PROYECCIONES

¿Cómo ven los analistas la economía que se viene?

Fueron 10 los analistas que respondieron a una nueva edición de la Encuesta de Expectativas Económicas de El Pais y que compartieron sus proyecciones.

Pesos uruguayos. Foto: Archivo El País
Pesos uruguayos. Foto: Archivo El País

La economía uruguaya llega al año 2021 con un escenario más pesimista que lo esperado meses atrás, con un alto nivel de incertidumbre y múltiples desafíos que dependen principalmente de la resolución de la crisis sanitaria o de un posible recrudecimiento de la pandemia.

Mejorar las variables del mercado de trabajo, reformar el sistema de la seguridad social, la convergencia de la inflación a los niveles planteados en el presupuesto y un menor ritmo en el crecimiento de la actividad económica son las principales amenazas.

En una nueva edición de la Encuesta de Expectativas Económicas que realiza El País, 10 analistas respondieron qué se puede esperar sobre el crecimiento económico, la inflación, el desempleo, el déficit y el dólar el año próximo. También analizaron cuáles serán los principales riesgos que enfrentará el gobierno y qué puede hacer.

De acuerdo con el economista Pablo Moya de la consultora Oikos, el principal riesgo para la economía en 2021 es “que los estímulos fiscales implementados por los países, determine un abaratamiento relativo frente a Uruguay que nos limite la competencia en los mercados”.

Por su parte, el director del Centro de Estudios para el Desarrollo (CED), Agustín Iturralde, manifestó que si la situación sanitaria empeora en el país, el gobierno “debería adoptar medidas restrictivas más duras, lo cual inevitablemente implicaría un perjuicio mayor a la actividad económica”.

En la misma línea, la economista del Instituto de Economía (Iecon), Gabriela Mordecki, explicó que la recuperación de la economía en 2021 “seguramente será más lenta que la esperada meses atrás”, lo que impactará en el mercado laboral. “El impacto en los uruguayos que se han quedado sin trabajo, que están en seguro de paro, que son informales o monotributistas sin derecho a este beneficio, se verán en una situación muy difícil”, explicó Mordecki y señaló que el gobierno “debería estudiar nuevos apoyos” no solo para ayudar a los grupos más desfavorecidos, sino también para ayudar a recuperar la demanda interna.

De acuerdo con Nicolás Cichevski, gerente del área de Consultoría Económica de Grant Thornton, en el corto plazo “el principal riesgo para la economía” deriva de un potencial deterioro de la situación sanitaria y su efecto en la actividad económica. A su entender, la amenaza “no es necesariamente una nueva cuarentena generalizada similar a la de marzo-mayo por un corto período, sino una extensión durante todo 2021 de las medidas actuales”, lo que “complicaría aún más el escenario para 2021 que ya es bastante más pesimista que lo esperado”, explicó.

Asimismo, Cichevski manifestó que “incluso sin un deterioro significativo de la situación sanitaria, es posible que los efectos positivos de la potencial vacuna en la economía no aparezcan” durante el próximo año.

Quien ingrese al MEF en 2020 tendrá que afrontar temas sustanciales. Foto: F. Ponzetto
Ministerio de Economía y Finanzas. Foto: Fernando Ponzetto.

En tanto, Ramón Pampín de la Consultoría Económica de PwC explicó a El País que ven con mayor pesimismo el 2021 debido a que Uruguay atraviesa la primera ola de COVID-19. Según explicó, las proyecciones de la consultora (ver aparte) tienen en cuenta un mal desempeño de la temporada turística así como también asumieron en las estimaciones el impacto por medidas que puedan darse en el primer trimestre del año y que afecten la movilidad de las personas.

“Por tanto, consideramos que tendremos un segundo shock de oferta, menor en magnitud que el primero de ellos, que se dio en el segundo trimestre de 2020”, explicó Pampín.

En relación a los riesgos que enfrenta el gobierno, desde PwC señalaron que “es el efecto que se deriva de la acumulación de tres etapas que afectan a empresas y población vulnerable”. Una etapa que comprende los años entre 2015 y 2019 en la que “se produjo recesión y estancamiento de varios sectores de actividad”, por otro lado “el efecto económico de marzo de la pandemia” y una tercera por el efecto sanitario y económico de la primera ola de fines de este año.

Desde CPA Ferrere, Giuliano Cantisani explicó que el gobierno deberá enfrentar “varios dilemas de política económica el próximo año” y dijo que si bien la política económica plasmada en el Presupuesto, en la Ley de Urgente Consideración y en otras iniciativas del gobierno “está orientada a reducir la incertidumbre fiscal, aumentar la competitividad y reducir la inflación”, una recuperación de la economía más lenta como también del empleo, “podría comprometer las metas fiscales y obligar a redefinir las prioridades de política económica”.

