INN CONTENT PARA HOLD TECH

Piscinas ecológicas: una tendencia que llegó para quedarse

Hold Tech lleva instalados más de 100 sistemas de desinfección de agua y apunta a hoteles y clubes deportivos.

HOLD TECH piscinas
Piscina interior del Club de Golf de Montevideo, equipada con la tecnología de la empresa.

Un hogar con piscina es el aspiracional de muchos uruguayos, y gracias a las facilidades de financiación cada vez más personas se puedan dar este lujo. Dentro de ese mercado, Hold Tech se presenta como un jugador en crecimiento, con sus sistemas de desinfección en base a iones de cobre y plata, que eliminan el cloro del agua casi en su totalidad y la convierten en potable.

Según explica Pedro Peradotto, ingeniero y director de Hold Tech, esta tecnología importada de Estados Unidos fue inventada originalmente para la NASA, y hoy está presente en 350.000 piscinas en todo el mundo. La empresa abrió hace tres años en Punta del Este, para luego expandir su radio a todo el país. Entre sus principales clientes están los edificios Imperiale y Le Parc en esa ciudad, el Spa Alpha y el Club de Golf de Montevideo.

“El proceso de ionización funciona de la siguiente manera: mientras que el cobre actúa sobre la membrana de las bacterias, la plata destruye su ADN, eliminándolos por completo. Esto resulta en un agua potable y libre de algas, bacterias y microorganismos”, explica Peradotto.

El otro efecto es que reduce en más de un 90% la presencia de cloro en el agua. Según el director, este químico es uno de los desinfectantes de piscina más comunes, pero puede generar importantes daños a la salud. Esta nueva tecnología de ionización evita el ardor en los ojos, las afecciones a la piel y el cabello y la decoloración de las mallas generada por el cloro.

Y agrega que el sistema es tan eficiente que una vez instalado, aunque deje de funcionar por una falla humana puede llegar a prolongar su acción por dos días.

El director de Hold Tech Pedro Peradotto.
El director de Hold Tech Pedro Peradotto.


El precio de un equipo Hold puede ir de U$S 3.000 a U$S 40.000, dependiendo del volumen de agua, la cantidad de bañistas y la frecuencia de uso, Cada proyecto se realiza a medida y se puede instalar en cualquier material y clase de piscina, desde una pequeña de jardín hasta una olímpica deportiva.

A los beneficios ecológicos se suman los económicos, ya que los equipos consumen la energía equivalente a una bombita de 30 watts, evitan el gasto de mantenimiento que tienen los insumos químicos para tener agua cristalina y saludable.

“Todo esto permite amortizar la inversión entre 2 y 3 años para una piscina de 80 m2 y entre 1 y 2 para una de 300 m3”, asegura el director. A esta ecuación se suman beneficios extra como una garantía de 24 meses y un servicio de capacitación gratuito para dueños o encargados.

Nuevos mercados

Hold Tech lleva instalados sus equipos en 112 piscinas familiares y 6 corporativas, y si bien por su valor todavía no es una tecnología popular, está conquistando a un público preocupado por la salud y la ecología.

Según Peradotto, hoy estos sistemas son la regla en las grandes cadenas de hoteles en todo el mundo, especialmente dentro de la categoría 6 y 7 estrellas, por lo que espera que esta tendencia se traslade a Uruguay. Otros clientes potenciales son los frigoríficos y horticultores, y también apuntan al mercado exterior, ya que la empresa tiene los derechos para vender esta tecnología en Argentina y Paraguay.

“Tenemos grandes expectativas de crecimiento basadas en la calidad del sistema, el "boca a boca" de nuestros clientes y la exigencia cada vez mayor de huéspedes de hoteles y socios de clubes deportivos. Nuestro objetivo es dar a conocer el producto en todo el país, y que la gente lo tome como la mejor opción para darse un baño placentero y saludable”, concluyó el director.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados