AUMENTO

Alza del dólar hace subir $ 10 por kilo la carne bovina en el abasto desde mañana

Pulpas desosadas, nacionales e importadas ajustan $ 15 por kilo

Carnicería. Foto: AFP
Carnicería. Foto: AFP

Sube la carne bovina destinada al abasto interno siguiendo la tendencia del precio del dólar. La industria frigorífica, en su totalidad, decidió ajustar entre 7% y 8% por kilo el precio de la carne bovina, tanto con hueso como la desosada a partir de mañana.

Según un sondeo realizado por El País la mayoría de los frigoríficos ajustarán $ 10 por kilo la carne con hueso, $ 10 las menudencias y $ 15 por kilo en el caso de las pulpas desosadas, tanto las nacionales, como las importadas desde Brasil, donde el valor del dólar también está subiendo. A todo eso se suma un ajuste de $ 10 por kilo en el precio del cerdo.

¿Por qué sigue la tendencia del dólar?. Precisamente porque el ganado, principal insumo de la industria frigorífica se paga en dólares, al igual que la carne importada que entra desde Brasil (incluida la de cerdo).

A su vez, la tendencia es que la carne bovina importada que llega del vecino país siga subiendo, tanto por el fortalecimiento de la moneda estadounidense en el mundo, como por la caída de la oferta en Brasil. Esos cortes, en su mayoría procedentes de razas británicas y procesados en frigoríficos exportadores de Rio Grande do Sul, se venden en el abasto por debajo del precio de la carne uruguaya y ayudan a atenuar las subas.

El año pasado la carne vacuna en el abasto tuvo varias subas, pero posteriormente también mostró algunas rebajas a lo largo del año. En 2019 se hizo sentir el efecto de China, que armó grandes stock con cortes de Uruguay y toda la región, generando una demanda extraordinaria y una suba abrupta de precios. En caso de Uruguay también se sumó una oferta de ganado menor que incidió en los ajustes al alza de los precios.

Ahora China recién comienza a reactivarse lentamente, con un avance del coronavirus que parece irse atenuando en Asia, pero el dólar sigue subiendo en la región y el mundo.

“El consumo de carne bovina había repuntado durante el verano, pero ahora se está notando una caída”, confirmó a El País Jorge López, director de Abasto Santa Clara. En diciembre cuando el precio del asado cayó $ 40 por kilo se notó el mayor consumo de este corte en el mercado interno, contó el empresario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error