MARÍTIMAS

Puerto Capurro, avanza un prestigioso foco de negocios

Avanzan las obras que harán de Montevideo un centro de naves pesqueras internacionales.

Marítimas

Desde hace décadas estamos promoviendo el viejo proyecto de crear en el Puerto de Montevideo un espacio que ofreciera facilidades específicas y ordenadas para pesqueros de todos los países que operan en el Atlántico Sur, entre ellos españoles, coreanos, rusos y chinos. Para entonces, los pesqueros escalaban en Montevideo para contenerizar sus capturas y trasbordar a barcos de ultramar. De ahí la importancia que los pesqueros vengan a Montevideo, porque atraen a nuestro puerto barcos de línea regular que llevan cargas para Europa, Asia, Estados Unidos y África.

Son operaciones de trasbordo que generan buenos ingresos, incluso a los propios barcos de ultramar por tratarse de cargas refrigeradas con fletes muy elevados. Pero los pesqueros tienen otra faceta atractiva desde el punto de vista portuario y es la multiplicidad de servicios que cada barco puede contratar a lo largo del año: adquisición de combustible (bunker), mantenimiento de máquinas, reparaciones, pintura, limpieza de casco, ajuste y mantenimiento de instrumentos electrónicos detectores de pesca y de navegación.

Son servicios de no menor importancia que ellos requieren tras la descarga en puerto de su pesca y al final de cada marea pesquera, Es cuando también los tripulantes regresan a sus respectivos países en uso de licencia por no menos de un mes y medio. A bordo de las naves quedan personal de guardia, el barco amarrado pagando muellaje y aprovechando ese plazo para entrar a dique en demanda de esos servicios. Sí, siempre hemos prestado atención a los barcos pesqueros extranjeros por los beneficios económicos que dejan a la comunidad portuaria y por la mano de obra extra que se contrata.

Hace unos años se presentó una iniciativa privada que no cuajó porque el costo estimado del proyecto constituido por un Muelle había llegado a los US$ 40 millones y quedó a estudio. Años más tarde la idea recobró fuerza y finalmente la ANP asumió la responsabilidad de ejecutar el proyecto y, luego de múltiples instancias comenzaron obras de relleno y el emprendimiento siguió aunque tibiamente avanzando de a poquito. Con una momentanea detencion las obras se reiniciaron se reiniciaron modestamente en agosto de 2019. Sin embargo, desde hace algunos meses cobraron intensidad y hoy se muestran obras muy avanzadas, hecho que vemos con entusiasmo y auguramos un excelente futuro. El lunes pasado dimos una foto espectacular mostrando cuánto ya han avanzado y hoy ofrecemos una segunda visión del Puerto Capurro, cuya construcción está a cargo del consorcio Teyma-Chediack.

50 barcos

Para sintetizar, es un puerto que permitirá el amarre de hasta 50 barcos pesqueros y tendrá además un área de operaciones de casi 4 hectáreas, recuperadas de las aguas de la bahía mediante relleno, tal como lo muestra la foto. A medida que vayan avanzando las obras, seguramente las agencias marítimas vinculadas a las flotas pesqueras que ya usan o usaban el puerto de Montevideo como base, habrán de promover las bondades de las nuevas instalaciones de Puerto Capurro, que conjuntamente con la presencia del dique que en algún momento se habrá de mudar a su nueva ubicación frente a la desembocadura del arroyo Miguelete, harán de ese conjunto un sitio óptimo para las actividades de apoyo a los buques pesqueros.

Depósito UPM

Pero no solamente se aceleran y avanzan las obras de Puerto Capurro, que nos entusiasma por lo que implica este emprendimiento, sino que echando una mirada a otra parte de la bahía, vemos otro escenario cuyas obras tambien disputan eficiencia y avance al extremo de asombrarnos y es la construcción de la terminal de UPM en la zona del viejo Muelle Mántaras.

Lo repetimos, nos asombra especialmente la celeridad con que se viene trabajando ahora en el levantamiento del enorme depósito que alojará miles de fardos de celulosa para su embarque; ya está techado en gran parte con chapas blancas y ahora se está colocando otra camada de chapas negras seguramente tratadas para evitar las filtraciones de agua. Esto muestra la prolijidad y rigurosa cronología con que se trabaja en las obras y donde hace pocos meses estaba el agua de la bahía, pesqueros y otras embarcaciones. Sí señor, es asombroso, una Terminal Portuaria construida especialmente para recibir y embarcar productos elaborados en el medio de a República.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error