A PARTIR DE ENERO

La visión del gobierno y economistas sobre las nuevas tarifas públicas

Los economistas coinciden en que el ajuste se realizó por debajo de la inflación y apuntaron que estuvo “dentro de lo previsible”.

La información que recibió la Ursea sobre el ajuste de tarifas no presentó "fundamentos del cálculo específico" del porcentaje de alza. Foto: Fernando Ponzetto
El Poder Ejecutivo anunció las nuevas tarifas públicas que regirán desde el próximo 1 de enero. Foto: Fernando Ponzetto

El Poder Ejecutivo anunció ayer cuáles serán las nuevas tarifas para combustibles, electricidad, telefonía, servicios de internet y agua que regirán a partir del próximo 1° de enero.

A través de un comunicado difundido por la web de Presidencia, el gobierno argumentó que los ajustes tarifarios “están por debajo de la inflación” y que en algunos casos la suba fue menor a las proyecciones comerciales presentadas por las empresas públicas. El único que no tendrá cambios es el gasoil dado que el Ejecutivo resolvió mantener el precio.

En el caso de UTE el aumento será de 5% en promedio, dado que los ajustes van a varían en función del cargo fijo, de las diferentes tarifas y potencias.

Por otra parte, el aumento de la tarifa en OSE será de 6,5%. La propuesta que realizó el directorio fue de 8,2%, dijo a El País Edgardo Ortuño, representante del Frente Amplio, que no acompañó la propuesta.

Tal y como lo había anunciado el pasado martes el presidente de Antel, Gabriel Gurméndez, en esta empresa el aumento promedio será de 6,4%. En telefonía móvil la suba prevista es de 6,3% y para los servicios de internet de 9,5%, mientras que para la telefonía fija disminuirá 5,2%.

En el caso de Ancap se anunció que las naftas tendrán un aumento de 6,19% mientras que el supergás subirá 6,9%. La petrolera estatal hace dos años y medio que no ajusta el precio de las naftas. No obstante, todos los años sí ajusta el Imesi a ese combustible. En los últimos años el precio de la nafta no varió pero sí el del Imesi. Eso repercute en que el ente tiene menos ingresos por litro.

El comunicado del gobierno enfatizó en que el presidente Luis Lacalle Pou “instruyó que la adecuación tarifaria se situara por debajo de la inflación”.

Sobre este punto, una fuente del gobierno dijo a El País que la decisión fue política y que el ajuste de las tarifas “es muy moderado”. Además señaló que se hizo un “esfuerzo muy alto” apostando a una mejor gestión en los recursos de las empresas públicas sin afectar las inversiones. Otra fuente del gobierno dijo que estas decisiones politico económicas no trastocan lo enunciado durante la campaña.

Según explicó a El País el economista Aldo Lema, “en general los aumentos de tarifas se ubicaron por debajo de la inflación pasada e incluso menos que la esperada para 2021 (cerca de 7%), salvo en el caso de internet”.

En cuanto a las tarifas de los combustibles, Lema señaló que la variación nula del gasoil y la suba de las naftas si bien “son menores a la inflación pasada y esperada, son mayores a la variación de petróleo medido en pesos durante 2020 (-7% aproximadamente)”.

Planta de Ancap. Foto: Archivo El País
Planta de Ancap. Foto: Archivo El País

Por su parte, la economista Gabriela Mordecki, dijo que si se tiene en cuenta lo planteado en la campaña política, el ajuste tarifario “llama la atención” y cuestionó específicamente los aumentos del gas e internet. En relación a la no suba del gasoil, Mordecki señaló que responde al interés productivo del sector agropecuario y el transporte, lo cual calificó como un “apoyo necesario”.

No obstante, la economista dijo que hay que mirar el ajuste de tarifas en relación a los salarios y no por la inflación. “Como va a haber pérdida del salario real y los salarios se van a incrementar por debajo de la inflación, esta suba va a resultar más cara para los ciudadanos”, explicó.

En tanto el economista Nicolás Cichevski dijo que “el ajuste estuvo dentro de lo previsible, algo por debajo de la inflación” y enfatizó en “la necesidad de que las tarifas se ajusten en función de la evolución de sus costos de producción y que no sean utilizadas con fines recaudatorios o en forma de subsidios encubiertos”.

Si se tiene en cuenta que en enero de este año el gobierno anterior no realizó ajustes, “los aumentos impactarán en la inflación anual en los meses de enero-marzo y luego el impacto será menor, ya que el ajuste de abril había rondado el 10%”, explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados