Se construyen unas 2.000 y ayuda ante la baja en Punta del Este

Vivienda social en Maldonado salva en parte caída del sector

En un escenario de retracción en la construcción de vivienda para sectores de nivel socio económico alto, la vivienda de interés social juega en la actualidad un rol clave para el mantenimiento de puestos de trabajo en esa industria.

En este sentido, el analista y operador inmobiliario, Julio Villamide, expresó ayer que la vivienda de interés social con 12.000 unidades promovidas está permitiendo "que haya miles de trabajadores que tienen empleo gracias a esta oportunidad de inversión" que se ha generado.

Para el experto, esa situación se observa particularmente en Maldonado, donde se registra un freno muy importante en la producción de vivienda nueva por la situación crítica que atraviesa la economía argentina y que ha desalentado la llegada de inversión y de compradores desde la vecina orilla. En ese departamento hay alrededor de 2.000 viviendas de interés social en construcción, según Villamide.

A comienzos de año un informe de la consultora argentina Reporte Inmobiliario había advertido una caída en el valor de los precios de venta y una merma en el inicio de nuevas obras de construcción en Punta del Este y su zona de influencia turística que se mantiene. A modo de ejemplo, en 2013 se habían contabilizado 78 desarrollos en etapa de construcción y venta, pero en 2014 esa cantidad ya había descendido a solo 48 emprendimientos.

Esa caída en la cantidad de proyectos se dio porque mayormente no se agregaron desarrollos nuevos en la zona e incluso se verificaron lanzamientos que ya contaban con cartelería o salón de ventas, pero que definitivamente fueron cancelados por el bajo nivel de ventas.

Durante el lanzamiento del Congreso Latinoamericano de Vivienda de Interés Social en la sede de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción (Appcu), Villamide destacó que cada vez más el sector privado "está asumiendo" un rol protagónico que significa "asumir el riesgo del cien por ciento" de la inversión para una promoción destinada a clase media. "Ya no es el sector publico el que arriesga, sino que lo que ha hecho es crear reglas claras, estables y perdurables en el tiempo para que el privado invierta", dijo.

Agregó que la ley de Vivienda de Interés Social "ha sido clave y revolucionaria", pero destacó que los nuevos actores "están como pisando una especie de arenas movedizas". Es decir no se sienten cómodos. Para el sector privado claramente no era este su público tradicional que atendía", indicó.

En este sentido, repasó que deben elegir una tipología particular, adaptarse a zonas que no eran las tradicionales y a su vez hacer una fina articulación financiera de los proyectos para que resulten rentables.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)