CONSUMO

Ventas de súper caen 1,5% y mitad de hogares baja gastos

Casi 6 de cada 10 consumidores se fija más en precios que hace un año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Algunos productos ya subieron de precio, pero no es algo desmedido dicen almaceneros. Foto: F.Flores

Las ventas en los supermercados cayeron 1,5% en el año móvil a junio en un contexto de retracción del consumo. En ese mismo escenario, el 49% de los hogares consideran reducir sensiblemente el gasto en alguno de sus rubros.

Además de esa baja, en el primer semestre del año las ventas mostraron un descenso de 0,3%. Los datos, que surgen de una encuesta mensual realizada por la consultora Deloitte para la Asociación de Supermercados del Uruguay (ASU), fueron presentados ayer durante el desarrollo del Seminario Retail 2016.

El director de la ASU y subdirector general de Grupo Disco, Hugo Avegno, indicó que todos los años la evolución de los precios de los supermercados mantienen una fuerte correlación con el Índice de Precios del Consumo (IPC).

Además, el empresario desglosó los productos en dos grupos: los alimenticios y los no alimenticios.

En el caso de los primeros, las ventas tuvieron un aumento de 1% en el primer semestre del año, aunque mostraron una reducción de 0,4% en el año móvil comprendido entre julio de 2015 a junio de este año.

A su vez, los no alimenticios (electrodomésticos, artículos del hogar, textiles, entre otros) mostraron una caída de 5% en el semestre y de 5,4% en el año móvil a junio.

Avegno informó que entre el 80% y el 85% de las ventas de los supermercados son de alimentos y eso atenuó la caída de las ventas generales en las grandes superficies.

En ese sentido, el directivo de ASU expresó que los productos alimenticios se están vendiendo prácticamente a los mismos volúmenes, pero "la fuerte caída se produjo en los productos no alimenticios. Nuestro sector refleja claramente lo que ocurre en la economía en su conjunto. Estoy tentado de decir: no somos una isla. Hay un escenario de incertidumbre, donde el consumidor uruguayo aprendió la lección y tiende a retraer el consumo de ese tipo de productos".

El empresario indicó que durante la temporada turística se verificaron buenos niveles de venta que cayeron posteriormente. La esperanza es, entonces, que las ventas vuelvan a mostrar buenos resultados sobre fin de año.

Por su parte, el director del área de economía de Equipos Consultores, Alejandro Cavallo, también señaló que en los últimos meses se verificó un deterioro en la predisposición de los consumidores a adquirir bienes durables.

Ello surge del Índice de Confianza del Consumidor (ICC) elaborado por la Cátedra SURA de Confianza Económica de la Universidad Católica y Equipos Consultores.

El ICC registró una caída de 18,5% en los primeros seis meses del año en comparación al mismo período de 2015, la máxima variación negativa para un semestre desde que la medición se lleva a cabo. Cavallo aclaró igualmente que en julio la confianza de los consumidores mostró un mejor resultado impulsada por dos noticias positivas: el anuncio de UPM de la instalación de una tercera planta de celulosa y la colocación de deuda a largo plazo por US$ 1.147 millones en los mercados internacionales.

En otro orden, Cavallo se refirió a algunas conductas que están llevando adelante los consumidores.

En ese sentido, indicó que el 48% de los consumidores están más atentos a las promociones, descuentos y ofertas de productos que antes.

Además, el 49% de los hogares considera reducir sensiblemente el gasto en algún rubro.

Sobre este aspecto, detalló que el mayor porcentaje se observó en los hogares de clase baja con un 55%. En los de clase alta la reducción de ese gasto alcanza al 40% de los hogares y al 50% en los hogares de clase media.

A su vez, informó que el 58% de los consumidores de bienes de supermercados y almacenes se fija más en los precios que hace un año atrás. El porcentaje llegó al 73% en los segmentos más bajos.

Ausentismo.

En otro pasaje de su disertación Avegno se refirió al nivel de ausentismo en los supermercados. Lo calificó como un factor endémico dentro del sector.

El empresario sostuvo que los supermercados realizaron una apuesta fuerte en los últimos tres años para intentar bajar los guarismos verificados con el pago de una prima por presentismo. Informó que esa bonificación es de $ 2.400 mensuales.

"Se paga por quincena de modo tal que no se pierda el mes entero", dijo. Una falta no autorizada por quincena hace perder la prima.

Avegno señaló que en los supermercados Disco, Devoto y Geant de "cada cinco empleados no contamos con uno".

El ausentismo durante el año pasado en esos locales fue de 19,3%, aunque Avegno aventuró que en el resto de los supermercados debe rondar el mismo porcentaje.

Luego, el ejecutivo desglosó los motivos de las faltas. El primero mencionado fue la licencia reglamentaria anual con un 6,92%.

Luego señaló las licencias legales con 1,45% donde se incluyen días libres otorgados por motivos de salud, casamientos o cumpleaños. "Allí hay conceptos establecidos por ley, otros que están dentro de los convenios colectivos y algunos que son otorgados por decisión de las empresas", explicó Avegno.

El tercer motivo de ausentismo que marcó fue el de la falta sin justificación o aviso que en ese caso llega a 10,97%. "Uno de cada diez falta sin avisarnos", resumió Avegno.

Agregó que la tendencia observada en el primer semestre no marca cambios al respecto. "La verdad que esperábamos mejores resultados; la prima por presentismo no alcanzó", sostuvo el directivo de la ASU.

"Ahora se viene La noche de la nostalgia", dijo prediciendo que al día siguiente habrá personal que faltará sin avisar. "Al otro día abrimos un par de horas más tarde para que los muchachos se levanten con más ímpetu", añadió.

En otro orden, el empresario expresó que hasta 2015 se observó en el sector un crecimiento sostenido de los costos salariales, algo que se revirtió este año.

Informó que en los últimos 12 meses a junio ese costo cayó 1,2%. "Es la primera vez en muchos años que el costo salarial cae y esto se debe a una baja de 3,4% de las horas totales trabajadas", precisó el representante de la ASU.

Economía estancada; crecimiento mayor llegará en 2018, dijo Oddone.

El socio de CPA Ferrere, Gabriel Oddone señaló ayer que la economía local está estancada desde hace un año y marcó que en el cierre de 2016 se registrará un crecimiento nulo. Indicó que el país podrá obtener mejores tasas de crecimiento en 2018 a raíz de la instalación de la tercera planta de celulosa y por un cambio en el contexto regional.

Sobre la actualidad en los países vecinos, Oddone indicó que Argentina transita por un largo y complejo proceso de reordenamiento de su economía con una "estrategia razonable". Informó que el consenso de los analistas estima que la recuperación llegará el año próximo con un crecimiento de 3,1%, aunque dudó que ese guarismo pueda lograrse. A su vez, marcó que en Brasil se consolidó un escenario recesivo y previó una tasa de crecimiento de 1% para el año que viene.

Volviendo al plano local se refirió al deterioro del mercado laboral, donde el año pasado se perdieron 27.700 empleos. Añadió que en el primer semestre de este año fueron 7.900 los puestos de trabajo perdidos. Señaló que la construcción, el sector primario, la hotelería y los restaurantes fueron los rubros más afectados. En otro orden, previó que el déficit fiscal cerrará el año entre 4% y 4,1% del Producto Interno Bruto (PIB). "No es una situación fiscal dramática", expresó sobre el rojo de las cuentas publicas.

Además, señaló como "impostergable" el ajuste previsto por el gobierno que se producirá con el aumento previsto para el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Pero a pesar de ser impostergable lo calificó como "insuficiente para estabilizar el ratio deuda / PIB". Añadió que si se definiera un nuevo ajuste debería llegar por el lado de un aumento de las tarifas públicas.

Un sector con alta rotación de trabajadores.

Avegno expresó que el supermercado es "para muchos jóvenes su primer trabajo, su primera oportunidad, pero es una industria de alta rotación". Añadió que la "rotación va de la mano con el mercado laboral; cuando el desempleo empieza a subir, la rotación baja". Informó que en el primer semestre del año se fueron de los supermercados 1.471 trabajadores. El 30% de ellos tenía más de un año de antigüedad, el 16% entre cuatro y 12 meses, un 37% entre uno y tres y el 17% restante no había cumplido los 30 días en su trabajo. "El 70% de los que se fueron en el primer semestre ni siquiera tenían un año de antigüedad. Imagínense lo que implica eso en términos de selección e inducción para introducirlos en el mercado, de capacitación", dijo Avegno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)