IMPUESTOS

¿Qué prevén los especialistas tributarios para el 2021?

Expertos analizaron el escenario normativo sobre la imposición en este año. Comprenden que el Gobierno pretende fortalecer al sector privado para bajar el déficit fiscal, sin aumentar los impuestos.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Con la asunción de un nuevo gobierno y la pandemia que afectó a todo el mundo, el 2020 en Uruguay se caracterizó por ser un año de cambios de toda índole. Sin embargo para el nuevo año entrante, especialistas en materia tributaria prevén que no habrá grandes cambios impositivos. El especialista en temas tributarios, Leonardo Costa, afirmó que el presupuesto alcanzado por el nuevo gobierno es “de los pocos presupuestos de los últimos 20 años que no tienen normas tributarias incrementando impuestos”.

En conversaciones con El País, los especialistas Luis Aisenberg, director de Impuestos y Legal de KPMG, Javier Metre, socio en CPA Ferrere, Leonardo Costa, socio en Brum-Costa, y Federico Camy, socio en Guyer & Regules, expresaron que el 2021 no tendrá cambios regulatorios, permitiendo una estabilidad positiva para atraer inversiones.

Luis Aisenberg, sostuvo que por el momento no se prevén cambios en la normativa uruguaya doméstica y, en el caso de haber cambios, “se podrían pensar en incentivos para la inversión. En materia de impuestos, no va a haber aumentos y tampoco tenemos datos de que haya una reducción de tasas”, explicó.

Por su parte, Leonardo Costa, afirmó que “la apuesta que está haciendo el gobierno es una apuesta al crecimiento del sector privado. En este contexto (de pandemia), está tratando de ver si el crecimiento termina diluyendo posteriormente el déficit fiscal y no apostando como se hizo tradicionalmente al aumento de impuestos como forma de licuarlo”.

Del mismo modo, Javier Metre expresó que el mantenimiento de las medidas “es muy atinado”, porque es lo que “necesita la economía para girar”. También agregó que este año entrante “va a ser muy duro, por lo menos los primeros seis meses”, ya que “no hay demasiado margen para mover. El gobierno no está para tirar manteca al techo”, señaló.

En la misma línea, la pandemia imposibilita tener una visión a largo plazo, según Camy, ya que la incógnita global es “muy grande”. También agregó que “una de las medidas que más nombraban las propuestas de gobierno de los partidos de la coalición, era el cambio en los impuestos ciegos en el agro”, pero no es algo que se prevea en el corto plazo, explicó.

Por otra parte, en cuanto a tratados y estándares internacionales, los especialistas no prevén que se vayan a generar modificaciones a corto plazo.

Costa entiende que el cambio de gobierno en Estados Unidos es un cambio trascendente, ya que el Partido Demócrata es más cercano a los organismos internacionales, teniendo que “esperar que haya un rebrote de los estándares”. De todas formas, explicó que “Uruguay se encuentra muy bien parado dentro de estos”. Agregó que “hay que ver los efectos de las flexibilizaciones en las residencias fiscales, pudiendo ser este un tema significativo por su incremento”.

Del mismo modo, otro de los proyectos internacionales, según Aisenberg, son las normas para combatir la doble tributación, que se podrían prever para el mediano plazo.

Los cambios del 2020

En el mes de abril, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó un informe donde preveía un aumento en el déficit público de los países de América Latina, tras el impacto de la pandemia y posibles modificaciones en la normativa fiscal para afrontar los efectos del contexto global. En los 12 meses cerrados a noviembre de 2020, el déficit fiscal en Uruguay es de 5,3% del PIB.

Por su parte, Metre sostuvo que la tarea de flexibilizar los incentivos a las inversiones fue positiva. Destacó que comenzó flexibilizando el cumplimiento de indicadores “para economía de guerra, porque hubo un momento donde todo estaba cerrado, mucha gente iba al desempleo y se podía generar que las empresas se encontraran en situaciones de incumplimiento, teniendo que analizar posibles reliquidaciones de tributos utilizados”.

Posteriormente, se agregaron nuevas modificaciones con el fin de promover la actividad económica mediante el estímulo de la inversión y del empleo, adecuando las exigencias comprometidas por las empresas. Se incorporaron cambios para la obtención de la residencia fiscal, la extensión del “tax holiday”, flexibilizaciones para la vivienda social, entre otros.

Metre opinó que el 2020 “no era un momento para hacer grandes cambios. Puede haber faltado alguna medida de reducción tributaria temporal”, señaló pero explicó que “fácil es pretender dar exoneraciones, pero estábamos en un momento en el que el gobierno precisaba plata y no al revés”.

Los aspectos incluidos en materia tributaria en el presupuesto son las pérdidas fiscales sin tope (ahora se podrán deducir las pérdidas en su totalidad, dentro del plazo de prescripción de las mismas), las entidades de emisión de dinero electrónico pasarán a tributar el impuesto en forma similar a los bancos y casas financieras, y además se estipula la forma de valuación de los inmuebles rurales para el Impuesto al Patrimonio.

Entrevista a Leonardo Costa
Leonardo Costa
Brum-Costa, socio.

“Todas las señales que el presidente ha dado apuntan al fortalecimiento de la inversión, flexibilización impositiva, mayores beneficios para que no residentes puedan serlo y mejorar el clima de negocios en cuanto a inversión extranjera”.

Javier Metre
Javier Metre
CPA Ferrere, socio.

“Preveo que se mantenga igual en torno al mantenimiento de las medidas que buscan promover la inversión. Creo que es algo muy atinado, porque es lo que necesita la economía para girar. El Gobierno no está para tirar manteca al techo, no estamos en Alemania”.

Luis Aisenberg
Luis Aisenberg
KPMG, director de Impuestos y Legal.

“No se prevén grandes cambios para el 2021 en la normativa uruguaya. Si hay cambios, se podrían pensar en incentivos para la inversión, en materia de impuestos no van a haber aumentos y tampoco una reducción de tasas”.

Federico Camy
Federico Camy
Guyer & Regules, socio.

“Que haya estabilidad me parece positivo. La realidad de cómo va a quedar el déficit, puede empujar a hacer algo, pero capáz que previo a eso hay alternativas de endeudamiento, ajustes o ahorros por otros lados”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados