Municipios

OPP cambia reglamento de asignación de dinero a municipios, tras detectar falta de rendición de cuentas

Los cambios en el reglamento del Fondo, buscan que las rendiciones estén cuantificadas y que no continúen siendo “de relato”. OPP busca que el ciudadano sienta que “valió la pena pagar los impuestos”.

La Intendencia de Montevideo pretende invertir US$ 21,5 millones para cambiar las luminarias de toda la ciudad. Foto: Nicolás Pereyra
Foto: Nicolás Pereyra

“Ahora llegó el momento de que un alcalde pueda hacer un plan, que su municipio pueda trabajar proyectos, pueda gestionarlos y rendir cuentas, siempre que esté acordado junto al intendente. Esto va a permitir una mayor articulación y va a evitar conflictos en el territorio”, afirmó la coordinadora general de Descentralización, Desarrollo y Cohesión de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), María De Lima, en diálogo con El País.

El jueves 17 de diciembre, la Comisión Sectorial de Descentralización aprobó cambios en el reglamento del Fondo de Incentivos para la Gestión de los Municipios (FIGM), en el cual se creó el “literal D” (de proyecto abierto), que elimina los proyectos concursables de OPP y genera un fondo que se divide entre los 125 municipios por igual, el cual puede ser utilizado en uno o más proyectos.

A su vez, se destacan cambios en el literal B (proyectos de inversión), el cual estipula que la intendencia y el municipio deben acordar una cartera de proyectos, además de aportar el dinero contra el proyecto, en lugar de enviarlo mensualmente. En caso de no cumplir con los proyectos, perderán el dinero y se redistribuirán en otros departamentos.

Con estos cambios, la coordinadora de la OPP sostuvo que se vienen a subsanar “los conflictos de si me llega la plata o no, que me manda la OPP”.

“En el anterior período, se enviaba el dinero mensualmente y, en definitiva, habían intendencias que otorgaban la obra, pero muchas veces estaba la duda si les iba a llegar el dinero. Por ejemplo, en la anterior administración de la intendencia de Paysandú, con el literal A (de libre disponibilidad) se pagaban los sueldos. Con esta administración, el propio intendente (Nicolás) Olivera dijo que con esa plata no se pagan sueldos, porque esta plata es de la gente y se invierte en el territorio. Entonces nos aseguramos que el dinero llega al territorio y se rinden”, agregó.

Otra modificación que se encuentra en el reglamento, es que las intendencias deberán destinar el 15% de su Fondo de Desarrollo del Interior (FDI) a territorios municipalizados, en acuerdo con el concejo municipal y el alcalde.

Con este reglamento, se espera eliminar el vacío legal que generaba que muchos municipios no recibieran el dinero por parte de la intendencia, además de generar más coordinación entre ambas instituciones.

De Lima expresó que, en este nuevo marco legal, “hay cambios sustanciales de descentralización, donde hay autonomía para la planificación para su proyecto y su presupuesto”. Agregó también que “es la primera vez que el municipio va a sentarse a hacer un compromiso de inversión con el intendente, donde todo lo que ellos van a trabajar tiene una rendición por avances de obra y también rendiciones de cuenta” y con “esta nueva forma de rendir y de planificar, se va a marcar un plan de rumbo de estos 125 municipios”.

Se espera eliminar el vacío legal que generaba que muchos municipios no recibieran el dinero por parte de la intendencia.

Se estipula que, el plan operativo anual de los municipios, se presente cada año en marzo, donde se establezcan los proyectos y las metas a alcanzar. A su vez, la rendición a OPP es bimensual por rendición de cuentas, donde si es obra de infraestructura se tiene que rendir por avance de obra y si es un proyecto cultural o deportivo, por rendición de cuentas.

“En el gobierno pasado, cuando se venía a rendir, se presentaba un relato, no se cuantificaba la inversión. Ahora hay que cuantificar la inversión, así nos aseguramos que el dinero llegue a los territorios”, sostuvo De Lima, quien fue presidenta del Plenario de Municipios y alcaldesa, por dos periodos, de Nueva Helvecia.

Literales

Este reglamento contiene cuatro “Literales”, de los cuales cada uno tiene asignado un monto específico. El FIGM tiene destinados para el quinquenio (2021-2025), más de $ 7.000 millones, dentro de los cuales están asignados en el literal “A” de libre disponibilidad, “B” para inversión (es el más importante en cuanto a montos), “C” para compromiso de gestión y “D” para proyectos abiertos (estos pueden ser proyectos culturales, rurales, deportivos, entre otros).

“(Con el Literal D) quisimos marcar la igualdad entre todos los municipios del país. En la gestión anterior se concursaba para llegar a él con diferentes proyectos, pero solamente se beneficiaban aquellos que tenían algún equipo o presentaba el proyecto y estaba dentro de 30 o 40 municipios.
Ahora, esta plata la dividimos y la incrementamos en todos los municipios y todos tienen las mismas posibilidades, desde el que tiene más habitantes al que tiene menos”, sostuvo De Lima.

A su vez, con el cambio en el Literal “B”, en el caso de no tener un proyecto se perdería el dinero, donde se redistribuiría en municipios e intendencias de otros departamentos.

En cuanto a la posibilidad de la generación de proyectos, por parte de los municipios, para no perder el dinero, la coordinadora de la OPP afirma estar segura que “todos están presentando aquellas cosas que necesitan”. Del mismo modo, entiende que “posiblemente se estaban presentando proyectos innecesarios con el sistema anterior”, para “no quedar mal con la comunidad del municipio”.

“Si se gobierna bien y se hacen las cosas, el beneficiado es el ciudadano común. Se hace para que pueda sentir que valió la pena pagar los impuestos”, expresó la coordinadora de la OPP.

Los fondos para municipios llegarían a $ 1.700 millones

El Fondo de Incentivos para la Gestión de los Municipios (FIGM), de todo el país, tuvo un aumento del 35%, superando así los 7 mil millones de pesos. A su vez, se le incorporó el 15% del Fondo de Desarrollo del Interior (FDI) a los municipios, alcanzando de esta manera un aumento del 85% del dinero destinado para cada uno de los territorios.Cada uno de los montos están ajustados por el Índice de Precios del Consumo (IPC).

Cada municipio recibe su monto correspondiente del FIGM, dependiendo de sus necesidades insatisfechas, los niveles de educación y por cantidad de población. Está distribución está basada en el censo de 2011.

María De Lima, expresó que “en este sistema, estamos esperando a que ellos (los municipios) nos presenten sus propuestas. Tenemos municipios que son más rurales, otros que se tiran más al turismo, otros a la cultura. Han sido en épocas de pandemia, unos aliados y socios impresionantes de las intendencias y del gobierno nacional”. Agregó también que, “para algunos, este dinero es muy importante para la cantidad de población que tienen. Para otros, es un incentivo para empezar a gestionar los recursos de su municipio”.

El monto anual del FIGM, va en aumento hasta el 2024, donde se mantiene hasta el fin del quinquenio. Lo correspondiente al 2021, supera los $ 1,000 millones y en 2024, el monto superaría los$ 1,700 millones. Estos valores están ajustados a enero de 2020, los cuales se actualizan por el Índice de Precios del Consumo (IPC).

En cuanto a Montevideo, más de $ 2,000 millones de pesos le fueron asignados para este periodo, de los cuales el Municipio A (Paso de la Arena, Prado, La Teja, Cerro, Casabó, entre otros) tendrá asignada al mayor porción del fondo, con un valor mayor a $ 520 millones. El Municipio CH (Pocitos, Buceo, Punta Carretas, Parque Batlle, entre otros) tendrá la menor porción,con $ 76 millones.

FIGM- OPP

“Jóvenes intendentes vienen con otro chip”

La coordinadora de Descentralización, Desarrollo y Cohesión de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), María De Lima, expresó que “tenemos una generación de alcaldes que son nuevos. De los 60 alcaldes que fueron a la reelección, solo 30 repitieron. Entonces, de los 125 municipios, hay un número muy importante que los intendentes y los equipos son totalmente nuevos en su mayoría. Todo esto ha servido de mucho y va a aportar a la descentralización y al desarrollo. Son otras generaciones, hay intendentes muy jóvenes, entonces eso hace que vayan con otro chip”.

A su vez, agregó que aquellos que “venían desde antes, se han adaptado bien, entendieron que el municipio es una herramienta interesante de trabajo, que son socios en esto”.

El cambio en el reglamento del Fondo de Incentivos para la Gestión de los Municipios (FIGM), nace del conocimiento en materia del trabajo departamental de José Luis Falero, subdirector de la OPP y exintendente de San José, y de María De Lima, expresidenta del Plenario de Municipios y exalcaldesa.

Según De Lima, tanto los nuevos alcaldes, como aquellos que fueron reelectos, adoptaron de buena forma los cambios en el reglamento del literal “B” y “D” de la FIGM.

A su vez, agregó que “el literal ‘D’ ha sido la muestra de igualdad entre los territorios. No es justo que 60 municipios sean beneficiarios, no por cuestiones políticas ,sino por tener herramientas para presentar un buen proyecto. Ahora se le está pidiendo al gobernante que sea capaz de gestionar los recursos”.

Estos cambios, van a incentivar una estrategia de trabajo que la “van a construir junto a sus ciudadanos y que van a estar dentro de las agendas de la comunidad organizada del municipio. Se trabajará en el plan hacia dónde quieren llevar los destinos de sus ciudades”, dijo la coordinadora de la OPP.

Esta articulación de trabajo propuesta entre la intendencia, el municipio y la población, se ve como parte del proceso que comenzó 10 años atrás, donde el rol de los municipios “es cada vez más fuerte”. Además, corresponde al objetivo de descentralización que ha fomentado el gobierno nacional, principalmente, el presidente Luís Lacalle Pou, durante la campaña electoral transcurrida en 2019.

No es para pago de salarios a funcionarios

Según el nuevo reglamento, los cuatro literales del Fondo de Incentivos para la Gestión de los Municipios, pueden financiar uno o más proyectos y/o programas que formarán parte del Plan de Inversiones, Plan Operativo Anual (POA) y Compromisos de Gestión entre Municipio e Intendencia Departamental, constituyendo una fuente de financiamiento del Programa Presupuestal Municipal (PPM). Aclara que, en ningún caso, pueden financiar gastos de “Retribuciones Personales”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados