REUNIÓN ABIERTA

Presidente de Ancap y los trabajadores debatieron sobre el futuro de la empresa

El presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, participó de una reunión abierta con la Federación Ancap (Fancap) en la que respondió las preguntas de los trabajadores sobre el futuro del ente. 

Movilización de la Coordinadora de Sindicatos de Ancap. Foto: Francisco Flores.
La Coordinadora de Sindicatos de Ancap organizó una reunión abierta con el presidente del ente. Foto: Francisco Flores.

"Honestidad y frontalidad más allá de las divergencias”. Ese fue el pedido y el reconocimiento por parte del presidente de la Federación Ancap (Fancap), Gerardo Rodríguez, hacia el presidente de la empresa estatal, Alejandro Stipanicic, en el marco de una reunión abierta que organizó la coordinadora de sindicatos, en la que se debatieron diferentes temas respecto al futuro del ente.

Al comenzar la reunión —que duró más de dos horas— Rodríguez habló sobre el marco ideológico “que defiende a las empresas públicas como un factor fundamental de transformación social, respaldo y escudo de los más necesitados”, pero señaló que la discusión de la ley de urgente consideración “marcó algunas divergencias en la coalición de gobierno” en esa “concepción ideológica” y dijo estar preocupado por la posibilidad de que Ancap “pierda su esencia”, el monopolio.

“Pregunten con total libertad voy a contestar todo lo que yo pueda” dijo por su parte el presidente de Ancap a los trabajadores.

El primer cuestionamiento surgió de un trabajador que preguntó a Stipanicic por qué no se utiliza el mecanismo de negociación colectiva para “dirimir nuestras disputas” en referencia a la suspensión de las canastas de fin de año, así como a los cambios en los comedores del ente.

Otra pregunta fue acerca del futuro de los trabajadores tercerizados de Ancap y consultaron si sus licitaciones serán renovadas o no, a lo que Stipanicic respondió que aunque “no hay ninguna decisión tomada de recorte indiscriminado o de dejar gente en la calle”, sí hay por delante “una posible revisión de todos los servicios” para poder ser más eficientes en la gestión.

“Ancap es una organización que en sus 89 años de vida siempre ha trabajado para y por sus trabajadores, un año, dos años, son recreos en una vida muy larga”, justificó el jerarca.

“Tenemos capacidad ociosa, vamos a usarla. No quiero ofender a nadie pero sería de necio tener un taxi que pueda funcionar las 24 horas y usarla solamente dos horas al día”, explicó Stipanicic. 


La posibilidad de que Ancap alquile a terceros sus dependencias para almacenaje fue otra de las inquietudes que surgió desde el público y le preguntaron a Stipanicic si consideraba “justo” que “vaya la ganancia a los privados” de una “inversión social y pública hecha por todos los uruguayos”.

Sobre este tema, el presidente dijo que debía hacerse “responsable” de ese proyecto dado que dijo que fue él quien se lo sugirió al ministro de Industria, Omar Paganini y explicó que “el espíritu” de esa idea era “despejar las incertidumbres jurídicas” para saber si Ancap efectivamente podía alquilar la capacidad de almacenaje a terceros.

Según Stipanicic, el motivo detrás de este proyecto es poder “utilizar la capacidad ociosa” que Ancap tiene en las plantas del interior en las que “la sociedad puso mucho dinero”.

“Lo veo exactamente al contrario de como lo planteaste”, le dijo al trabajador, “yo lo que veo es tener una ganancia evitando que otros inviertan y tengan esa infraestructura y que haga eso más ocioso para el país a la infraestructura que ya puso la sociedad”, indicó el presidente.

Otro trabajador cuestionó al jerarca y señaló que a su entender, con ese proyecto y con la decisión de vender combustible en relación al Precio de Paridad de Importación (PPI) se estaba “dejando la puerta abierta a la competencia” y le preguntó si eso no le podía “jugar en contra” a la empresa.

Nuevamente Stipanicic argumentó que vender a PPI “en realidad es una barrera de entrada para cualquiera que quiera importar” porque “tendrían que venir a ganar mercado en Uruguay, en cambio Ancap ya lo tiene ganado”.

Además, el presidente dijo que “si Ancap le pone (al importador) la restricción del monopolio y el precio de paridad de importación, lo que está haciendo es debilitando la entrada de un actor extranjero” porque “con Ancap no podés competir”, señaló.

Planta de Ancap. Foto: Archivo El País
Planta de Ancap. Foto: Archivo El País

En relación al potencial negocio de alquilar infraestructura de almacenaje, Stipanicic lo comparó con el negocio del taxi. “Tenemos capacidad ociosa, vamos a usarla. No quiero ofender a nadie pero sería de necio tener un taxi que pueda funcionar las 24 horas y usarla solamente dos horas al día”, explicó.

Por último, el presidente de Fancap cuestionó a Stipanicic por el hecho de que “aún no ha ingresado” ningún trabajador a llenar las vacantes disponibles, a lo que el presidente insistió con el tercio (por cada tres vacantes que se generan ingresa un trabajador) y contestó que “no entró nadie todavía” porque no están “definidas las prioridades” con Fancap acerca de cuáles son las áreas de trabajo más críticas y prioritarias.

Stipanicic: "El patrimonio de Ancap en el 2020 es igual al que tenía en el 2002"

El presidente Stipanicic dijo que un tema que lo “impactó y mal, como uruguayo y como ancapeano” fue que “el patrimonio de Ancap en el 2020 es igual al que tenía en el 2002, el mismo”.
Según manifestó el jerarca “en 20 años, Ancap no generó valor para sus accionistas “desde el punto de vista económico, académico y empresarial” y afirmó que “eso no está bien porque no hace a una empresa sustentable”. A su entender, “Ancap tendría que haber generado un valor económico adicional”, por lo que enfatizó en la importancia de que el ente debe reinvertir, ser eficiente y sustentable.

Sin embargo, uno de los trabajadores de la empresa cuestionó la afirmación de Stipanicic sobre el patrimonio. “Hace unos cuantos años nos habían dicho que (el patrimonio) se había duplicado”, por lo que “entonces me resulta muy difícil saber a quién creerle”, es una “contradicción enorme”, señaló el trabajador.

A modo de respuesta, Stipanicic dijo que “los números no mienten” y mostró las cifras en su celular y dijo que “sí es cierto” que el patrimonio de Ancap “se había duplicado” pero aclaró que lo que dijo es que “hoy el patrimonio es igual al del 2002, es una vergüenza, está mal que Ancap había llegado a duplicar su patrimonio y después lo perdió”.

Por su parte, el presidente de Fancap, dijo que fue el movimiento sindical el que permitió que Ancap pueda tener hoy en día ese patrimonio.

“Aplaudo parado de pie que tenemos el mismo patrimonio, porque gracias al sindicato, gracias a la sociedad uruguaya pudimos mantener a la Ancap, porque sino fuera por el sindicato, por el movimiento sindical y por la sociedad uruguaya, hoy ninguno de nosotros estaria aca, no tendríamos el mismo patrimonio del 2002, no, no tendríamos nada”, manifestó y enfatizó en que le “preocupa” que el gobierno “va a insistir con el escenario de desmonopolización” de Ancap.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados