NEGOCIO

Prepago de comida y bebida: la estrategia para salvar a un bar español de la pandemia

Unos 40 clientes fieles pagaron por adelantado sus pedidos con el objetivo de miniBAR pueda sobrevivir a esta crisis económica, y podrán disfrutar su comida y bebida cuando el restaurante reabra 

El miniBAR logró rescatar desde octubre hasta hoy 40.000 euros que le servirán para sobrevivir a la pandemia
El miniBAR logró rescatar desde octubre hasta hoy 40.000 euros que le servirán para sobrevivir a la pandemia

Ante la perspectiva de tener que cerrar sus puertas a causa de la pandemia de coronavirus, un acogedor bar de tapas madrileño se dirigió a sus clientes en un emotivo vídeo publicado en octubre con el fin de que lo ayudasen a mantenerse a flote pagando su comida y bebida por adelantado.

En las últimas cinco semanas, El miniBAR ha recibido 40.000 euros de unos 400 clientes fieles que pagaron por adelantado la comida y la bebida que esperan poder disfrutar más adelante, cuando puedan volver al bar.

Su propietario, Nacho Bustos, mantiene una lista gracias a la cual los clientes sólo tienen que dar su número de teléfono para que se les deduzca la cantidad de lo que pagaron por adelantado.

«Estás ayudando a tu vecino, a tu amigo, a los locales de tu barrio o de tu ciudad. Estás ayudando a salvar la hostelería y a muchas familias al mismo tiempo, o sea que estás ayudando muchísimo», dijo Iván López, uno de los donantes.

El bar, situado en las inmediaciones de la Plaza Mayor de Madrid, también ofrece regalos a los que están dispuestos a ayudar, como botellas de cava, mascarillas con su logotipo y coloridas macetas hechas a mano como las que adornan su fachada.

Con más de 1,67 millones de infecciones por COVID-19, más de 46.000 muertes y una economía dependiente del turismo y los servicios, España ha sido uno de los países más afectados por la pandemia de Europa. Bares, restaurantes y hoteles han soportado el peso de las restricciones ordenadas por el Gobierno, incluyendo cierres y toques de queda.

"Lo estamos pasando francamente mal: tenemos muchos problemas, no hay clientes, tenemos muchos gastos (...), no queremos despedir a 17 personas, somos muchos trabajando aquí", dijo Bustos en su vídeo publicado en redes sociales, en el que mostraba las mesas del interior del local vacías.

Sólo la mitad del personal del bar está trabajando actualmente, con el resto en situación de despido temporal y con una parte de su salario anterior abonada por el Estado.

Sin embargo, recientemente el negocio ha comenzado a ir a mejor, ya que  en la última semana se ha apreciado un aumento de los clientes, que el propietario del miniBAR atribuye a la instalación de las luces de Navidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados