sector vitivinícola

Los más de 47 países que se reunirán en Punta del Este con un mismo objetivo: el vino

El próximo 19 de noviembre comenzará el Congreso Mundial de la Uva y el Vino, que se desarrollará en Punta del Este hasta el 23 de noviembre inclusive. 

Cosecha: se molieron 4 millones de kilos de uva para exportar. Foto: archivo El País
 Foto: archivo El País

Uruguay destacó el buen desarrollo de su vitivinicultura y la calidad de sus productos en el lanzamiento de la 41 edición del Congreso Mundial de la Uva y el Vino, de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), que se desarrollará en Punta del Este.

En este sentido, el presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura de Uruguay (Inavi), José María Lez, dijo a Efe que el hecho de ser organizador de este congreso es muy relevante para el sector vitivinícola y para el país, ya que tiene repercusión "en todas partes del mundo".

Esta edición del congreso organizado por la OIV tendrá la participación de representantes de más de 47 países, entre aquellos que miembros del ente y otros que aún no lo son.

Según señaló Lez, ser sede de un evento tan importante muestra que Uruguay está haciendo un buen trabajo en la promoción y desarrollo de su vitivinicultura.

Asimismo, contó que durante el congreso se tratarán otros temas como los desafíos del mercado, la producción, el cambio climático y grandes normativas a nivel general.

Los primeros tres días el Centro de Convenciones de Punta del Este tendrá conferencias técnicas con diferentes expertos en la temática, que debatirán sobre el sector y presentarán investigaciones o trabajos.

A partir del jueves, se realizarán recorridas por empresas ubicadas en el sur y en el sureste del país, fundamentalmente en los departamentos de Canelones y Montevideo, que también estarán acompañadas de degustaciones de vino.

Esta será la segunda vez que Uruguay organice un congreso internacional del sector. Sin embargo, en la ocasión anterior, en 1995, no existía una organización a nivel intergubernamental, ya que la OIV se fundó en 2001.

Por lo tanto, es la primera vez que el país suramericano organiza este evento con este "nuevo papel" que le otorga la institución.

"Las cosas que cambiaron no son muchas, pero lo que fundamentalmente hace es que la asamblea tiene un perfil de carácter de representaciones diplomáticas. El día de la asamblea van a estar los diplomáticos haciendo las votaciones de lo que los países deciden", explicó Lez.

Por otra parte, destacó que cuando Uruguay se postuló como sede de esta edición fue elegido por unanimidad y "por aclamación" y eso demuestra que genera "mucha noticia a nivel mundial" por los vinos, la calidad y los premios que gana.

"Una vitivinicultura que hoy tiene un perfil muy ordenado, un mercado que es históricamente de buenos consumidores, que son muy exigentes, por lo tanto, Uruguay deja en el mundo una premisa que cuando se abre esta posibilidad el mundo quiere venir", acotó.

Lez consideró que el prestigio que hoy tiene el vino uruguayo se debe a los esfuerzos del sector privado en hacer inversiones y traer buenos técnicos, a las políticas que lleva adelante el Inavi y al apoyo del Gobierno.

En tanto, el director de Turismo de Uruguay, Carlos Fagetti, dijo en conferencia que hacer este evento en Punta del Este es "una muy buena alianza", ya que ayuda a posicionar el destino "en el firmamento" de estas temáticas y transforma a los que participan "en nuevos embajadores" del lugar y de sus productos.

"Sabemos que el congreso va a ser un éxito y sabemos que quienes vengan van a retornar por lo bien tratados que van a ser", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)