Sector en recuperación

Las ventas de pescado al exterior van en aumento

Sumaron US$ 48,3 millones y crecieron un 23% interanual.

Productos: la corvina congelada y la merluza los más vendidos. Foto: Ricardo Figueredo
Productos: la corvina congelada y la merluza los más vendidos. Foto: Ricardo Figueredo

La exportación de productos pesqueros uruguayos totalizó US$ 48,3 millones durante los primeros seis meses de 2018, lo que supone un aumento de 23% en comparación con el mismo período del año anterior.

Según un informe de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara), el volumen exportado subió 8,19% hasta alcanzar 25.958 toneladas. Mientras tanto, el precio promedio unitario llegó a US$ 1.860 por tonelada, lo que supone un crecimiento de 13,34%.

Los "productos congelados enteros, eviscerados, cortados en HG o en postas" se mantuvieron como el principal rubro, tanto en valor como en volumen, totalizando 24 mil toneladas por US$ 43,4 millones con un predominio de la corvina entera congelada, seguida de la merluza común eviscerada, del tiburón azul en trozos y del sábalo entero.

Asimismo, se exportaron 761 toneladas de filetes por US$ 2,2 millones y 223 toneladas de empanados, preparados, conservas y caviar, que sumaron poco más de US$ 1 millón.

En cuanto a las especies, la corvina fue la más vendida al extranjero, alcanzando 7.208 toneladas y US$ 11,7 millones; seguida por la merluza (5.290 toneladas y US$ 8 millones); y por el tiburón azul (2.904 toneladas y US$ 7,5 millones).

Por otro lado, el principal destino de las exportaciones de productos pesqueros de Uruguay fue Brasil, que importó 4.997 toneladas por US$ 11 millones. Estados Unidos se hizo con el segundo lugar con 458 toneladas por US$ 4,3 millones, mientras que China aparece en la tercera posición con 1.978 toneladas por US$ 4 millones.

Colombia, Nigeria, Gabón, Camerún, Israel, Congo, Rusia, Jordania, Chile, Angola, Sudáfrica y Vietnam fueron los demás destinos destacados, respectivamente.

Estos números muestran una mejora del sector pesquero, que sufrió entre 2012 y 2018 el cierre de 26 empresas y la pérdida de unos 2.000 empleos. En base a esas dificultades, la Cámara de Armadores Pesqueros y la Cámara de Industrias Pesqueras definieron como "grave" la situación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)