OPINIÓN

Las ventajas económicas de promover la diversidad

El viernes 17 de mayo es el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia. Sé que todos los días parece que celebramos algo internacionalmente y que probablemente todos nos cansemos de los mensajes de "Feliz día de ..." que se difunden en las redes sociales.

Ian Duddy. Foto: Twitter
Ian Duddy. Foto: Twitter

Pienso en el 17 de mayo como un día para celebrar y promover la diversidad. Pero, ¿por qué importa la diversidad? Por un lado, porque no solo el trato igualitario es un principio fundamental para los derechos humanos, sino que también tiene un impacto económico en las empresas.

Ha habido numerosos estudios en el Reino Unido que muestran que los lugares de trabajo que promueven activamente la diversidad, obtienen niveles más altos de satisfacción, productividad y rentabilidad de los empleados. En resumen, las empresas con una fuerza laboral diversa prosperan mejor que las que no la tienen.

¿Por qué pasa esto? Como empleador, si quieres sacar lo mejor de tus empleados, necesitas ofrecer un lugar de trabajo donde todos puedan contribuir por completo. Eso significa un lugar de trabajo donde las personas no tengan que ocultar una parte de sí mismas. Un entorno en el que los colegas puedan trabajar de manera segura sabiendo que serán evaluados en función de su desempeño y no de sus antecedentes, raza, género u orientación.

Las empresas con una fuerza laboral diversa también han demostrado ser más resilientes e innovadoras. ¿Por qué? Tener una fuerza laboral diversa también fomenta la diversidad de pensamiento. Las empresas que prosperan hoy son aquellas que están dispuestas a innovar, asumir riesgos y cambiar. Si solo contratas a un "tipo" de persona, es posible que no te beneficies realmente de la más amplia gama de opiniones, ideas y creatividad. En cambio, terminas reforzando el "pensamiento grupal", con un círculo interno privilegiado que toma decisiones estratégicas, pero se limita a un solo punto de vista. A largo plazo, ese es un lugar peligroso para cualquier negocio.

Estoy muy consciente de no reclutar "a mi propia imagen". Quiero colegas con una amplia gama de ideas y experiencias en la Embajada Británica. En la práctica, eso significa garantizar que todas nuestras ofertas de empleo se difundan, que los puestos estén realmente abiertos a la competencia y que los paneles de entrevistas estén compuestos por colegas con una variedad de puntos de vista. Del mismo modo, cuando organizamos eventos en la Embajada, buscamos invitar a personas que representen a todo Uruguay, en toda su diversidad.

Como el primer Embajador británico en Uruguay abiertamente gay, cuando termine mi estadía aquí quisiera ser recordado como el Embajador que fue profesional, abierto, y que representó al Reino Unido de la mejor manera posible. No quiero ser recordado como “el embajador gay". En este día especial para la comunidad LGBT, no estamos pidiendo un tratamiento especial, sino una oportunidad para demostrar que podemos hacer el trabajo tan bien como los demás.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)