Asimismo, Cantisani mencionó que “las reformas estructurales para apuntalar la competitividad avanzan más lento de lo esperado por el sector productivo” lo que determina que, “en ausencia de reformas estructurales, la competitividad de muchos sectores exportadores depende del tipo de cambio real”. Si esto ocurre, según Cantisani supondría “una restricción para la política monetaria, que se va a ver obligada a calibrar con mucha precisión las medidas a adoptar en 2021, sobre todo en un contexto de recuperación lenta y dificultades en el mercado laboral mayores a las previstas hace unos meses”, explicó.

En tanto, Alejandro Cavallo de Equipos Consultores manifestó que “el principal riesgo para los siguientes años está relacionado con la posibilidad de un crecimiento lento que sea insuficiente para aliviar la situación fiscal y, por tanto, la sostenibilidad de la deuda”.

A su entender, en el corto plazo por el lado de la oferta los riesgos están impuestos por la situación sanitaria. El desafío en este aspecto es “administrar en forma equilibrada las restricciones a la actividad económica de forma de mitigar los impactos negativos y, fundamentalmente, evitar que sean irreversibles en ciertos sectores como el comercial y algunos servicios como el transporte, la gastronomía, la hotelería y el entretenimiento”, indicó.

Por el lado de la demanda, según Cavallo el gobierno también tiene un desafío relacionado con lo anterior y que tiene que ver con el manejo de las expectativas. La amenaza es que la primera ola de la pandemia “genere una afectación fuerte de las expectativas, algo que no hemos visto en el año más allá del natural ajuste esperado por la llegada del COVID-19 a Uruguay”, añadió.

Para el economista de KPMG, Marcelo Sibille, el principal riesgo que enfrenta el gobierno “ya está amenazando con aflorar y es sufrir una recaída en el nivel de actividad en el próximo trimestre por la ola de contagios de fin de año”. En cualquier caso, según Sibille “la expectativa es que pese al crecimiento promedio esperado para 2021, no se estaría alcanzando aún el nivel de 2019 debido a la profundidad de la caída en 2020”.

La visión de Alicia Corcoll de Exante es que la política monetaria uruguaya “debería seguir siendo relativamente laxa” dado el contexto externo de tasas bajas y el desafío del país para retomar los niveles de actividad y empleo pre pandemia. Además, explicó que “las definiciones que tome el gobierno para la próxima ronda de negociación colectiva (cuando empiecen a vencer los acuerdos puente que se establecieron en los primeros meses de la pandemia) serán clave para la dinámica de la inflación y el empleo”.

Dos factores clave que pueden incidir

Según Nicolás Cichevski, economista de Grant Thornton, hay “dos temas fundamentales que se juega el gobierno en 2021”. Por un lado, lograr la convergencia de la inflación a los niveles planteados en el presupuesto. Y por otro lado, la reforma de la seguridad social. ”Si bien la reforma no tendría un impacto fiscal en el corto plazo, si lo tendría en las expectativas del mercado”, lo que “le daría aire al gobierno para financiar un posible deterioro de las cuentas públicas”, explicó.

Las proyecciones de los expertos.

