CARNE

Frigoríficos apuestan a China buscando recuperar los precios

La semana próxima comienza SIAL, la feria alimentaria más grande de Asia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Frigoríficos guaraníes exportan a la UE solo 1000 toneladas. Foto: Archivo El País.

Con un real en el entorno de 3,45 por dólar que encarece la carne brasileña, los frigoríficos uruguayos se vuelcan a la feria SIAL China buscando mejorar el posicionamiento de las carnes uruguayas y las menudencias que vuelcan en ese destino.

La feria se desarrollará desde el próximo martes y hasta el jueves en Shanghai y es la principal de Asia en el rubro alimentos, conquistando la presencia de compradores y vendedores de todo el mundo.

China continúa siendo el principal destino para las carnes uruguayas y las menudencias, pero además permite el ingreso de cortes con hueso, lo que le posibilita a la industria bajar costos, porque se ahorra el desosado y a su vez, valoriza más la mercadería. Es un mercado muy especial y por eso la mayoría de los industriales uruguayos se vuelcan a esta feria, apuntalados por el Instituto Nacional de Carnes (INAC), que promociona las carnes uruguayas en este mercado desde 2004 y cuyo pabellón es referencia.

Las ventas de carne uruguaya y menudencias a China se enlentecieron en el último trimestre de 2015 y el primer trimestre de 2016, porque Brasil estuvo más agresivo en ese mercado, incluso saliendo a vender sus productos por debajo de los precios que ofrecían los exportadores uruguayos.

"China es el mercado más importante en volumen. Vamos a tratar de buscar colocación para todos los productos y ver si nos permite presionar los valores al alza, por lo menos un poquito, que es lo que el complejo cárnico hoy está necesitando", aseguró a El País Eduardo Urgal, director de Frigorífico Matadero Pando (Ontilcor S.A.), previo a su partida hacia ese país.

La suba del real en Brasil le permite a los frigoríficos uruguayos ser un poquito más competitivos en China, por lo menos en productos como trimming (recortes del desosado) y cortes de la rueda (cortes del delantero).

Urgal y otros exportadores consultados aseguraron que Brasil se hizo sentir bastante desde antes de finales de 2015, manejando precios entre 20% y 30% por debajo de los ofrecidos por Uruguay y eso le posibilitó vender mucha carne. En ese entonces la relación cambiaría era de 4,15 reales por cada dólar; hoy esa relación cambió y eso le brinda una mejor competitividad a Uruguay para recuperar precios en China o por lo menos, le hace mantener la esperanza de recuperarlos.

Pero, más allá de buscar hacer nuevos negocios, SIAL China, al igual que otras ferias, "es la oportunidad para reunirse con clientes, sondear el mercado y buscar nuevos potenciales compradores", admitió a El País Jorge González, director de Solís Meat Uruguay. (Ersinal S.A.). El empresario también viaja a China con la esperanza de poder recuperar precio en un mercado de alto potencial.

A su vez, la delegación oficial del INAC, estará encabezada por el presidente Federico Stanham, representando a la industria va el titular de la Cámara de la Industria Frigorífica, Alberto González y Guillermo Vila por los productores.

Desafios.

Entre los principales desafíos, la industria frigorífica uruguaya marca "mejorar la competitividad" frente a Brasil que desde el año pasado logra entrar por el canal formal —antes lo hacía el denominado canal gris para la carne sin origen— y también de Argentina. A eso hay que sumarle otro competidor fuerte como Australia, que tiene un acuerdo comercial con China y entra con menores aranceles, tiene costos menores y vuelca volumen desplazando a Uruguay. Aún así, el mercado es tan grande que hay lugar para todos. "En China tenemos un acceso privilegiado y eso vale mucho", sostiene Urgal.

A su vez, el director de Solís Meat Uruguay, Jorge González, señaló entre las metas futuras "poder entrar con más cortes finos, porque Uruguay no ha encontrado el cliente adecuado para ese nicho".

La gran meta para los frigoríficos uruguayos, es marcar un mayor crecimiento en ese mercado, desarrollando productos directos para el consumo, porcionados o envasados, pero adaptados a los consumidores de China e incluso con la posibilidad de entrar a góndolas.

La meta es poder volver a colocar mondongos.

Una de las mayores metas de Uruguay es poder volver exportar a China los mondongos (el estómago de los rumiantes) porque es su principal mercado y el que más paga por ese producto tan valorado en los platos de la culinaria china. El ingreso se mantiene cerrado desde hace varios años y la industria tuvo que salir a volcarlo en destinos alternativos que no pagan los precios de China, ni tampoco demandan volúmenes tan altos.

Lo cierto es que hace mucho tiempo que se viene negociando el reingreso de ese producto entre las autoridades sanitarias sin mayor éxito y parece estar poco claro por qué se cerró la puerta.

Pero más allá de eso, China es un buen mercado para todas las vísceras —bovinas y ovinas— y también para algunos tendones que son muy buscados y bastante bien valorizados. La dieta de los chinos se está occidentalizando cada vez más y en la medida que va creciendo su poder adquisitivo van incorporando mayor volumen de proteínas de origen animal en su dieta. La carne vacuna y en lo que va del año Uruguay colocó 53.732 toneladas peso canal por US$ 176.008.000.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)