Inn Content para universidad ORT uruguay

Profesiones con un pie en el diseño y otro en el futuro

Arquitectos y diseñadores de interiores graduados de la Universidad ORT Uruguay cuentan sus historias y sus experiencias en el mercado laboral. 

ORT
De izquierda a derecha: los arquitectos Martina Trigo y Matías Artagaveytia, y las licenciadas en Diseño de Interiores Camila Torres y Daniela Noya. 

La Facultad de Arquitectura es uno de los pilares de la Universidad ORT Uruguay. Con sus dos principales carreras: Arquitectura y Licenciatura en Diseño de Interiores, la institución provee una formación integral que cubre las áreas de diseño, tecnología y ciencias sociales y humanas. Estos profesionales brindan respuestas a un mercado cada vez más especializado, contribuyendo así al desarrollo nacional.

En algunos casos, la vocación viene desde la cuna. Martina Trigo es hija de arquitectos y visita obras desde que es una niña. Durante sus estudios en la universidad se interesó en particular por aquellas materias vinculadas a la arquitectura sustentable, y una vez egresada trabajó tres años en la división Energías Renovables de una multinacional, lo que le permitió adquirir contactos y la experiencia necesaria para con 25 años abrir su propio estudio: Effur Arquitectura Eficiente.

“Nuestra tarea consiste en asesorar a empresas y particulares en distintos aspectos, desde arquitectura corporativa hasta estudios de eficiencia energética, para lograr importantes ahorros a nivel de refrigeración y calefacción”. Para ella, la clave de la facultad es que te “abre la cabeza” y te familiariza con las últimas tendencias en sistemas constructivos, que resuelven problemas actuales.

En el caso de Matías Artagaveytia, el paso por la universidad le ayudó para formarse académicamente, pero también para consolidar una amistad que derivaría en un proyecto profesional. En 2010, mientras estaba en tercero, sus compañeros mayores en la ORT, Carlos Ravecca y Nicolás Montaño, lo invitaron a participar de la construcción de una casa en La Tahona. Esta primera obra fue el pilar sobre el que los tres fundarían RMA Arquitectura.

El estudio creció con proyectos residenciales, y a partir de 2013 se especializó en arquitectura comercial e industrial, realizando trabajos para empresas como Kinko, Camelia, Veroca y Club House. Para el próximo año el objetivo del estudio es continuar explotando estas áreas, pero también incursionar en proyectos de mayor escala como propiedades horizontales y complejos de casas.

Para Matías, adquirir experiencia laboral temprano fue vital para desempeñarse como arquitecto. En este sentido, lo que resalta de la facultad es que le brindó la posibilidad de estudiar y trabajar en su estudio en paralelo. “Los horarios, los tiempos y el orden que tiene la facultad son muy útiles, porque te ayudan a organizarte y poder trabajar”.

ORT
La carrera de Arquitectura en la Universidad 

Un trabajo de equipo

La licenciada Camila Torres también forma parte de RMA Arquitectura, pero como diseñadora de interiores. Su trabajo consiste en estudiar los planos estructurales elaborados por los arquitectos y a partir de allí diseñar con ellos todos los detalles que hacen a un ambiente interior, desde los materiales, colores y texturas hasta la sanitaria, la iluminación y la aislación térmica y acústica. En este sentido, afirma que la colaboración entre ambas profesiones es fundamental. Entre sus últimos trabajos realizados con el estudio se encuentra el diseño del local de la cadena de pizzas Sbarro en Nuevocentro.

Daniela valora la formación que recibió en la universidad en materias del área tecnológica, pero también el trato humano de los docentes, que se nota en pequeñas cosas. Como un profesor que todos los fines de semana les recomendaba una revista de arquitectura para leer en sus casas.

Para la licenciada Daniela Noya, en nuestra sociedad existe desconocimiento sobre el alcance real que tiene un diseñador de interiores. “Los estudios universitarios te preparan para proyectar un espacio y ejecutarlo en toda su línea de trabajo. Salís muy formado en lo que es la parte técnica: procesos constructivos, materiales, subcontratación, entre otros. Es un trabajo colaborativo y complementario con el del arquitecto”.

Daniela trabaja desde hace seis años en el área corporativa de Mobilart Equipamientos, brindando soluciones a empresas. Para ella, la principal característica que debe tener un diseñador de interiores es una visión integral, ya que diseñar un espacio implica encargarse de muchos aspectos a la vez, desde revestimientos, tabiques, iluminación, hasta la escala del mobiliario.

ORT
Licenciatura en Diseño de Interiores

Una carrera práctica

Según el arquitecto Gastón Boero, decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad ORT Uruguay, lo que caracteriza al programa académico de la institución es que pone el foco en el ejercicio profesional.

“Nuestro objetivo es que el estudiante que viene del liceo salga al mercado laboral entre los 23 y los 25 años. Con una carrera de Arquitectura que tiene un programa de estudio de cinco años y una de Diseño de Interiores de cuatro, es importante que la duración real —es decir el tiempo que le lleva al estudiante aprobar todas las materias— esté lo más cerca posible de la duración nominal. Para lograr ese objetivo los horarios de clase están concentrados en turnos, lo que permite que el estudiante organice su tiempo de manera eficiente”, dice.

Este rápido ingreso a la actividad laboral permite al profesional adquirir conocimientos que la academia no puede emular, y especializarse en algún área de su interés. Un aspecto valorado por Matías Artagaveytia, del estudio RMA Arquitectura. “Desde el día que entrás a la universidad te preparan para la salida, para cuando tengas que competir en el mercado”. Para Martina Trigo, de Effur Arquitectura Eficiente, “la carrera te da un paneo general que te permite egresar joven y adquirir experiencia. Para mí lo más importante es que te recibís como un profesional acostumbrado a los plazos, y en contacto con sistemas de construcción nuevos”.

Según el decano, otro reflejo de este perfil profesional es la formación que reciben los estudiantes en marketing y ventas. “Queremos formar profesionales proactivos frente al mercado, que generen sus propios trabajos, y en ese camino también generen trabajos para otros”, dice.

Para la diseñadora Daniela Noya, de Mobilart Equipamientos, más allá de la formación técnica, estos conocimientos empresariales son esenciales para destacarse. Y explica: “Durante tus estudios adquirís herramientas muy importantes como aprender a “venderte” y presentar tu trabajo en forma atractiva. Toda esa parte anexa es superimportante, y la universidad te la brinda”.

Carreras que te llevan por el mundo

Explica el decano Gastón Boero que “algo en lo que insistimos entre los estudiantes es que participen de alguno de los programas de intercambio estudiantil que tenemos firmados con importantes universidades de Europa, USA o Latinoamérica. Con estos programas logramos que el estudiante curse materias en alguna universidad del extranjero y luego vuelva para revalidar en su plan de estudio aquellas materias que cursó y aprobó. De esta manera enriquecemos la formación de los arquitectos y de los licenciados con una experiencia única. Estudiás, viajás y revalidás”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos