dijo que espera que economía estadounidense crezca con fuerza en 2015

Yellen se mostró preocupada por el mercado laboral en EE.UU.

La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, manifestó su preocupación por la debilidad del mercado de trabajo de su país, aunque se mostró optimista con respecto al crecimiento de la economía en lo que resta del año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Janet Yellen habló en el Club de Economía en Cleveland. Foto: Reuters

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, dijo el viernes que espera que la entidad comience a subir las tasas de interés en algún momento de este año, pero hizo hincapié en su preocupación por la debilidad del mercado laboral en Estados Unidos.

Yellen agregó que un crecimiento económico más sólido podría hacer que más trabajadores vuelvan al mercado laboral.

En su discurso no hizo insinuaciones directas sobre si anticipa más de una subida de las tasas de interés en las cuatro reuniones de la Fed que quedan en 2015.

No obstante, su atención en los desarrollos económicos locales fue más allá de la reciente turbulencia del mercado por Grecia y China, y mantuvo los planes de ruta de la Fed.

La funcionaria dijo que espera que la economía estadounidense crezca con fuerza el resto del año, lo que permitirá a la Fed seguir adelante con sus planes para elevar el tipo de referencia por primera vez en casi una década.

"Espero que sea apropiado, en algún momento más adelante este año, tomar el primer paso para elevar la tasa de fondos federales y por lo tanto empezar a normalizar la política monetaria", dijo Yellen en un discurso ante el City Club de Cleveland, un grupo civil que organiza eventos con figuras de alto perfil.

"Pero quiero enfatizar que el curso de la economía y de la inflación sigue siendo altamente incierto (...) Estaremos muy atentos para determinar si existe una constante mejoría en las condiciones del mercado laboral, y deberemos estar razonablemente confiados en que la inflación avanzará hasta su meta del 2 por ciento en los próximos años", agregó.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense subieron y el dólar avanzó con fuerza frente a una canasta de monedas tras las palabras de Yellen, mientras las acciones recortaron ganancias de forma modesta.

Mercado laboral.

Pese a los progresos de los últimos años, Yellen dijo que el mercado laboral sigue desalineado, con altos niveles de trabajadores a tiempo parcial y débiles tasas de participación.

La tasa de desempleo baja "no refleja del todo el alcance del rezago" del sector, sostuvo. "Creo que un número significativo de individuos no está buscando trabajo porque perciben una escasez de buenas oportunidades laborales y que una economía más fuerte debería atraer a algunos de ellos de vuelta a la fuerza laboral", explicó.

Los analistas consideraron que las palabras de Yellen no se desviaron apenas del reciente comunicado sobre política del banco central.

Aunque los mercados globales fueron turbulentos en las últimas semanas desde la reunión de la Fed de junio, Yellen se centró en el crecimiento en Estados Unidos, que considera probable que continue y acerque a la economía a los objetivos de pleno empleo y de un 2 por ciento de inflación.

"Si la economía sigue mejorando, la Fed subirá las tasas este año. Es obvio que quiere", afirmó Jim McDonald, estratega jefe de inversiones en Northern Trust Asset Management, Chicago.

Los comentarios de Yellen llegan menos de una semana antes de que presente a las dos cámaras del Congreso su reporte semestral sobre política monetaria, en momentos en que el banco central está más cerca de decidir una probable subida de tasas.

Es un paso que tendrá implicaciones globales, situando a la Fed en un camino diferente a los bancos centrales en Europa y Japón, que siguen combatiendo sus crisis económicas, y restando potencialmente capital de las economías en desarrollo.

Los funcionarios de la Fed parecían haber preparado el escenario para un alza inicial en septiembre, pero los recientes eventos -el hundimiento de las bolsas en China y la confusión sobre Grecia, en particular- despertaron dudas sobre el daño que puede hacer la economía mundial al crecimiento estadounidense.

Los inversores creen ahora que es probable que no haya una subida hasta el próximo año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)