INDUSTRIA AUTOMOTRIZ

La "venganza" de Elon Musk, el fundador de Tesla

Su creciente éxito hizo que otros adoptaran el vehículo eléctrico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Los héroes me hacen sentir el deber de salvar al mundo", dijo más de una vez

Trece años después de su fundación, Tesla, el fabricante de automóviles eléctricos, empieza a tener un profundo impacto en el mundo del automóvil de Estados Unidos pese a su pequeño tamaño frente a los grandes productores.

En 2016, Tesla produjo 83.922 vehículos. En comparación, General Motors (GM), el mayor fabricante de automóviles de EEUU y el tercero a nivel global, produjo en todo el mundo cerca de 10 millones.

Y mientras que GM tuvo unos beneficios de US$ 9.700 millones en 2015 y US$ 9.430 millones en 2016, Tesla perdió US$ 675 millones tras tener unos ingresos de algo más de US$ 7.000 millones.

Pero a pesar de su pequeña cuota de mercado en EEUU y sus pérdidas, días atrás la capitalización bursátil de la joven empresa llego a US$ 60.380 millones, por encima de la de GM, que está valorada en US$ 51.480 millones.

Aunque Ford está invirtiendo miles de millones de dólares en el desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos, sus resultados no están teniendo el impacto que los mismos productos que Tesla está poniendo en el mercado.

Lo mismo se podría decir, con matices, de la comparación entre Tesla y los dos otros fabricantes estadounidenses, GM y Fiat Chrysler (FCA). Para muchos analistas, el que Ford, GM y FCA estén invirtiendo y produciendo vehículos eléctricos es consecuencia del creciente éxito de ventas de Tesla.

Como el fundador de Tesla, Elon Musk, recordó el viernes, GM fue el primer fabricante que decidió producir de forma masiva en la era moderna cuando entre 1996 y 1999 comercializó el EV1. Pero en una sorprendente decisión en 2003, GM canceló el programa del EV1 y destruyó todos los vehículos existentes. "Pocas personas saben que empezamos Tesla cuando GM retiró forzosamente todos los vehículos eléctricos en 2003 y los destruyó", explicó el emprendedor.

"Ya que las grandes compañías estaban acabando sus programas de Vehículos Eléctricos (VE), la única opción fue crear una compañía VE, incluso si era casi inevitable que fuese un fracaso", dijo.

La venganza no podía ser más dulce para Musk.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)