instituto de economía
Gabriela Mordecki
Gabriela Mordecki
Variación PIB 2021: 2,0%
Inflación cierre del año: 7%
Déficit fiscal (sin “efecto ciencuentones”): 4,5% del PIB
Desempleo (promedio anual): 12%
Dólar (cotización a fin de año): $ 43,50
centro de estudios para el desarrollo
Agustín Iturralde. Foto: El País
Agustín Iturralde
Variación PIB 2021: 2,9%
Inflación cierre del año: 7,1%
Déficit fiscal (sin “efecto cincuentones”): 4,6% del PIB
Desempleo (promedio anual): no hay proyección
Dólar (cotización a fin de año): $ 45
PWC
Ramón Pampín
Ramón Pampín
Variación PIB 2021: 2,4%
Inflación cierre del año: 7,6%
Déficit fiscal (sin “efecto cincuentones”): 5,1% del PIB
Desempleo (promedio anual): 12,3%
Dólar (cotización a fin de año): $ 44,50
Oikos
Pablo Moya
Pablo Moya
Variación PIB 2021: 2,77%
Inflación cierre del año: 7,74%
Déficit fiscal (sin “efecto cincuentones”): no hay proyección
Desempleo (promedio anual): 9,7%
Dólar (cotización a fin de año): $ 46,79
Exante
Alicia Corcoll
Alicia Corcoll
Variación PIB 2021: 3,9%
Inflación cierre del año: 6,7%
Déficit fiscal (sin “efecto cincuentones”): 4,4% del PIB
Desempleo (promedio anual): 10,3%
Dólar (cotización a fin de año): $ 48
Equipos consultores
Alejandro Cavallo
Alejandro Cavallo
Variación PIB 2021: 2,6%
Inflación cierre del año: 7,5%
Déficit fiscal (sin “efecto cincuentones”): 5,5%
Desempleo (promedio anual): 11,5%
Dólar (cotización a fin de año): $ 44,60
kpmg
Marcelo Sibille
Marcelo Sibille
Variación PIB 2021: 3,5%
Inflación cierre del año: 7,8%
Déficit fiscal (sin “efecto ciencuentones”): 4,5%
Desempleo (promedio anual): 10%
Dólar (cotización a fin de año): no hay proyección
cpa ferrere
Giuliano Cantisani
Giuliano Cantisani
Variación PIB 2021: 2,4%
Inflación cierre del año: 7,7%
Déficit fiscal (sin “efecto cincuentones”): 4,5% del PIB
Desempleo (promedio anual): 10%
Dólar (cotización a fin de año): no hay proyección
vixion consultores
Aldo Lema
Aldo Lema
Variación PIB 2021: 3%/5%
Inflación cierre año: 6%/7%
Déficit fiscal (sin “efecto cincuentones”): 4% del PIB
Desempleo (promedio anual): 10%
Dólar (cotización a fin de año): $ 39/$ 41
grant thornton
nicolás cichevski
Nicolás Cichevski
Variación PIB 2021: 3,6%
Inflación cierre del año: 7,5%
Déficit fiscal (sin “efecto ciencuentones”): 4,5% del PIB
Desempleo (promedio anual): 11,1%
Dólar (cotización a fin de año): $ 45,60
MINISTRA DE ECONOMÍA Y FINANZAS
Azucena Arbeleche. Foto: El País
Azucena Arbeleche
Variación PIB 2021: 4,3%
Inflación cierre del año: 6,9%
Déficit fiscal (sin “efecto cincuentones”): 4,1% del PIB
Desempleo (promedio anual): no hay proyección
Dólar (cotización a fin de año): $ 46,90
Previsión: PIB, dólar, desempleo e inflación
Más de dos tercios de analistas creen que el dólar seguirá cediendo terreno hasta por lo menos mediados de 2021. Foto: Reuters

Las proyecciones de los analistas que participaron de la Encuesta de Expectativas Económicas de El País, marcan que la economía se recuperará en 2021 de la caída que sufrió este año a causa del coronavirus. También prevén una reducción del déficit fiscal, después de aumentar este año por los efectos del COVID-19 (mayor gasto y menor recaudación). A su vez, prevén que el desempleo seguirá en dos dígitos.

Por otro lado, los analistas estiman que la inflación cederá aunque seguirá cercana al techo (7%) de la meta oficial.

Sobre el dólar, estiman que subirá acompañando la inflación.

¿Qué dicen los números? La estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en mediana (se ordenan las 10 respuestas de menor a mayor y se toma la del centro) es de 2,83%. Eso está por debajo del 4,3% que proyectó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en la ley de Presupuesto. La previsión mínima es de Gabriela Mordecki desde el Instituto de Economía con 2% y la máxima es de Exante con 3,9%, mientras que el economista Aldo Lema planteó un rango posible de entre 3% y 5%.

En cuanto al déficit fiscal, en mediana nueve de los analistas consultados estiman que será de 4,5% del PIB, quitando el “efecto cincuentones”. La proyección de mínima esa de Lema que estima un rojo de las cuentas públicas de 4% del PIB y la máxima de Equipos Consultores que prevé un déficit de 5,5% del PIB. El MEF tiene una meta de déficit de 4,1% del PIB para 2021.

Respecto al mercado laboral, los economistas no prevén que la recuperación del empleo sea rápida, pese al repunte de la economía. En mediana estiman que el desempleo en el promedio de 2021 será de 10,7% de la Población Económicamente Activa, con proyecciones que van de 9,7% (según las proyecciones del economista Pablo Moya) a 12,3% (según las estimaciones de PwC). El gobierno no realiza estimaciones acerca del desempleo.

Por su parte, la gran mayoría de los analistas cree que la inflación volverá a cerrar el año fuera de la meta del gobierno de entre 3% y 7%, si bien cederá sobre el guarismo de 2020. La estimación en mediana de nueve de los analistas es que la suba de precios del consumo en 2021 será de 7,5%, mientras que para Lema estará en un rango de entre 6% y 7%. La estimación de mínima es de Exante que prevé una inflación de 6,7% y la de máxima es de KPMG que proyecta una suba de precios de 7,8%. En tanto, el gobierno espera que la suba de precios sea de 6,9% al finalizar 2021.

Por último, respecto al dólar, la gran mayoría de los encuestados prevé que siga al alza en términos nominales. Así, la estimación en mediana para el tipo de cambio a fin de 2021 es de $ 45. El Iecon es el que estima el nivel más bajo del dólar al cierre de 2021 con $ 43,5 y Exante es el que proyecta al billete verde más arriba a fin de año con $ 48. La previsión del gobierno es que el dólar cierre 2021 a $ 46,90.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados