Exportación cárnica a EE.UU. continúa

Aguerre: no hay riesgo de perder mercado de EE.UU.

Devolvieron cinco contenedores con carne a frigorífico.

El Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, aclaró ayer en Rivera que la devolución de cinco contenedores con carne vacuna efectuada por el Servicio de Inspección de Alimentos de Estados Unidos (Food Safety Inspection Service), tras detectarse restos de un garrapaticida en embarques de frigorífico PUL, "no implica riesgo alguno de perder ese mercado, pues no es algo repetitivo ni hubo problemas de intoxicación".

Además, dijo que "se trata de resolver un problema puntual que apareció, como puede suceder cuando uno come un churrasco con huevos fritos la noche anterior al análisis del colesterol", explicó.

El problema surgió el jueves pasado y un día después, la División de Industria Animal del MGAP decidió suspender preventivamente la certificación oficial de embarques a Estados Unidos a la planta involucrada, a la vez que se puso en marcha una investigación interna —el frigorífico hizo lo mismo— para determinar cómo se originó el problema.

Aguerre aseguró que "se trata de resolver un problema puntual de un frigorífico y, como país serio, debimos actuar rápido y preventivamente suspendiendo la certificación de esa planta industrial".

Uruguay mantiene una cuota cárnica anual con Estados Unidos de 20.000 toneladas, por la que paga un 24,6% de arancel, pero en años puntuales para la industria incluso es negocio exportar una vez agotado el cupo y pagando un tributo mucho más alto.

El titular del MGAP sostuvo que "es habitual que los servicios sanitarios de los países de destino realicen análisis por muestreo", buscando residuos biológicos que tienen prohibidos en sus legislaciones.

En el caso de Estados Unidos, hace bastante tiempo que ese país afinó los controles sobre los embarques de carne y Uruguay aplica un sistema de equivalencias que garantiza la inocuidad de la carne exportada.

"Lo que sucedió en este caso, es que cinco contenedores contenían trazas (residuos) de un producto que no se usa en Estados Unidos desde 2008, pero que está legalmente registrado en Uruguay", subrayó en declaraciones a Presidencia después del Consejo de Ministros abierto que se realizó ayer en Rivera.

Aguerre aclaró también que "no es tan sencillo encontrar el origen del problema" y por eso se decidió suspender preventivamente el certificado al frigorífico.

Estimó que "la contaminación pudo haber ocurrido por accidente o por no respetar el tiempo de espera que esa sustancia (un garrapaticida mal utilizado por un productor) que genera efecto antiparasitario, necesita para ser metabolizada por el organismo del animal".

Fue un año muy particular en cuanto a la incidencia de la garrapata sobre el rodeo bovino y en los departamentos del norte del país el parásito apretó bastante, obligando a los productores a incrementar los tratamientos.

El rastro encontrado por la agencia de inspección de alimentos de Estados Unidos es Ethion, producto que forma parte de los garrapaticidas y algunos mosquicidas habitualmente utilizados en el campo.

Lo cierto es que hay en el mercado productos con la misma eficacia que tienen tiempo de espera cero y el ganado puede, aunque esté tratado, embarcarse inmediatamente a frigorífico o remitir la leche a las plantas, sin que afecta la salud de los consumidores.

Desde la cartera de Ganadería se apuntará a la concientización de los productores sobre el mal uso de los específicos veterinarios para evitar riesgos en los mercados y evitar parásitos resistentes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)