LA SALIDA 

Yellen, la mujer que guió la suerte económica del mundo

La “paloma” preocupada por el empleo que dirigió la Reserva Federal.

Yellen, presidenta de la Fed. Foto: Reuters
Foto: Reuters

Janet Yellen (71) se despidió de la presidencia de la Reserva Federal (Fed), el banco central estadounidense que, además de moldear la economía del país norteamericano también dicta, en buena medida, cuáles serán las reglas de juego para el resto del globo.

Cuando en 2013 el expresidente Barack Obama le confió el timón de la Fed, Yellen se convirtió en la primera mujer en ocupar esa posición dentro de la centenaria institución. En noviembre del año pasado el presidente Donald Trump decidió no renovar su mandato, y también marcó un hito: hacía más de 40 años que no se le negaban cuatro años más en el cargo al líder de la Reserva Federal.

Más allá de correrla de su puesto, Trump elogió la labor de Yellen estos años, y la definió como una "mujer maravillosa que ha hecho un trabajo estupendo". Terrific, dijo, echando mano a uno de sus adjetivos preferidos. Entonces, ¿por qué Yellen no siguió al frente de la Fed? Algunos analistas señalan que el presidente no quiere tener un vestigio de la administración Obama en una posición tan relevante. Otros agregan que, además, su permanencia hubiera dificultado que el mandatario festejara como propios algunos de los goles de (la demócrata) Yellen.

Esto, afirman los defensores de esa teoría, fue claro esta semana en el primer Discurso del Estado de la Unión de Trump, en el que el presidente machacó sobre la buena salud de la economía estadounidense, que creció 2,3% en 2017, por encima del 1,5% de 2016. Frente al Congreso, habló de los millones de puestos de trabajo que se habían creado desde su asunción en enero del año pasado y de cómo el seguro de desempleo había llegado a sus niveles más bajos en 45 años.

Pero no pocos resaltaron que esto fue posible gracias a la conducción de la Fed que Yellen llevó adelante. El Financial Times, por ejemplo, llamó de "injusticia" que uno de los presidentes "más exitosos de la Fed en la historia de Estados Unidos se esté retirando sin recibir todo su crédito".

Empleo.

Pero, ¿cuáles fueron los puntos fuertes del mandato de Yellen? Para responder esto primero hay que recordar cómo llegó a ocupar ese asiento.

Nació en Brooklyn en 1946, hija de un matrimonio de clase trabajadora, que en su niñez le contó historias sobre las penurias de la Gran Depresión. "Me acuerdo de pensar esto es algo que nuestro país no debiera vivir de nuevo", dijo años más tarde.

A principios de los 60 ingresó a Brown, donde estudió economía. Su trayectoria académica continuó en otras universidades de la Ivy League estadounidense: obtuvo un doctorado en Yale y enseñó en Harvard y Berkeley.

Yellen amasó un currículum envidiable antes de llegar al máximo puesto dentro del banco central más importante del mundo: fue profesora universitaria, miembro de la Junta de Gobernadores de la Fed en la década de 1990, integrante del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca entre 1994 y 1997, y presidenta del Banco de la Reserva Federal de San Francisco hasta 2010, cuando se convirtió en la vicepresidenta de la Fed dirigida por Ben Bernanke.

Cuando llegó a la presidencia de la institución, lo peor ya había pesado para Estados Unidos desde el derrumbe de Lehman Brothers de 2008 y los coletazos de la crisis financiera global. Sin embargo, su desafío no era menor. En especial, el mercado de trabajo no terminaba de ponerse en pie, algo que obsesionaba a la economista (una "paloma", como se conoce a aquellos que privilegian el empleo sobre la inflación, a diferencia de los "halcones"). Muchos colegas pensaban que si la tasa de desempleo caía por debajo del 5%, la inflación no haría otra cosa que crecer. En este escenario, decían, la Fed tendría que subir las tasas de interés. Mucho. Esta jugada encerraba el riesgo de gatillar una recesión.

Yellen no compartió esto. Tras un congelamiento de las tasas de interés desde 2006, a finales de 2015 se dio luz verde a la primera alza en casi 10 años. A esa le siguieron otras cuatro, ninguna violenta. ¿Y el empleo? Mejoró. "Cuando veo la tasa de desempleo declinar a 4,1%, que es la tasa más baja en 17 años, me siento muy bien acerca del progreso que hemos visto ahí", dijo el viernes al canal PBS.

La decepción por no tener otros 4 años en la Fed.

El viernes Yellen dijo al canal PBS que hubiera querido cuatro años más en el cargo, que se lo había dejado "claro" al presidente Trump y que se sentía "decepcionada" por no seguir al frente de la Fed. También se mostró optimista sobre la economía: "creo que las cosas se ven muy fuertes". Yellen se unirá el lunes a la Brookings Institution, un centro de estudios de Washington. Su lugar lo pasará a ocupar Jerome Powell, miembro de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)