna postura filosófica, son números duros". Así se refirió el pasado 3 de abril la presidenta de Ancap, Marta Jara, a la decisión de la petrolera estatal de traer el petróleo y refinarlo en suelo nacional en lugar de importar combustible ya "terminado". "Cualquier directivo de cualquier empresa, si tuviera que tomar una decisión dura, racional, económica, de refinar o importar, sería refinar", agregó en ocasión de la presentación del balance de la petrolera estatal.

Jara comentó que a esta afirmación se llegó mediante una "metodología internacionalmente aceptada por todas las empresas que refinan".

La presidenta de Ancap dijo que "el costo de producción es menor a partir del crudo refinado en nuestras instalaciones que trayendo derivados", y agregó que en la metodología de paridad de importación hay "otros elementos" (mencionó el IVA y "gastos de administración y venta" posteriores).

En los informes de 2018 la Ursea utilizó la nueva metodología donde se incluyó el costo que para Ancap tiene el cumplir con los mínimos de mezcla de biocombustibles exigidos por la ley.

Además, la Ursea también calcula el precio sin IVA y sin "otros elementos" y da más barato importar: en marzo el gasoil Ancap valía $ 23,90 por litro con esa metodología y el precio de paridad de importación era $ 16,90; en nafta Super 95 el precio Ancap era $ 21,10 por litro y el de importación $ 15,90; en nafta Premium 97 el precio Ancap era $ 21,70 por litro y el de importación $ 16,20.

El informe de Ursea detalla que los componentes considerados en la metodología son: el flete marítimo más los seguros a pagarse para el envío del combustible, todos los gastos y tasas necesarias para colocar el producto a la salida de las plantas de despacho, los costos de almacenaje y distribución mayorista, los de mezclar el gasoil y las naftas con biocombustibles (tal como lo establece la legislación local), los de distribución minorista y los impuestos a abonar. Cabe aclarar que la Ursea es un organismo en la órbita de Presidencia encargado de regular, fiscalizar y asesorar en temas de energía, combustible y agua.

"El país sí se debe un debate, pero que no tiene que ser refinería sí, refinería no, sino que el centro de la cuestión como país tiene que estar en cuál es la forma de organización de este mercado que haga que los uruguayos tengan el precio del combustible más barato", había dicho el director de Ancap (por el Partido Nacional) Diego Labat al programa En Perspectiva de Radiomundo.

¿Alza de naftas en puerta?

Los precios del petróleo superaron ayer los US$ 80 por barril por primera vez desde noviembre de 2014, pero luego borraron sus avances. Los futuros del Brent (de referencia para Ancap) alcanzaron un máximo intradiario de US$ 80,50 por barril, pero luego cedieron la mayor parte de sus avances y cerraron con una ganancia de 2 centavos respecto al miércoles, a US$ 79,30 por barril. Esto, sumado a la suba del dólar que cotiza por encima de $ 31 (ver página siguiente) llevará a Ancap a aumentar el precio de los combustibles en junio. La presidenta de la empresa estatal, Marta Jara, había dicho la semana pasada a El País que el valor del crudo está "claramente" por encima de la referencia. Ancap tiene una referencia para el precio del petróleo de US$ 63 y un dólar a US$ 30,50.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º